Jueves 06 de mayo de 2004
  |  
Política
Murió en Paraná niña con hepatitis A
Falleció en el hospital San Roque de Paraná a causa de edema cerebral, provocado por un cuadro de hepatitis A. Esther Montero era oriunda de Lucas González y había sido derivada desde el hospital Santa Rosa, el martes, luego de que se agravara su ...

L

a niña llegó el lunes por la noche al hospital Santa Rosa con vómitos y allí quedó internada. El martes por la mañana tuvo convulsiones por lo que los médicos decidieron su traslado a Paraná donde llegó con alteración sensoriocomatoso y sangrado digestivo y pulmonar. En el San Roque la atendieron los médicos de la Guardia y el hepatólogo Daniel Berbara.

UNO se comunicó con el Jefe de Terapia del hospital, doctor Enrique Mare, quien confirmó el fallecimiento pero no brindó mayor información al respecto. Desde el hospital de Lucas González los médicos se negaron a dar información debido a que el director, Javier Azcúa, se encuentra fuera de la ciudad. Según indicó Silvia Montero, madre de la niña, a los médicos del San Roque, Esther no estaba inmunizada contra la enfermedad pero recibía controles periódicos en el hospital de la ciudad. Su muerte se hubiese podido evitar de haber sido vacunada al año, según señaló.

Por su parte, la asistente social Beatriz Lencina, a cargo de Acción Social del municipio de Lucas González, señaló a este medio que una semana atrás visitó a Silvia Montero quién le comentó que la niña tenía “un principio de hepatitis” pero la estaba haciendo tratar con los médicos del hospital. “Es una familia de escasos recursos –ella es beneficiaria del Plan Jefes y Jefas de Hogar y trabaja cuatro horas en el costurero, el padre, de apellido Miño, es peón de campo– pero son personas que se ocupan mucho de sus hijos”, aclaró.

La vacuna contra la hepatitis A no es obligatoria ni está incluida en el calendario oficial. Su aplicación al año de edad depende del médico de cabecera. El área de Salud de la Provincia se guía por el consenso de la Sociedad Argentina de Pediatría que, basado en las estadísticas –sólo 1% de los casos de hepatitis A es fulminante– recomienda vacunar solamente en caso de brotes. Este argumento es el que se utiliza para no considerar imprescindible la vacunación obligatoria y gratuita, aunque para prevenir casos como el de Esther Montero el ideal sería vacunar a los niños de un año de edad y extender la vacunación a franjas etarias escolarizadas –en los niveles primario y secundario– en dos dosis, con seis meses de diferencia entre una y otra.

Antes de conocerse el fallecimiento de Esther Montero diputados provinciales del Bloque UCR pidieron que se declare la emergencia sanitaria en la provincia.(UNO)

Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Libertad productora SRL no tiene responsabilidad alguna por comentarios de terceros.Los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente.
INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina. Reglamento
Comentarios