| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Viernes 19 de julio de 2019
Termas: equipaje exprés para un descanso renovador en invierno (ciudades termales entrerrianas)
terma

La experiencia termal es altamente tentadora: relaja, genera una sensación de bienestar y tiene efectos estéticos. Gracias a sus piletas naturales con aguas poderosas, Entre Ríos y Santiago del Estero son dos destinos ideales para renovar la energía. Desde el momento en que se preparan las valijas, el reloj empieza a correr en una dimensión diferente. Entonces, no serán dos días (o tres, si se trata de un fin de semana largo) sino un verdadero paréntesis a la rutina y un encuentro con la naturaleza y el descanso. La tendencia turística es hacer más en menos tiempo y aprovechar las nuevas rutas aéreas y las promociones, como Ahora 12 o Ahora 18, para transformar simples fines de semana en grandes oportunidades de cambiar el aire. Si en vez de ir por tierra, se viaja en avión, se suma un día de descanso. Además, la nueva conectividad hace que se ganen horas y dinero porque ya no es necesario pasar por Buenos Aires para llegar de un punto del país a otro.

Entre termas

Entre Ríos es la provincia argentina con mayor oferta y variedad de propuestas termales. Hay termas en Gualeguaychú, Guaychú, Federación, Colón, Concordia, La Paz, María Grande, San José, Chajarí, Victoria, Basavilbaso, Villaguay, Villa Elisa y Concepción.

A 327 km de la Ciudad de Buenos Aires, Colón es uno de los destinos turísticos más importantes de la provincia, tiene diez kilómetros de playas sobre el río Uruguay y está muy cerca del parque Nacional El Palmar. Esta ciudad tiene un parque termal apto para visitar durante todo el año y un parque acuático, con nueve toboganes de distintas alturas, abierto en vacaciones de invierno, primavera y verano. Las trece piletas termales se nutren del acuífero Guaraní, una de las más importantes reservas de agua dulce del mundo, y se llenan de aguas bicarbonatadas, sódicas y cálcicas (según estudios del Departamento de Ciencias Geológicas FCEM-UBA). La temperatura del agua va entre los 33º y 40º C. Son nueve piletas al aire libre, tres cubiertas, más una pileta octogonal de hidromasajes y un sector exclusivo de relax con ocho camas individuales de hidromasajes; todo enmarcado en una impactante vista panorámica al Río Uruguay y un amplio predio parquizado. El predio está ubicada a diez cuadras del centro de Colón, donde se puede encontrar alojamiento.

En Federación, a 480 kilómetros de CABA, está el primer parque acuático termal del país. El recurso termal surge de una profundidad de 1.268 metros, con un caudal de 450 m3/h y una presión a pozo cerrado de 5,8 kg/cm2. Con 42°C, están clasificadas como aguas hipertermales. El parque de juegos tiene una pileta de olas de 400 metros cuadrados, toboganes que alcanzan los 20 metros de altura y una plaza náutica de 500 metros cuadrados, en la que se encuentra una piscina circular con distintos niveles de profundidad, juegos de agua y toboganes para niños. También hay un área pasiva, donde se agrupan cuatro piletas –con una temperatura de entre 37 y 39°- y otra piscina cubierta con 24 chorros de hidrojet y una temperatura constante de 41º y bancos sumergidos. También hay una pileta adaptada y cuatro sectores para los niños, con profundidades que no superan los 0,70 cm: una pileta en el sector pasivo, otra cubierta y dos espacios reservados en las piletas de mayores dimensiones, uno en la pileta recreativa y otro en la última piscina que se incorporó al parque.

Ciudad termal

Río Hondo, en Santiago del Estero, es el punto en el mapa que reúne la mayor cantidad de pozos termales de Latinoamérica. A 1.100 km de la Ciudad de Buenos Aires, es toda una ciudad termal asentada en catorce napas mesotermales con agua mineromedicinal. Hay una creciente y variada infraestructura hotelera, para todos los presupuestos, y cuenta con la ventaja de tener un aeropuerto internacional, por lo cual las distancias se achican considerablemente y se ganan días de estadía.

Estas aguas termales están originadas en las lluvias del lado este del monte Aconquija, en la vecina provincia de Tucumán. Hay un centro médico de orientación termal para asesorar a los visitantes respecto al correcto uso de las aguas y ofrecer diversas terapias personalizadas. En principio, es increíble el nivel de relajación que genera sumergirse en temperaturas con un promedio de 40 grados, pero que van entre los 30 y los 85 grados, de moderada mineralización, radiactividad y aplicación medicinal. Los efectos son inmediatos: el estrés cede, la mente y el cuerpo se relajan, se afloja el ceño, la sonrisa se dibuja en la cara, se van las contracturas y los dolores musculares y la piel rejuvenece. Por eso, suele decirse que los visitantes se van de allí con un par de años menos. Los lugareños cuentan que los antiguos pobladores y los grandes incas hacían viajes a esta zona por las propiedades curativas del agua.

Pero no todo es traje de baño, batas y ojotas. A tres kilómetros del centro, por la costanera que bordea el Río Dulce desde la ciudad termal hasta la Presa Río Hondo del Dique Frontal, se llega hasta la reserva natural Tara Inti, “Isla de Sol” en lengua Quichua Aymará. Son 24 hectáreas que se recorren a través de 600 metros de pasarelas aéreas de madera de quebracho colorado santiagueño para preservar así los humedales del Parque Chaqueño Seco. Las pasarelas tienen cartelería que indica qué ver y para dónde ir y unen a cuatro miradores desde donde se pueden avistar unas cien especies de aves. En el humedal hay animales anfibios y reptiles; una flora variadísima y restos paleontológicos de la era cuaternaria. Un broche de oro para conectar aún más con la potencia de la naturaleza.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa