| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Domingo 03 de mayo de 2020
Violencia de género. La contradicción del fútbol argentino: escribe protocolos pero sigue mirando de costado (Patronato con mano firme)
SebastianVilla

Mientras que la denuncia por violencia de género contra el colombiano Sebastián Villa, integrante del plantel de Boca Juniors, sigue su curso por vía judicial, los clubes de fútbol todavía muestran diversas dificultades para poder dar una respuesta que promueva la ampliación de derechos. Es notoria la falta de una reacción institucional y la realidad es innegable: el fútbol argentino no sabe -o no quiere- reaccionar ante este escenario. La AFA, claro, tampoco.

El de Villa es el último eslabón en una cadena de casos que va en aumento. Durante los últimos años, diversos jugadores han sido denunciados en la Justicia o acusados en redes sociales por golpear, maltratar o dañar psicológicamente a sus parejas. Alexis Zárate, Agustín Rossi, Renzo Sarabia, Ricardo Centurión, Lucho González, Edwin Cardona, Frank Fabra, Wilmar Barrios, Rafael Santos Borré, Jonatan Cristaldo, Lucas Mancinelli y Lautaro Acosta son algunos de los últimos ejemplos. A nivel clubes, en general, las decisiones suelen pasar por patear la pelota para adelante.

"El fútbol es y ha sido históricamente en nuestra sociedad un deporte masculinizado. También las prácticas que hay a su alrededor: las barra bravas, las lógicas del aguante, el folklore de las hinchadas y las canciones de cancha no hacen más que reforzar estos estereotipos. El problema no es el fútbol en sí mismo, sino las lógicas patriarcales que circulan en los planteles de jugadores y en los propios consumidores del deporte. El objetivo entonces es desarmar, deconstruir esas lógicas que imperan en toda la sociedad y que en ciertos ámbitos se exacerban", explica a LA NACION Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad.

La falta de reacción de Boca

La denuncia de Daniela Cortés a Villa tuvo como respuesta del Boca un comunicado oficial escueto e insuficiente, pero un apoyo masivo de gran parte de la sociedad a la iniciativa del espacio Feminismo Xeneize de que "la violencia no juega más". "Formamos parte de la vida política y social del club. Sabíamos que una mujer estaba en riesgo y buscamos la manera de que ella no esté sola. Realmente fueron muchas horas de angustia y miedo", detalla a este medio Mercedes Palazzo, miembro del colectivo. "Tenemos la fuerza suficiente para afrontarlo, algo que no pasaba cuando hubo denuncias contra Cardona, Fabra y Barrios. Pero la dirigencia anterior, en complicidad machista, les ofreció abogados y taparon los hechos", remarca.

Boca tiene un departamento de inclusión e igualdad y coordinadora del área de género, desde diciembre de 2019, cuando la lista de Jorge Ameal, Mario Pergolini y Juan Román Riquelme ganó las elecciones, pero todavía no se pronunció oficialmente. Antes del cierre del club por la pandemia de coronavirus se había comenzado a trabajar en el protocolo. "Ahora decidieron redactar un comunicado en el que no se ponían a disposición de la víctima ni tampoco repudiaban la situación de violencia. Pedimos que acompañen a Daniela, separen a Villa del plantel y cuando avance la causa le rescindan el contrato. Y que luego se avance en el protocolo", agrega Palazzo.

Hasta hoy, Rosario Central, Newell's, San Lorenzo, Vélez, Racing y Huracán -que se sumó en las últimas horas- son las únicas entidades de primera que cuentan con protocolos de acción para casos de violencia de género. Además, en marzo, la AFA presentó su Departamento de Equidad y Género y anunció que se encontraba trabajando en la concreción de un proyecto. "La sociedad ha tomado conciencia de la gravedad del tema, y los clubes ya no pueden apartarse de eso. Debemos partir desde la educación con perspectiva de género e igualdad. Por eso, este trabajo debe iniciarse ya desde la enseñanza a los niños", aporta la abogada Paula Ojeda, responsable del área de violencia de género de Vélez.

El ejemplo de Vélez

La entidad de Liniers marcó un precedente importante al ser el primer club en tener un área especializada. Además, es clave que lo haya añadido dentro de su estructura permanente. La idea surgió en 2018, cuando Ojeda le presentó un proyecto al presidente Sergio Rapisarda. Este año, a partir de la llegada de Ricardo Centurión a Liniers -Ojeda no había estado de acuerdo en la incorporación-, pudieron sumar a los contratos de los futbolistas una cláusula de rescisión en caso de que no cumplan con el "protocolo de acción institucional ante situaciones de violencia de género, discriminación, hostigamiento, acoso y abuso sexual". Ante esto, surge la inquietud: ¿tuvieron charlas con Centurión? "Sí, por supuesto. En Vélez se hace mucha contención a los jugadores", explica Ojeda.

"Lamentablemente tenemos muchos antecedentes en la Argentina porque el fútbol es parte y reflejo de nuestra sociedad. También surgen los conflictos de intereses. Toda comisión directiva debe saber el costo político que va a pagar. Porque rescindir algunos de esos contratos haría que los clubes pierdan millones de dólares. Pero es allí donde se deberían comprometer con estas cuestiones, aunque eso signifique pagar un costo, y ese costo muchas veces puede ser muy alto. Lamentablemente es más fácil mirar para el costado, esperar que pase el bullicio y que todo continúe como antes", apunta Ojeda.

