| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Lunes 13 de mayo de 2019
Una paliza con claves domésticas y con una diferencia récord (recuerdan triunfo del gobernador de Entre Ríos en las PASO)
Schiaretti

Es el 8,7% del padrón nacional, pero Córdoba hace más ruido que su peso específico. Ocurrió con el determinante 71,51% a Mauricio Macri en el balotaje del 2015 y se repite, cuatro años después, con una victoria peronista explosiva.

La paliza de Juan Schiaretti, que rompió todos los récords -superó los 51,7% de José Manuel De la Sota en 2011, emparejaba los 55 de Eduardo Angeloz en 1983 y sacaba en la noche de este domingo una diferencia récord del que salió segundo en la elección-, es un fenómeno doméstico que se derrama más allá de las fronteras provinciales.

"Un resultado a la santiagueña, a lo Formosa", dijo un opositor por los casi 60 puntos de Schiaretti y por lo que surgirá de eso: el peronismo controlará al menos 52 de 72 bancas de la Legislatura cordobesa.

Dueño único de la victoria, el gobernador blindó su territorio y provincializó la campaña y la elección. Fue una de los factores que explican el score: sobrevoló la grieta Macri-Cristina y se nutrió de los simpatizantes de los dos.

Un dato: en 2015, Schiaretti sacó 39,9% mientras que Eduardo Accastello, con boleta K, juntó 17,2%. Sumados: 58,1%. Este domingo, el gobernador casi calcó ese score como si hubiese acumulado, sin fugas, ambos caudales.

Traducción: Schiaretti se negó a negociar con Cristina -que bajó su boleta- pero se quedó con los votos de Cristina. "La decisión a ayudar a que pierda Macri" fue el mandamiento del cristinismo cordobés.

El presidente, junto a Mario Negri y Ramón Mestre, habita el cielo de los derrotados del 12-M, fecha que será una efeméride patria del cordobesismo. 

Macri no hizo campaña. Más dramático: nadie levantó la bandera de quien tres años y medio atrás fue votado por 3 de 4 cordobeses.

Enfrente, Schiaretti juntó todo el voto panperonista pero se montó sobre el rechazo que genera Macri y explotó la división de la UCR. Cambiemos anotó su séptimo tropiezo consecutivo: siete jugadas, siete perdidas.

El récord negro del 2019 electoral.

¿Puede Schiaretti, montado a su dragón electoral, aventurarse a una apuesta presidencial? A su lado, juran que no: lo sobrevuela el rumor sobre problemas de salud y la presunta voluntad de alimentar la tercera vía pero no ser candidato.

El jerarca cordobés, fundador del PJ Federal, prometió ponerse al hombro la revitalización del espacio. En Córdoba se habla, incluso, de una pronta cumbre con candidatos y gobernadores.

El planeta y el peronismo K, clubes parecidos pero autónomos, abrazaron Córdoba como otra señal de que la unidad panperonista garantiza la victoria y entierra cualquier fantasía de Cambiemos. Vale, al menos, para los PJ que gobiernan.

La reconquista de Schiaretti se suma a los casi 56 puntos de Sergio Uñac en San Juan, los 58,15% de Gustavo Bordet en Entre Ríos. Todas pésimas noticias para la Casa Rosada.

En Córdoba jugó la gestión local -un monumental plan de obras-, la fractura de Cambiemos en dos boletas y un factor repetido: el peso de los oficialismos provinciales que se magnifica cuando se retira, por crisis o concepto, el gobierno nacional.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa