| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Miércoles 26 de septiembre de 2018
Desigual reacción de los gobernadores frente al paro general de ayer (declaraciones del gobernador de Entre Ríos)
GustavoBordet

El cuarto paro general ayer contra Mauricio Macri generó reacciones dispares entre los gobernadores, en un arco que mixturó el pedido a la Casa Rosada de que oiga el mensaje de los trabajadores y pegue un volantazo en la política económica, con la crítica a una huelga considerada "inoportuna" o "poco productiva".

La primera mirada brotó -sobre todo, aunque con matices- de despachos peronistas; la segunda, menos extendida, desde filas de Cambiemos o de justicialistas de fluído diálogo con Balcarce 50.

Al combo de una jornada donde la adhesión de los gremios del transporte a la medida de fuerza de la CTG -con apoyo de las CTA- fue clave que la protesta se haga sentir, se sumó además la intempestiva salida de Luis Caputo del Banco Central, un portazo que fogoneó el reclamo de mandatarios del PJ en pos de un cambio en la gestión económica.

"El trabajador la está pasando muy mal, y cuando se hace un paro uno tiene que entender los motivos", dijo ayer el justicialista entrerriano Gustavo Bordet, además de remarcar que "a veces la puja salarial queda muy atrás de los efectos inflacionarios" y de mostrarse "respetuoso" del derecho a huelga.

Bordet tampoco esquivó -con tono crítico- el paso al costado de Caputo. "Preocupa que haya muchos vaivenes e indefinición en el manejo del Banco Central, que es clave porque le da previsibilidad a las finanzas públicas", dijo. Y apuntó de lleno a la política económica de Macri. "Tiene que haber un cambio claramente, porque no podemos tener tasas de interés a un 50% que desalientan la inversión; hay que salir rápidamente de una coyuntura financiera que hace más rentable lo especulativo que lo productivo", enfatizó, en declaraciones a APF Digital.

En sintonía, el neuquino Omar Gutiérrez (MPN) instó a "respetar estas expresiones, saber escuchar al pueblo". "Hay que estar atentos, tener Estados presentes y activos", aportó el mandatario, quien acordó con sindicatos locales la implementación de guardias para "conectar, transferir, transportar y evacuar la producción del gas" durante el día de ayer.

Otro patagónico de una fuerza con sello provincial, el rionegrino Alberto Weretilneck, dijo "compartir" los "motivos" del paro porque -en línea con la posición de Bordet- "el Gobierno tiene que acertar con una política económica distinta a la que estamos viviendo".

Sin embargo, consideró que la huelga "no es productiva para el país en esta circunstancia, porque el chico que va a clases pierde el día, un comercio que no puede facturar va a tener más inconvenientes, y a aquellos trabajadores que se les descuente el día o su productividad también van a tener perjuicios".

En la previa al paro se había pronunciado también el tucumano peronista Juan Manzur, en clave de respaldo. "A la gente le alcanza cada vez menos; entonces, los representantes de los trabajadores van a ejercer el derecho a la protesta, un derecho constitucional", sentenció, y coincidió en exigir "un cambio en el rumbo económico" porque "en este contexto tendremos más desempleo, aumentará la pobreza y la indigencia, y no habrá quién ponga fondos para una reactivación".

Desde la vereda de Cambiemos, sin embargo, el radical correntino Gustavo Valdés asumió ayer una mirada más dura ante el paro general, al que tildó de "inoportuno".

"Se da en el momento en que el país está por resolver la cuestión del financiamiento, y ésto no ayuda", cuestionó, aunque resaltó que "es también un momento delicado en el que el proceso inflacionario castiga a los que menos tienen, por lo que merece que analicemos y busquemos las soluciones".

Por un carril con tonalidades similares se expresó, en la antesala de la huelga, el peronista salteño Juan Manuel Urtubey, en un posicionamiento desafiante que le valió furibundos cuestionamientos de sectores sindicales.

"No voy a deslegitimar la decisión de la huelga porque les corresponde hacerlo si así lo desean; en lo personal, creo que no aporta mucho en este momento de crisis que vive la Argentina", disparó el mandatario, de buena sintonía con Macri y marcado por su aspiración presidencial.

Uno de los que recogió el guante fue el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo. "A veces parece más el Jefe de Gabinete de Macri que otra cosa", ironizó. 

Por esas horas, el radical cuyano Alfredo Cornejo también había salido a marcar aguas. "Los mendocinos tienen derecho a huelga, pero también tienen derecho a trabajar los que no quieren hacer huelga", enfatizó.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa