Jueves 30 de septiembre de 2004
  |  
Política
Maulión: “Estamos ante una violencia que amenaza”
Dijo que “la vida está amenazada de muerte”, y ante eso instó a dejar de lado “intereses sectoriales, y sobre todo, enfrentamientos”. Reclamó un esfuerzo para superar “toda esta violencia que es injusta”, y el &...

E

l arzobispo de Paraná, Mario Luis Bautista Maulión, dijo que la sociedad está hoy frente a una clara lucha entre el bien y el mal, y que el mundo de hoy es, para muchos, una verdadera “amenaza”, cuya expresión más cabal es la masacre ocurrida anteayer en una escuela secundaria de Carmen de Patagones, en la provincia de Buenos Aires, donde un chico de 15 años mató a tres compañeros e hirió a otros cinco.

Lo afirmó en la homilía que pronunció durante la misa en honor a San Miguel Arcángel, patrono de Entre Ríos, que se desarrolló al aire libre, frente a la Parroquia San Miguel y ante la presencia de un importante número de fieles. En ese ámbito, el arzobispo Maulión recordó que el de la víspera fue un día en el “que nuestro país sufre este sacudón tan escandaloso de muertes de inocentes y muertes absurdas, de una violencia que no se explica”.

“Pero aún en esto que nos sacude a todos, que también nos toca de cerca por hechos que están ocurriendo y han ocurrido entre nosotros, también en esto tenemos que saber que hay una lucha, y que en esa lucha nosotros no somos ni podemos ser indiferentes”, subrayó el prelado ante la feligresía que, antes de la misa, participó de la procesión, y entre la que había varias ausencias. A excepción del intendente Julio Solanas y su esposa, Sandra López, hubo un notorio vacío de representantes del Ejecutivo provincial, de la Legislatura, el Poder Judicial y de la Jefatura de Policía.

Maulión recordó que la figura de San Miguel —un santo que los entrerrianos eligieron como su patrono en una votación histórica que tuvo lugar en el año 1825— “está asociada a la lucha del bien contra el mal”, y que esa lucha, aquí y ahora continúa, y “se da en el corazón de cada hombre, es una lucha que se da en el ambiente humano, también en la sociedad”, y añadió: “El mal se mete en el corazón del hombre, en la familia, en la sociedad, y entonces la armonía se pierde, y lamentablemente se concreta en división, en mentiras, en envidias, en agresión”.

Más adelante, puntualizó que “la vida está amenazada de muerte”, y dijo que esa amenaza cobra distintas formas, y refiriéndose al puñado de 60 chicos que ayer tomaron su primera Comunión, subrayó que “por desgracia, también para ellos, el mundo de hoy, nuestro mundo, el mundo que hemos contribuido a hacer, es una amenaza. También hacia ellos se está dando esta lucha entre el bien y el mal, y en este día de fiesta, es un día que nuestro país sufre este sacudón tan escandaloso de muertes de inocentes y muertes absurdas, de una violencia que no se explica”.

El prelado aseveró que “aún en esto que nos sacude a todos, que también nos toca de cerca por hechos que están ocurriendo y han ocurrido entre nosotros, también en esto tenemos que saber que hay una lucha, y que en esa lucha no somos ni podemos ser indiferentes. Cuando ocurren desgracias, cuando ocurren tragedias, espontáneamente buscamos explicaciones, algunas pretenden ser científicas, buscamos y asignamos responsabilidades, y generalmente las responsabilidades están en otros. Nos sentimos como afuera del problema”.

En ese orden de ideas, dijo que “en todo esto que nos pasa en nuestra patria, no nos preguntamos qué es lo que hicimos y si no hemos contribuido a que esto avance. Sobre todo, qué es lo que yo tengo que hacer. Cada uno de nosotros, en nuestra propia vida, en la función que nos toque estar, somos responsables de trabajar en una recuperación social, de buscar un verdadero bien común, que supere y que descarte intereses sectoriales, y sobre todo, enfrentamientos”.

Maulión afirmó que “cuando tenemos una violencia que amenaza es cuando más necesitamos tener un corazón que busque reconciliar, que busque hacer la paz, que busque defender la vida. No podemos alegremente continuar como si nada pasara, pensando que esto es de otros. Lo digo como creyente. Se los digo a ustedes creyentes. Tenemos en nuestras manos hacer un aporte para superar toda esta violencia que es injusta, todo este escándalo que daña sobre todo a los corazones más inocentes, todos estos abusos que son peores cuando se ejercen sobre niños, sobre adolescentes”.

“Nosotros tenemos que buscar cómo revertir esto, y debemos pedirle a Dios que nos ilumine, que llegue al corazón de los responsables, y todos somos responsables, para encontrar el camino de la vida, el camino de la solidaridad, de hacer una familia sólida, de hacer una sociedad realmente de hermanos. No podemos resolver todo, pero sí tenemos que aportar cada uno lo nuestro para que el bien común sea bien común, para que la justicia sea no sólo dar a cada uno lo suyo, sino dar a cada uno lo que necesita. y para que esto se transforme en una verdadera familia humana”.

Maulión instó finalmente a no ser “indiferentes”, y les pidió a los católicos ser responsables “de hacer que nuestra sociedad vaya integrando a todos, y vaya recuperando el sentido de la paz y la fraternidad”.

Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Libertad productora SRL no tiene responsabilidad alguna por comentarios de terceros.Los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente.
INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina. Reglamento
Comentarios