| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Jueves 25 de julio de 2019
Macri recorrió Córdoba y cenó con el gobernador Schiaretti, para afianzar los votos que lo hicieron ganar en 2015 (referencia a Entre Ríos)
MacriSchiarettiAwada

Mauricio Macri encadenó un raid de reuniones con productores y recorridas por obras en ciudades de Santa Fe y Córdoba desde el mediodía hasta la caída del sol, y cerró la jornada con una cena con Juan Schiaretti, a la que asistió con su mujer, la primera dama Juliana Awada.

?La región es la principal apuesta del Presidente para imponerse con una diferencia que compense los escenarios adversos en el conurbano bonaerense y los extremos del país. Alberto Fernández tocó esas provincias con el objetivo de emparejar en el distrito mediterráneo. También hizo campaña allí Roberto Lavagna, en la zona más favorable a su candidatura. El Presidente acumula presencias en ese territorio con el propósito de disputar los votos peronistas.

“Esta es mi provincia también”, repitió Macri en suelo cordobés, en un acto en una autopista en construcción en Arroyito, y pidió ir a votar el 11 de agosto: “Es importante el mensaje de que no vamos a volver atrás”. Acompañado por el radical Mario Negri, primer candidato a diputado, antes había pasado por un parque industrial en San Francisco.

La franja del centro del país resultó clave en el triunfo de Macri en 2015: en las generales de aquel año sacó más de 800.000 votos de diferencia a Daniel Scioli entre Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. En la provincia gobernada por Schiaretti fue la ventaja más amplia (737.112), una brecha que luego se potenció en el balotaje. De acuerdo con los números que dejó trascender el Gobierno, ahora la distancia es menor aunque la imagen de Macri “viene levantando”luego de la fuerte caída hasta abril y el objetivo de Juntos para el Cambio será quedar lo más cerca posible de los 50 puntos. Alberto F. se instaló allí dos días la semana pasada. Como Lavagna, tuvo su foto con Schiaretti -reelecto en mayo con el 55%- en el despacho del mandatario.

Macri movió una ficha para conseguir una imagen más cálida: el Presidente lo invitó a cenar. Iba a ser con sus parejas, pero la diputada Alejandra Vigo -esposa del cordobés- viajó a Buenos Aires por actividades en la Cámara. Schiaretti presentó boleta corta y se declaró prescindente de la disputa nacional, lo que para el Gobierno fue tomado como una señal y una oportunidad por el “espacio vacante” que dejó el peronismo de la provincia en una geografía con buena dosis de antikirchnerismo. “Muchos en el PJ van a trabajar para los Fernández, pero Mauricio tiene un vínculo muy fuerte con los cordobeses”, confió un funcionario encima del panorama en el segundo distrito electoral del país. Uno de los objetivos de Juntos por el Cambio será dejar atrás los daños de la interna de Negri y Ramón Mestre. “Como decía mi abuela: sana, sana, colita de rana”, pidió Macri.

En la previa hubo una controversia por el reclamo de una compensación pendiente de más de $2.000 millones de ANSeS a la provincia, por la caja de jubilaciones. “Esperamos que pronto tengamos la certidumbre respecto de la confirmación del monto y a la forma que será abonado”, sostuvo Osvaldo Giordano, ministro de Finanzas de Córdoba. “En realidad no hay ninguna deuda porque no está controlada”, había dicho Emilio Basavilbaso a Cadena 3.

“Les pido que sigamos juntos, que crucemos, que terminemos de cruzar el río”, había arrancado Macri al mediodía casi con un ruego en una obra en el canal Vila-Cululú de Sunchales, en el oeste de Santa Fe. En esa franja de la provincia el Presidente cosechó en 2015 porcentajes similares a los de Córdoba. 

"El contexto económico sigue siendo complejo, pero estamos parejos y en las primarias podemos ganar”, aseguró uno de los armadores en Santa Fe. Juntos por el Cambio busca el electorado del socialismo, que formalmente apoya a Lavagna -pasó este miércoles por Rosario-, aunque un sector se inclina por la fórmula Fernández-Fernández, estimaron en el Gobierno. El radical José Corral reunió una treintena de intendentes, algunos que saltaron desde el Frente Progresista. El Gobierno también aspira a captar votos peronistas de Omar Perotti -electo con el 42% en junio-, en especial de sectores rurales y de clase media urbana que según la mirada de la Casa Rosada lo eligieron por el desgaste del socialismo y en la nacional podrían inclinarse por Macri.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa