Domingo 23 de noviembre de 2003
  |  
Política
Comenzó el escrutinio en Entre Ríos
El peronista Jorge Busti, con el apoyo de Kirchner, y el radical Sergio Varisco aparecen con mayores posibilidades de llegar a la gobernación. A pesar de la tensión por denuncias cruzadas entre el PJ y la UCR, no hubo incidentes.

L

a elección a gobernador en Entre Ríos, la última de esas características de este año, entró en su recta final. Hace instantes cerraron las mesas y comenzó un escrutinio que promete paridad entre el justicialista Jorge Busti -con el apoyo del presidente Kirchner- y el radical Sergio Varisco, quienes pelearon cabeza a cabeza en los sondeos previos.

Entre ellos seguramente saldrá el sucesor de Sergio Montiel en la jefatura provincial. El peronista disidente Emilio Martínez Garbino apareció en los últimos días bastante más abajo en los indicadores de intención de voto y sus chances parecen ser remotas.

Los comicios se desarrollaron con tranquilidad, a pesar de que las semanas previas dejaron denuncias por atentados y manipulación de encuestas. "Sólo ha habido denuncias de los inconvenientes propios de la inexperiencia de algunas autoridades de mesa, que se encuadran en los parámetros normales", sostuvo el secretario electoral Gustavo Zonis minutos antes de las 18.

Entre Ríos es una de las pocas provincias en las que no hay reelección. Desde el regreso de la democracia, peronistas y radicales se alternaron en el poder. Montiel gobernó entre 1983 y 1987 y regresó en 1999 con la Alianza. Busti irá por su tercer mandato ya que fue gobernador entre 1987-1991 y 1995-1999.

Esta vez, ninguno de los tres protagonistas hizo hincapié en su pertenencia partidaria. Busti prefirió mostrarse como el candidato del Presidente. Varisco —intendente de Paraná— tomó distancia de Montiel y no usó los símbolos de la UCR. Martínez Garbino —intendente de Gualeguaychú— jugó por afuera del PJ y tuvo el apoyo de Elisa Carrió y el socialista Hermes Binner.

El respaldo presidencial fue un tema central de la campaña. Kirchner no viajó para respaldar a Busti pero envió a varios de sus ministros y a su esposa, Cristina. Varisco se cansó de repetir que el discurso presidencial "tiene más que ver conmigo que con Busti". Martínez Garbino buscó sin éxito la bendición presidencial.

Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Libertad productora SRL no tiene responsabilidad alguna por comentarios de terceros.Los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente.
INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina. Reglamento
Comentarios