Domingo 15 de enero de 2006
  |  
Política
El ARI volvería a comulgar con la UCR
El ARI de Entre Ríos está de acuerdo con la propuesta que impulsa el Comité Nacional de la UCR de avanzar en un polo socialdemócrata que en las elecciones de 2007 enfrente al kichnerismo en todo el país. “Desde el ARI somos partidarios de tr...

Nosotros creemos que la Unión Cívica Radical es un partido que tiene que ser parte de un espacio alternativo en Argentina y Entre Ríos, siempre y cuando asuma su responsabilidad en la crisis por la que atraviesa la provincia y el país”, continuó el dirigente.

Zacarías cree que la UCR “tiene muchos hombres valiosos con los que se puede conversar”. Para que quede un poco más claro, mencionó a Rodolfo Parente, Gustavo Cusinato, Juan Colobig, Fabián Rogel, Eduardo Solari y Carlos Cecco. Es decir, evitó los nombres de Sergio Varisco y de Sergio Montiel. El primero es el actual presidente de la UCR y el segundo aspira a conducirla en las internas de este año.

—¿Se puede imaginar un acuerdo con una UCR conducida por el ex gobernador Sergio Montiel?

—No creo que Montiel se imagine una alianza con nosotros. Ha tenido otra idea de alianza, que ya quedó demostrada en 1999 —contestó Zacarías.

CHILE. La propuesta del Polo Socialdemócrata surgió de la nueva conducción nacional de la UCR que desde diciembre encabezan Roberto Iglesias y Margarita Stolbizer y que, por Entre Ríos, integra el diputado provincial Eduardo Solari. Lo primero que pretenden quienes simpatizan con esta idea es subrayar que no están hablando de una nueva alianza “anti”, como la de 1999, con Néstor Kirchner ocupando el lugar aglutinante que ocupó entonces Carlos Menem. De allí que se ponga el acento en alcanzar un acuerdo programático este mismo año a fin de evitar que todo se reduzca a una mera sociedad electoral cerrada sobre los plazos del cronograma para los comicios de octubre de 2007. La novedad ahora es que se referencian en el modelo de la Concertación Democrática de Chile, la coalición de centro izquierda que controla el poder en el país trasandino desde la reinstauración democrática de 1990. Lo que rescatan de la experiencia chilena es el carácter ideológico y programático de la Concertación, con acuerdos a largo plazo para resolver el siempre espinoso asunto de las candidaturas, asegurando en el tiempo una rotación de figuras y partidos.

ARGENTINA. En el caso argentino, quienes impulsan esta idea creen que en primer término el que debería resignar la principal candidatura es el radicalismo. A pesar de que en un hipotético acuerdo con el ARI y el socialismo, la UCR sigue siendo por lejos la fuerza con mayor estructura y presencia en todo el país, el centenario partido carece de liderazgos importantes y carga con un fuerte descrédito en la sociedad por la reciente experiencia de Fernando de la Rúa en el poder. Si se agrega que el líder del socialismo, Hermes Binner, aspira a gobernar Santa Fe, no caben dudas de que, objetivamente, es Carrió quien está en mejores condiciones de liderar electoralmente una propuesta de este tipo. La apuesta del ARI es llegar al ballottage con Kirchner. Sólo puede lograrlo con los votos radicales.

La apuesta de la UCR es recuperarse de la crisis y el Polo Socialdemócrata con nuevos rostros en la conducción es para un sector de la dirigencia radical la vía más rápida y efectiva.

ENTRE RÍOS. ¿Cómo se traslada este esquema a la provincia? Si a la UCR le toca esperar en el próximo turno electoral, el candidato a gobernador es Emilio Martínez Garbino. Pero ¿no era que el partido de los Martínez Garbino simpatizaba con Kirchner? Eso es lo que, aseguran los impulsores del acuerdo, está cambiando, aunque —explican— por una cuestión de tiempos la dirigencia de Gualeguaychú todavía no lo admita.

Por lo pronto, el diputado Martínez Garbino ha mostrado un perfil opositor en el Congreso y hasta ahora no hay nada que indique que Kirchner vaya a romper su sociedad política con el gobernador Jorge Busti, es decir, con quien encarna el modo de hacer política que hizo que en 2003 un grupo de dirigentes peronistas rompiera con el PJ para fundar el Nuevo Espacio.

¿Votarían los radicales a Martínez Garbino? Muchos ya lo hicieron en la última elección. Desde su nacimiento, la Concertación restó más votos a la UCR que al PJ.

Todo por hacerse

No es la primera vez que dirigentes de distintas fuerzas políticas coquetean con la posibilidad de un entendimiento. Sin embargo, el fracaso de la Alianza UCR-Frepaso es un buen motivo para observar cautela cada vez que se explora la posibilidad de construir algo nuevo, no sólo en nombres sino especialmente en prácticas políticas.

Esta no es la excepción. Hasta ahora lo único que hay es una idea y, claro, las especulaciones que se cuentan en esta nota. De movida, para que se empiece a impulsar institucionalmente la propuesta de una confluencia hace falta que la UCR de Entre Ríos haga suya la línea bajada por la nueva conducción nacional del partido. Esto es, que se llegue en algún momento del año a un congreso partidario que apruebe la búsqueda de alianzas, pero bajo esta forma de acuerdos programáticos a largo plazo y con estos socios.

Si prende entre la dirigencia, será éste un tema central de la interna para la renovación de autoridades en la UCR que se dará allá por octubre o noviembre. Para la suerte de esta idea será determinante quién gane las elecciones. (El Diario)

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema 
#PENSANDO EN EL 2007
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Libertad productora SRL no tiene responsabilidad alguna por comentarios de terceros.Los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite a través de su cuenta de Facebook o Anónimamente.
INFORME DIGITAL, propiedad de Libertad Productora SRL, se reserva el derecho de eliminar comentarios injuriantes, discriminatorios, contrarios a las leyes, la moral y buenas costumbres de la República Argentina. Reglamento
Comentarios