| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Martes 07 de abril de 2020
Compinches: le lee a su abuelo que está en Paraná para acompañarlo (en Entre Ríos)
AbueloAudio

Daiana y Eriberto siempre fueron muy compinches. Nieta y abuelo comparten el gusto por la literatura y aunque no se ven muy seguido, tienen la costumbre de escribirse por mail. En estos días de cuarentena encontraron una excusa imbatible para estar más unidos que nunca: comparten a la distancia los capítulos de un clásico de la narrativa gauchesca, Excursión a los indios ranqueles de Lucio v. Mansilla, una obra que Eriverto quería leer pese a que la vista a sus 94 años no lo ayudaba. Daiana le propuso leérselo en voz alta para que no tenga que esforzarse demasiado y eso están haciendo actualmente a través de audios que ella le envía por computadora, durante los días de aislamiento impuestos por el gobierno de la Nación .

Durante su infancia Daiana pasó con su abuelo muchos veranos en su casa en Villaguay. Años más tarde, en su adolescencia, tras la muerte de su abuela, vivieron un tiempo juntos en Paraná, adonde se reencontraron el último verano cuando ella fue a visitar a su padres y él a sus hijos.

"Usualmente aprovecho las vacaciones para ponerme al día con la lectura de clásicos. Le conté a mi abuelo que, a continuación, leería Una excursión a los indios ranqueles , que tenía entre mis pendientes, sobre todo, porque la escritora Hebe Uhart siempre hablaba muy elogiosamente de él", cuenta Daiana. "Él me expresó que le gustaría volverlo a leer, ya que lo había hecho cuando era muy joven , hace más de 70 años", y así es cómo surgió el compromiso.

"Yo estaba leyendo Los gauchos judíos, de Alberto Gerchunoff, que recopila pequeños relatos de la adaptación de los primeros judíos llegados a una colonia rural ya inexistente de Entre Ríos, un libro que él recordaba muy bien. Así que nos pusimos a hablar de este tipo de textos, él me recomendó algunos de literatura entrerriana que luego me hizo llegar: El Montielero El país de Montiel , de Manrique Balboa Santamaría", recuerda Daiana.

Eriberto vive en Villaguay, en su casa, y por sus dificultades físicas, tres personas trabajan en turnos distintos para asistirlo. Previendo que iba a decretarse la cuarentena obligatoria y que las acompañantes no podrían seguir concurriendo a su casa, para que no quedara solo, uno de sus hijos lo fue a buscar a Villaguay y lo llevó a Paraná, a casa de otra hija, donde están pasando juntos el aislamiento.

Daiana, sabiendo que este cambio abrupto lo tendría desencajado, tenía ganas de hacer algo, y también de compartir algo con él. Entonces, por una foto, supo que tenía a su disposición unos auriculares que le permitían escuchar bien, y se acordó de esa conversación del verano.

Entonces le propuso ir leyendo, grabando y enviándole diariamente capítulos de este libro, y a él le encantó la idea. "El libro se presta perfecto para esta dinámica en entregas, ya que su estructura está hecha de cartas que Mansilla le envía a su amigo Santiago, contándole con lujo de detalle todas las perspicacias del viaje hacia las tolderías de los ranqueles , que se hacían públicas en un diario de la época", explica la editora.

Además, los capítulos tienen una extensión que le permiten leerlos de un solo tirón e incluso grabar dos o tres capítulos por día.

La experiencia resulta edificante para ambos. Daiana que quería enriquecer su acervo de literatura gaucha, disfruta leerlo en voz alta o en voz baja mientras repara en la escritura "encantadora" del libro. Al mismo tiempo valora que este vínculo a través de la lectura es un modo de estar en contacto diariamente con el abuelo, incluso sin necesidad de conversar. "En estos días de encierro que parecen uno solo a veces uno siente que no tiene mucho que decir. Sin embargo, nosotros estamos conectados por la experiencia de lectura. Me gusta imaginar mi voz viajando hasta él, ahora que yo no puedo viajar", comenta.

Eriberto también cuenta cómo lo vive. "Me piden una reflexión sobre la emoción que yo siento al leer el libro Una excursión a los indios ranqueles de Lucio V. Mansilla. Voy por el octavo capítulo y lo que me ha impresionado hasta ahora es que Mansilla ha sido un gran escritor, tal vez iluminado para haber escrito semejante historia. A mí algo que me emocionó fue lo que está escrito en el séptimo y octavo capítulo, el cual estoy leyendo. Es la historia que narra del cabo Gómez, de lo que le sucedió a él, que me emocionó hasta casi verter lágrimas. Es una cosa que no puedo explicar, porque también voy recordando cosas de cuando lo leí hace muchos años en mi juventud."

"Él es atento, independiente en la medida de lo posible, sencillo y con un buen sentido del humor", lo describe la nieta. "Dice que no tiene dones para la escritura, pero es un narrador nato. Cuando nos vemos, lo insto a que me cuente historias del pasado, a veces lo grabo. Tiene una memoria prodigiosa y una curiosidad infinita , que lo mantienen despierto y lúcido a pesar de las limitaciones de la edad. Le encantan las historias de vida, los fenómenos sobrenaturales, la historia, la arqueología, las plantas, el cosmos", expresa con admiración.

Daiana Henderson nació en Paraná, Entre Ríos, en 1988 y vive en Rosario desde 2007. Es poeta y editora, codirige la editorial de poesía contemporánea Neutrinos y trabaja de manera independiente en edición de libros, corrección de textos y gestión cultural. Casi todo lo que hace tiene que ver directa o indirectamente con la literatura, la poesía, en especial, con la contemporánea. Escribió y publicó varios libros de poesía. Formó parte de la organización del Festival Internacional de Poesía de Rosario, donde compiló tres antologías y también dicta talleres.

Su abuelo, Eriberto Devetter también tiene sus méritos como escritor. Nació en Villaguay, Entre Ríos, en 1925. Es nieto de inmigrantes belgas llegados en los años 1880 a Villaguay, uno de los temas que más le apasionan. Es perito mercantil, durante su vida trabajó en la industria, el comercio e incursionó en tareas rurales.

Antes de la experiencia de lectura a distancia que comparten por estos días, ellos ya habían trabajado juntos en un libro: el los escribió, ella lo corrigió y lo editó. Durante años Eriverto fue recopilando las historias, transmitidas oralmente, de los pioneros belgas que se instalaron en Villaguay y alrededores a partir de 1882. Publicó esas historias en 2001 en el libro titulado Qué fue de ellos , que imprimió por su propia cuenta. Años más tarde, e ste libro llegó a manos de funcionarios de la Embajada de Bélgica y resultó ser que no existía hasta entonces registro alguno de que Villaguay hubiera sido uno de los destinos de las inmigraciones belgas de fines de siglo, por lo que el libro, además de ser la documentación de la memoria oral de una ciudad, resultó una contribución de valor para el país europeo.

Así ocurrió que las historias narradas en Qué fue de ellos fueron traducidas al flamenco y que un doctor en historia belga las tomó como fuente para una nueva obra dotada de una contextualización histórica y mucho material de archivo. Esa obra la publicó en Bélgica bajo el título Mensen Overplanten . Luego, estos agregados fueron traducidos al castellano, Devetter le agregó datos e historias que faltaban contar y el libro se publicó en Argentina bajo el título Huellas flamencas en Villaguay: Colonos belgas 1880-1930 . Daiana lo puso a punto para publicar, sin saber que empezaba a tejer una trama intergeneracional que los mantendría unidos a nieta y abuelo hasta hoy.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa