Opiniones
  |  
Martes 27 de agosto de 2019
Alejandro Bahler (*): Cuando defender a los argentinos se convierte en atacar al patrón

Los medios hegemónicos y especialmente el Grupo Clarín no diferencian la defensa de la gente de lo que no es más que un ataque al patrón FMI.

Tanto en Radio Mitre como en el Diario Clarín de hoy se tituló que Alberto Fernández “acusó” al FMI y al Gobierno de la debacle económica y social que tiene el país, como si el estallido en el que nos encontramos hubiera sido culpa de un extraterrestre o de un mago misterioso.

La tremenda fuga  del  80 por ciento de los capitales recibidos como préstamo tienen dos culpables: el mismísimo Gobierno Nacional, que así lo permitió, y la anuencia de quien efectuó el préstamo de  esos fondos. Es imposible que estos fondos se fugaran de nuestro país sin esta complicidad.

Las pruebas  de los “errores” cometidos por el Gobierno Nacional se encuentran en que ninguno de los parámetros ha sido mejorado luego de los acuerdos concertados con “papá FMI”: la economía real cae un – 1,7 %; la deuda pública subió casi 30 puntos del PBI; el desempleo supera el 10 % y la inflación se disparó al 54%.

Ninguno de los pedidos del FMI se cumplió, pero la plata se fugó….. y para el Grupo Clarín, Alberto Fernández culpó, en un durísimo comunicado, al Gobierno y al Fondo Monetario. La pregunta del millón para estos remadores incansables de lo anti popular es: ¿quién dejó que se fugaran los fondos?

Sin lugar a dudas, veremos remar esta osadía de Alberto Fernández por todos los programas de Canal 13, TN y Radio Mitre, como así también en las redes sociales de todos sus subsidiarios. Después no saben explicar por qué les ganamos por más de 15 puntos de diferencia. Lo que para ellos es una grave acusación, para nosotros es defender a quienes sufren en carne propia la aplicación de recetas que son del siglo pasado. En un país donde se consume el 70% de lo que se produce, ambos genios de la lámpara de “el ladino” no tuvieron mejor idea que dejar de producir atacando al consumo.

Señor Presidente, si usted se cansó de decir a cuanto medio que le rendía pleitesía que bajar la inflación era una estupidez y que era perder el tiempo tener que dedicarse a esa nimiedad, tiene que saber que estupidez se lo está llevando puesto. Usted no sabe nada acerca de lo que piensa el pueblo real, el mismo que no come todos los días, que no accede a los medicamentos. Sí, Señor Presidente, hay hambre en este país que usted y sus amigos empresarios y banqueros han logrado destruir.

Para rematar la jornada, tras su reunión con CONIAGRO el Presidente ratifica el rumbo elegido que ha causado consecuencias como las que hemos enumerado, al decir que “si ganamos, ratificamos este mismo camino”. En resumen, Macri ratifica entonces el hambre, la desocupación, la inflación, la falta de medicamentos y vacunas…lo que conduce, en resumen, a ratificar el certificado de defunción de la República Argentina.

(*) Diputado Provincial - Bloque unipersonal Unión Popular/Frente Renovador