Miércoles 22 de septiembre de 2004
  |  
Política
Ghiano podría convertirse en el nuevo presidente de la UCR
El plazo para presentar candidaturas vence el 6 de octubre —un mes antes de la elección prevista para el 7 de noviembre— y lo cierto es que hay sólo un candidato lanzado oficialmente para presidir el Comité Provincial. Se trata del ex senador Juan...

A

15 días del cierre de listas, se empezó a vislumbrar la posibilidad de que no haya internas para renovar cargos partidarios. Ghiano llegaría solo a la elección encabezando un comité que integre a otros sectores. Sin embargo, hay quienes aseguran que este escenario es sólo parte de mensajes cruzados entre Varisco y Rogel.

Enfrente de este espacio están todos los otros sectores que aún no han plasmado sus listas: Causa Radical, de Sergio Varisco; Radicalismo para Todos, de Fabián Rogel; y diferentes expresiones del oficialismo partidario y el montielismo que, por lo que se sabe, sólo aspiraría a una participación menor que no incluya a quienes cargan más pesadamente con el costo político de la gestión anterior.

Todavía hay tiempo para que todos estos grupos conformen un espacio común sustentado en la consigna de la unidad de sectores internos, aun con “premios y castigos”. Los que suelen poner de manifiesto este discurso son, en igual medida, Rogel y Varisco, sea en palcos distintos o compartidos.

Lo cierto es que al día de hoy está clara y definida la propuesta de Ghiano, a la espera de acumular lo que más se pueda de acá al 7 de noviembre. Mientras tanto el oficialismo partidario (encarnado por Sergio Montiel, Arturo Vera, Alberto Rotman, entre otros) no muestra estrategia alguna —o al menos una estrategia homogénea—. En cambio, sí tienen claras pretensiones de disputar la conducción partidaria tanto Varisco como Rogel que intentan una alianza que no se cristaliza por cuanto nadie cede el protagonismo.

Vale un repaso. Tres dirigentes (candidatos) en el tablero: Ghiano, Varisco, Rogel. Ghiano sigue su curso a todo o nada de acá a noviembre; Varisco y Rogel comparten consignas y algún que otro palco, pero se miran de reojo a la espera de que alguno de los dos desista de la pelea y sume en favor del otro. Tanto para el diputado como para el ex Intendente, después de saldar el frente interno, la meta es ir por Ghiano y promover una lista de consenso que evite las urnas.

Estos serían los escenarios según publica El Diario:

1) Cede Rogel en la tensión con Varisco. El ex Intendente sería candidato a presidir el partido con el aval del diputado. Buscaría el apoyo de “lo más presentable” del oficialismo partidario y enfrentaría a Ghiano, siempre y cuando no sea posible sumarlo al pretendido proyecto de unidad partidaria. Para algunos, este tablero es el que más se aproxima a lo que sucederá, finalmente, una hora antes del cierre de listas.

2) Cede Varisco, alternativa que algunos especulan que sería posible después de que la justicia lo procesó el viernes por el accidente en el que perdió la vida la concejal Mercedes Lescano. Antes de esa fecha, si bien su grupo en Paraná estaba seriamente erosionado, el ex Intendente no estaba dispuesto a dar el brazo a torcer.

Los que le dan a la situación procesal de Varisco una influencia importante en su actuación política, imaginan que podría apoyar a Rogel, o desensillar hasta la elección general del año próximo para diputados nacionales. Si esto sucediera así, Rogel iría a buscar un acuerdo con Ghiano para evitar la interna o lo enfrentaría, siempre y cuando Varisco lo acompañe.

3) El tercer escenario es el que surge recién ahora como horizonte posible: Rogel y Varisco no llegan a un acuerdo; Varisco dilata el lanzamiento de su candidatura; Rogel, mientras tanto, apostaría a Ghiano proponiéndole encabezar una lista que exprese en los 21 cargos a diferentes sectores internos. Por estas horas, el grupo de Ghiano abre el paraguas, mira con desconfianza pero calcula cuánto está dispuesto a ceder.

Este tercer esquema, pese a insinuarse como posible por algunos dirigentes, también tiene sus firmes detractores: aseguran que se trata de una verdad a medias, que más bien es una puesta en escena y un mensaje para el grupo de Varisco. Los detractores agregan que el interior de la provincia es “tierra de nadie” y que Varisco es el dirigente que más adhesiones podría cosechar, pese a su situación procesal y al resquemor que en muchos hombres del radicalismo generan sus dificultades para cerrar alianzas, respetarlas y consolidarlas.

Con cualquiera de los escenarios plasmados en la realidad, las cuestiones que serán responsabilidad de la próxima gestión no son menores. La nueva conducción deberá enfrentarse con dificultades importantes: en primer lugar, debe iniciar una etapa de reconstrucción del partido centenario que, literalmente, implica reabrir las puertas de los comité departamentales. Por otro lado, se trata de un partido que ya no cuenta con los fondos con los que contaba hasta hace un año con el radicalismo en el poder del Estado provincial y en buena parte de las intendencias.

Por último, debe hacerse cargo de la elección del año próximo, instancia difícil para la UCR, obligada a retener al menos el caudal electoral de los comicios generales de noviembre de 2003.

A la vez que es una tarea titánica en el actual orden de cosas, la nueva gestión partidaria no tendrá el “beneficio” de ser protagonista en la elección más importante, la del recambio institucional de 2007.

Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Libertad productora SRL no tiene responsabilidad alguna por comentarios de terceros.Los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente.
INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina. Reglamento
Comentarios