Miércoles 28 de abril de 2004
  |  
Política
Estiman que hay unos 500 remises ilegales en Paraná
Se trata de los vehículos de particulares que, con una banda en el parabrisas y sin pertenecer a ninguna empresa, levantan pasajeros. También están los que trabajan en una firma sin tener la habilitación oficial, o la casa no consiguió renovar la ...

A

l menos medio millar de autos que circulan por la ciudad como remises estaría en condiciones de ilegalidad. Esa es la estimación que manejan sectores del transporte y que no descartan las autoridades; aunque desde el Municipio se aclaró que se carece de números certeros y, en consecuencia, se puso en marcha un relevamiento para averiguar la cantidad de unidades, si tienen al día los permisos y el estado técnico de los vehículos.

Una vez que estén listos esos datos —aproximadamente en un mes— el Gobierno decidirá medidas tendientes a organizar el transporte urbano, bastante desordenado hoy día.

Prueba de ese caos son los coches de particulares que aparecen en forma discontinua durante la semana, con una calcomanía en sus parabrisas con el nombre de una supuesta empresa. O aquellos vehículos que pertenecen a una remisera, pero no están debidamente habilitados ante la Comuna; o la firma sigue operando pese a haber caducado la concesión municipal.

Lo cierto es que tanto sectores de taxis, remises y autoridades municipales coinciden en la existencia del problema y en la necesidad de revertirlo.

Sergio González es integrante de la Cámara Paranaense Taximetristas y dijo que, según las estimaciones de esa organización, hay entre 500 y 600 vehículos que trabajan en forma ilegal en la ciudad. “El de los ilegales, es un grave problema y pedimos el control. Nosotros vemos a diario que acá no se controla a nadie; todos los días aparece alguien nuevo transportando pasajeros”, afirmó. “Hay remiseras que tienen a la vista autos ilegales transportando pasajeros, vehículos de cualquier modelo y autos sin patentes que tienen bandas en los parasoles. Otros remises están encubiertos detrás de un coche habilitado”, añadió.

Consultados sobre si hay truchos en su sector, aclaró: “El que circula solo, que no está en un empresa de remises ni en una cooperativa de taxis, es un ilegal que no pertenece a ningún sector”. De todas formas, agregó que habría que analizar la situación de las cooperativas de taxis y a la vez corroborar los vehículos habilitados. Lo mismo le cabría para las empresas de remises. En tanto, la exigencia de ciertos requisitos, como debida identificación del chofer en el interior del vehículo, hacen a la calidad del servicio y a la seguridad del transportado, opinó el dirigente. “Hay un montón de detalles. Acá parece que cualquiera transporta pasajeros. Si son 500 ó 600 personas que hacen nuestra actividad fuera del sistema, nos afecta en lo económico. Nosotros estamos fundidos”, dijo. Para plantear este y otros tantos temas, el sector espera reunirse mañana con funcionarios municipales.

Marcelo Jozami, miembro de la Cámara Paranaense de Remises dijo que “hay un gran número” de vehículos ilegales que se mantiene desde hace tiempo, y evitó dar cifras a raíz de que no han realizado estimaciones recientes. Si bien Jozami explicó que el sector ha tenido que acostumbrarse a convivir con los truchos, sostuvo que se trata de un tema muy importante que tiene gran impacto en el nivel de rentabilidad de las unidades habilitadas. Además, planteó que los ilegales carecen de seguro para transportar pasajeros —un requisito exigido por el Municipio— y el pasajero no tiene dónde reclamar por la calidad del servicio o de la tarifa.

El sistema de remises está regulado por la ordenanza 7635, sancionada en mayo de 1994, un año después que el servicio comenzara en la ciudad. Desde la Cámara se ha reiterado el pedido de reforma de esa norma durante los últimos años, por considerar que “es obsoleta y conlleva innumerables problemas para los choferes y usuarios”.

1.000 AUTOS Ese sería el número aproximado de taxis y remises habilitados —o que lo estuvieron— para trasladar pasajeros en la ciudad. Unos 360 son taxis y más de 700, remises. Si se calcula que por cada coche trabajan dos personas, se concluye que unas 2 mil familias dependen económicamente del oficio. La actividad de los remises comenzó en mayo de 1993, y supo tener 900 autos habilitados.

Reconocimiento oficial

“Sabemos que hay muchos y desde hace bastante”, dijo Luis Zatti, secretario de Servicio, Planificación y Gestión de Desarrollo Municipal al referirse a los coches que incurren en algún grado de ilegalidad. El funcionario estimó que la cantidad de taxis y remises oscilan entre los 800 y 1000. Si bien se mostró reacio a dar cifras hasta tener los resultados de un relevamiento, estimó que sólo un 30 % está en orden. Y aclaró que ese porcentaje no incluye solamente a los truchos, sino a todos aquellos pese a estar habilitados no reúnen los requisitos requeridos. El funcionario destacó que los taxis tienen características propias, y en general están en mejores condiciones. En busca de una solución, adelantó que una posibilidad en estudio es “ampliar la matrícula de taxis”. Y anunció que hace 15 días dispuso la realización de un relevamiento de información actualizada sobre el sector de transporte, que permitirá tener lista en un mes una propuesta para ordenar el servicio de remises y taxis.

El Diario de Paraná

Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Libertad productora SRL no tiene responsabilidad alguna por comentarios de terceros.Los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente.
INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina. Reglamento
Comentarios