Opiniones
  |  
Viernes 07 de septiembre de 2018
Sergio Urribarri (*): El remedio del gobierno nacional es peor que la enfermedad

Por estas horas el Premio Nobel Joseph Stiglitz advierte sobre la situación económica de la Argentina y critica las medidas que está tomando el Gobierno Nacional teniendo en cuenta los importantes riesgos que suponen.

Según Stiglitz, la austeridad como remedio que plantea el Gobierno ralentizará la economía y cargará el peso de la crisis sobre los hombros de los argentinos generando altos costos sociales. Por el contrario, el camino debería ser una reestructuración de los vencimientos de la deuda del país aplazando los pagos inmediatos y acordando una quita, tal como negoció Néstor Kirchner después de la crisis de 2001.

Cuando tuve la oportunidad de entrevistarme con él en la Universidad de Columbia en 2014, me dijo que en el mundo actual solo los países desendeudados tienen autonomía real, y consideraba que Argentina lo había logrado por la decisión de Néstor en el año 2005 y continuada por Cristina Fernandez de Kirchner en el año 2010. Hoy esa afirmación adquiere una significación notable y debería ser una premisa para quienes conducen los destinos de nuestro país.

Es absolutamente necesario que el Gobierno Nacional entienda que el modelo que implementó es el que lo condujo a este desastre económico y a este clima de incertidumbre, falta de confianza y temor a la inflación y al default. Un modelo basado, entre otras cosas, en la atracción de capital especulativo con tasas de interés excesivamente altas y en la desregulación del mercado cambiario.

También es necesario que abandone las decisiones improvisadas y a los improvisados, y comience a escuchar a voces más que calificadas como la de Joseph Stiglitz.

(*) Ex gobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados de Entre Ríos.