IR A INFORMEDIGITAL.COM.AR
"Los jugadores son ratas"

Sol Pérez reveló qué es lo que más le molestaba de sus ex parejas futbolistas.  

Sol Pérez
Sol Pérez
Sol Pérez
Sol Pérez
Sol Pérez
Sol Pérez
Sol Pérez
Sol Pérez
Sol Perez
Sol Perez

Es una de las mujeres más bellas y deseadas de la Argentina. Sin embargo, a la hora de agasajarla, los hombres en general no se han portado muy bien con ella. Así lo confesó en la pista del Bailando la propia Sol Pérez, quien no tuvo las mejores experiencias a la hora elegir a sus ex parejas futbolistas.

"Realmente cuando saliste con los jugadores de fútbol, por ejemplo, Exequiel Palacios, ¿te hablaba de Aristóteles? Me muero muerto acá", le preguntó Marcelo Tinelli luego de que ella manifestara que le gustaban los hombres que le hablaban de "la filosofía de la vida". "Nos sentábamos y hablábamos de la vida", respondió ella. "De la vida hablamos todos", le indicó el conductor. "No, hablamos de cómo afrontás los problemas, qué es lo que vos querés para tu vida. Hay uno, no voy a decir quién, que me dijo: '¿Qué querés para tu vida? Yo quiero ser millonario'. Y ahí ya te la baja, porque decís: 'No, no puede querer en la vida ser millonario'.

Por ejemplo yo siempre que cumplo años, cruzo las dedos y digo: 'Mis tres deseos son que quiero ser feliz'. Eso abarca todo. Igual tenía un novio muy rata, que para mi cumpleaños me regalaba un vale", expresó la ex chica del clima. "Es que los jugadores de fútbol son medio agarrados, ¿vos lo viviste, o no? ¿Magallán el de Boca era agarrado?", le consultó Tinelli. "Había otro peor que me hacía regalos, uno muy conocido de River en su momento. Prefería que me regalara un chocolate, pero me traía ropa del canje que le daban", confesó ella. "¿Pantaloncitos de fútbol? ¿Bucitos de River?", quiso saber el vicepresidente de San Lorenzo. "No, por ejemplo una calza de mujer de la marca que a ellos los auspiciaba", se sinceró Sol. "Son agarrados, son ratas. Yo invité muchísimo", agregó, para luego contar una anécdota para graficarlo. "Me regalaba vales para una cena y nunca me llevaba a comer. Mamá está de testigo. Yo le decía: 'Decime cuándo y vamos'. Pero él me contestaba que yo no tenía tiempo. Y cuando finalmente íbamos ya se pasaba el vale, entonces lo terminaba pagando yo", concluyó la participante del Bailando, quien, consultada sobre el equipo al que pertenecía el hombre en cuestión, se limitó a decir que jugaba en la B Nacional.