En diciembre de 2019, Racing anunció la implementación de un protocolo. Un mes antes, Cristaldo había sido acusado y denunciado de violencia por su pareja, madre de sus dos hijos. A tal punto que le dictaron una orden de restricción perimetral. El club decidió darle cinco días de licencia. A los pocos días ingresó en un partido contra Lanús y su presencia generó un fuerte rechazo en redes sociales.

En noviembre pasado, Central y Newell's ya habían puesto en práctica, a través de sus secretarías especializadas, experiencias similares. Y San Lorenzo, en febrero de 2020, resultó el último club de la Superliga en poner en marcha una Subcomisión de Género. "Fuimos el primer club grande del país que ha lanzado un protocolo de prevención y acción institucional. En este espacio, entre otros, hay tres vocales mujeres. Actualmente se están lanzando jornadas de capacitación virtuales tanto para la dirigencia, empleados y colaboradores del club, a fin de dar a conocer el mismo y generar las herramientas necesarias para poder abordar los casos que pudieran presentarse, garantizando un correcto acompañamiento del denunciante o la denunciante", explican desde el Ciclón.

"Desde el Ministerio MMGyD estamos diseñando políticas de prevención para generar -en articulación con clubes y espacios deportivos- ámbitos de capacitación y reflexión. La idea es promover la elaboración de protocolos contra la violencia por motivos de género. Sabemos que hay varias instituciones que ya avanzaron en este sentido. Sin embargo, necesitamos un compromiso profundo por parte de las dirigencias de los clubes de fútbol para que además de hacer campaña y mostrarse sensibles públicamente con el tema de la violencia de género luego puedan generar cambios reales y concretos que modifiquen las prácticas. Hay una enorme responsabilidad de quienes conducen los clubes de fútbol hoy en la Argentina. Desde aquí ya estamos trabajando con el Ministerio de Turismo y Deporte", subraya Gómez Alcorta.

Patronato, con mano firme: el caso Mancinelli

En ese sentido, Patronato resultó ser uno de los clubes que actuó con mayor firmeza. En el último año, Lucas Mancinelli fue denunciado en Paraná por su pareja por lesiones: al volante se le aplicó una restricción para no poder acercarse a la víctima, la institución lo licenció y a los tres meses le rescindió el contrato. Hoy, el jugador de 30 años milita en Deportivo Cuenca de Ecuador. "Se decidió en comisión directiva porque pensamos que era lo más pertinente. Además, creíamos que en el plantel no iba a caer bien si reintegrábamos al futbolista", explica Gustavo Abdala, gerente general de Patronato.

"En la ciudad las repercusiones fueron favorables, la gente esperaba eso y por otro lado nosotros formamos parte de un club católico. El cuerpo técnico también estuvo de acuerdo y tuvimos reuniones previas con los capitanes para explicarles cómo íbamos a proceder. Se les dejó en claro que eso debía servir como ejemplo, y no sólo para casos de violencia, sino para la conducta que tiene que llevar un deportista. No nos iba a temblar la mano para rescindir un contrato, sea quién fuere. Imaginate que Mancinelli era titular y nos costó mucho conseguir un buen reemplazo. Pero la buena conducta está antes que todo", añade Abdala.

En diciembre de 2019, la Suprema Corte de Justicia Bonaerense ratificó la condena por seis años y medio de cárcel efectiva para Alexis Zárate, ex futbolista de Independiente y Temperley, por haber violado en 2014 a Giuliana Peralta, quien era la novia de su entonces compañero Martín Benítez. Luego del episodio, el jugador había viajado para jugar en el FK Liepaja de la liga de Letonia, de donde tuvo que regresar por pedido de la Justicia. Ahora no puede salir del país.

Temperley es otro de los pocos clubes del fútbol argentino que tiene aprobada su Área de Género por la comisión directiva desde el 2018. "Cuando Zárate estaba en el club, en 2017, en un primer momento se optó por esperar una decisión judicial, dado que él tenía un contrato laboral firmado y eso conllevaba obligaciones de ambas partes. Luego, Alberto Lecchi, que era el presidente en ese momento, decidió junto a sus pares licenciarlo por tiempo indefinido y apartarlo del plantel", subraya Dana Hernández, ex jefa de prensa del Gasolero y referente del Área de Género. Al poco tiempo, al futbolista se le rescindió el contrato.

En la Argentina hay sólo un 6% de mujeres en las comisiones directivas de los clubes y una presidenta, Lucía Barbuto, en Banfield. Sin embargo, se formaron distintas agrupaciones feministas. En general, además del protocolo, lo que las mujeres solicitan es la aplicación de la ley conocida como "Micaela", promulgada luego del femicidio de Micaela García en 2017. ¿De qué se trata? "Es la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas con poder de decisión, entrenadores y profesores", apunta Ojeda.

El último club en sumarse a los proyectos fue Huracán (el jueves), que aprobó su primer protocolo contra la violencia de género. "Por primera vez en la historia del Globo, un colectivo feminista ajeno a las agrupaciones políticas logra ingresar un proyecto propio para que se trabaje y se apruebe de manera unánime en la comisión directiva: a partir de hoy, nuestro club es un lugar más inclusivo y seguro", escribieron desde Huracán Feminista.

El pedido de las mujeres es concluyente: que los dirigentes asuman con voluntad política la tarea de trabajar con sinceridad para erradicar la violencia de género en el fútbol.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa