Sábado 24 de abril de 2004
  |  
Política
Agmer se retiró de la mesa de dialogo
Se abren dudas respecto de la continuidad del diálogo entre el Gobierno y el principal gremio del sector docente. La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) dio el primer paso de cara al congreso sindical del próximo viernes, en Ro...

E

n función de eso, planteó directamente un pedido de audiencia con el gobernador Jorge Busti a quien presentarán directamente el reclamo de recomposición del básico actual, que está en 204 pesos.

En el último encuentro de la mesa de diálogo, un espacio que creó el Gobierno para debatir las reformas educativas y la estructura del salario de los maestros, dos de los cuatro gremios del sector llevaron sendas propuestas de recomposición de sueldos —además de Agmer también lo hizo la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET)— y la respuesta que consiguieron del Consejo General de Educación (CGE) es que el tema lo resolverá, en un plazo no especificado, el Ministerio de Economía.

En realidad, el 1º de marzo último, el CGE puso a la firma un acta acuerdo para conformar una comisión de estudio y análisis de la estructura del salario de los docentes, aunque sólo consiguió la rúbrica de los representantes de AMET, la Unión Docentes Argentinos (UDA) y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop); Agmer, en cambio, lo rechazó. Ese comité se fijó un plazo de actuación de 90 días, de los cuales ya se cumple casi un tercio sin que todavía se haya iniciado alguna discusión.

“Lo que vemos es que esta mesa no es de diálogo en materia salarial porque es una conversación de sordos. Agmer llevó una propuesta pero se encontró con el hecho de que el Gobierno no aporta nada. Es más: en la última reunión del miércoles ni siquiera estuvieron todos los representantes políticos del Consejo de Educación, lo que demuestra que ése no es el ámbito. Por eso decimos que la discusión salarial no puede darse en ese ámbito, por lo tanto recurrimos al Gobernador. Queremos discutir el salario directamente con el Gobernador”, dijo Gabriel Perotti, secretario gremial de Agmer.

El dirigente dijo que los pasos en materia de reforma educativa que viene dando el Consejo de Educación, como la pretensión de incorporar a los padres a los niveles de conducción de la educación, “ponen en riesgo nuestra continuidad en esa mesa de diálogo. Pero como nuestra presencia y participación está avalada por un congreso gremial, será el congreso de Rosario del Tala, del 30 de abril, el que defina si seguimos o nos vamos”. Aunque adelantó que “las expectativas que teníamos en un principio respecto de la mesa de diálogo, hoy ya no están”.

Aún con las dudas que se abren ahora respecto de cómo continuará el diálogo entre Agmer y el Gobierno, el gremio ya adelantó cuáles son sus pretensiones en materia salarial para los 32 mil docentes entrerrianos, y lo hizo en el marco de la mesa de diálogo que conformó el Gobierno a principios de marzo último. El pedido de los maestros apunta a conseguir un básico para un cargo inicial de 400 pesos —ese monto actualmente se ubica en los 204 pesos— y para alcanzar ese objetivo se han planteado dos caminos.

Por un lado, el “blanqueo” de los códigos en negro, que reportaría unos 58 pesos al básico más la incorporación de los fondos nacionales del Incentivo Docente, otros 135 pesos. De ese modo, se alcanzaría un básico para un maestro inicial de 399 pesos.

Una segunda alternativa de Agmer busca conseguir que la provincia otorgue a los agentes públicos los 200 pesos de aumento que ya consiguieron los trabajadores del sector privado, un pedido que motorizó a nivel nacional tanto la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) como la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).

La secretaria general de Agmer, Marta Madoz, subrayó que el “planteo de máxima” es lograr que ningún salario docente esté por debajo de los 700 pesos, que es el valor de la canasta básica que mide la línea de pobreza, aunque a la vez se mostró partidaria que iniciar una “discusión real” en función de las posibilidades financieras de la provincia.

“El pedido de máxima es que ningún sueldo esté por debajo del valor de la canasta alimentaria, de 700 pesos, que en realidad es lo que hoy se necesita para vivir dignamente. Pero a la vez sabemos que para alcanzar ese monto, hay que multiplicar el salario por un 300 %. Es decir, no sólo lo que el Gobierno destina a la masa salarial, sino que también se elevaría a un 300 % lo que corresponde a cargas sociales”, señaló Madoz.

En ese sentido, admitió que el camino a seguir “será más real”, y por eso señaló que la alternativa que se maneja es hacer un pedido de recomposición salarial que sea viable en la provincia. “De lo que estamos seguros es que así como están las condiciones no se puede seguir. Los 360 pesos que el Gobierno otorgó como mínimo de bolsillo para el 30 % de los docentes es una medida injusta, porque quebró el escalafón salarial. Lo que buscamos es que sea una suma justa, en blanco, que se incorpore al básico y que permita una evolución escalonada para el maestro inicial, el cargo directivo y el de supervisor”, puntualizó.

Desde Agmer plantearon, además, una propuesta respecto de cómo hacer para conseguir los recursos necesarios para otorgar una actualización salarial, y al respecto manejan la hipótesis de pedir que el Estado ajuste los controles impositivos sobre aquellos contribuyentes que, pudiendo tributar, evaden o pagan menos de lo que les corresponde. “Cabe iniciar aquí una discusión presupuestaria respecto de cómo se generan los recursos y de qué forma se distribuyen”, apuntó Madoz.

Encuentro clave

Agmer convocó para el viernes 30 de abril al CXVII Congreso Extraordinario de la entidad, que se llevará a cabo en la Escuela Nº 1 Onésimo Leguizamón, de la ciudad de Rosario del Tala (Sáenz Peña 366), a las 8.30 hs.

En la oportunidad, se tratará el siguiente orden del día: lectura del acta anterior, informe de gestión, análisis de la situación nacional y provincial, y plan de acción. El congreso, clave de cara a las negociaciones que se mantienen con el Gobierno, analizará entre las alternativas la continuidad o no del gremio en el seno de la mesa de diálogo y no se descarta que de allí surja un plan de acción “escalonado” que también podría contener la realización de un paro de actividades, tal como ocurrió el 8 de marzo último, día de la apertura oficial de las clases.

Por su parte, la diputada Beatriz Montaldo, del Nuevo Espacio, presentó en la Cámara Baja un proyecto de ley de constitución de una paritaria para la discusión salarial de los docentes. La idea de la legisladora es darle otro cariz a la mesa de diálogo que el CGE creó en febrero último, y darle “carácter permanente a su funcionamiento y vinculante a sus decisiones, de manera que no sea una comisión más que no haga más que volver dilatorias las reglamentaciones”.

La propuesta es que en la paritaria estén representados el Estado y los representantes sindicales, aunque de acuerdo a su nivel de afiliación. Así, el sindicato que tenga hasta mil afiliados, tendrá un referente; hasta 5 mil, dos representantes, añadiéndose uno más cada 5 mil afiliados. El proyecto de ley señala que las decisiones que se tomen en ese seno “tendrá carácter vinculante y la decisión debe ser de aplicación inmediata” por el Consejo de Educación.

Fuente: El Diario

Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Libertad productora SRL no tiene responsabilidad alguna por comentarios de terceros.Los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente.
INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina. Reglamento
Comentarios