| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Domingo 17 de mayo de 2020
Ideas para una reforma estructural de la Argentina (Entre Ríos y la región Centro)
BanderaArgentina

Los argentinos estamos viviendo meses de incertidumbre en lo social, de recesión sin rumbo en lo económico, sin tener en cuenta la perversa inflación y nulo valor de nuestra moneda (casi apta para distraer el tiempo ocioso de los ciudadanos debido al aislamiento social obligatorio) jugando al Estanciero.

Estos problemas tan emblemáticos en nuestro país desde hace ya algunas décadas, pero nunca con tanta preeminencia y presencia en los hogares de cada ciudadano común, nos llevan a la irremediable e interminable crisis política que viene a poner su granito de arena en un crepúsculo tan peligroso que podría transformarse en el preámbulo de una sociedad violenta y sin horizonte.

En varias ocasiones me he planteado qué y cómo debería imaginarse un Presidente, conductor y líder de un país la misión para la cual fue elegido.

Y casi siempre, más allá de llegar a sugerencias básicas del qué y cómo hacerlo, veo con la frustración de muchos de nosotros, la lejanía entre los ciudadanos, sus necesidades y los que ostentan la responsabilidad de gobernar, impartiendo Justicia, legislando o ejecutando las políticas de Estado que fuere menester según los tiempos en que estas debieran aplicarse.

Es casi tragicómico, a veces, observar la enorme distancia que existe entre quienes supuestamente pretenden el liderazgo ante una sociedad que mira estupefacta la imperfección de sus conductores.

Deseo transmitir de manera concreta y simple ideas que un líder y conductor debería plantearse, sin tendencias extremas o ideologismos pasados de época, en un país de pesados recuerdos de décadas sumidas en la violencia y el fracaso, salvo contados momentos y excepciones.

Para ello, paso a detallar puntualmente los pasos a seguir si yo fuese gobierno:

1) Regionalización económica del país: Este punto es de vital importancia, dado que Argentina, con su gran extensión geográfica y diversas características demográficas y climáticas, necesita imperiosamente revivir sus economías regionales. Para ello, el país debería dividirse en regiones perfectamente delimitadas, siendo Capital Federal y Provincia de Buenos Aires una región en sí misma. Las otras regiones serían la Región Centro ya constituìda por Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos; otra región la constituirían las provincias de Cuyo incorporando a Catamarca y La Rioja; otra región conformada por el Noroeste argentino, con Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy; mientras que las provincias patagónicas constituirían la quinta Región; y las provincias del Litoral Este serán la sexta. Cada región debería nombrar un Ministro de Economía Regional y Coordinador de las economías provinciales que constituyan cada una de ellas. Este ministro tendría a su cargo el manejo zonal regional del comercio exterior tanto de exportaciones como de importaciones de insumos. Los ingresos y egresos de estos ítems serán distribuidos proporcionalmente por y para cada provincia que la integre.

Coparticipar a la Nación

Serían las seis regiones las que según su capacidad económica coparticipen a la Nación, y no al revés como en la actualidad. La única característica que detenta hoy la coparticipación es que no es federal. Se maneja unitariamente con una “chequera” del Presidente de turno, según el nivel de adhesión y sumisión las más de las veces que tenga cada uno de los gobernadores de turno. Al poder central.

Asimismo, será también el cambio del manejo estructural de la caja de las provincias que integren cada región, ya que los fondos se manejarían de manera distinta, evitando así malos manejos financieros o sectarios de los gobernantes provinciales hacia los intendentes, según fuesen o no afines a sus partidos.

2-Embajadas acreditadas en el mundo. La propuesta incluye que los agregados comerciales en las distintas representaciones diplomáticas en el mundo sean personas provenientes del mundo de los negocios o de entidades empresariales reconocidas nacionalmente. ¿Por qué? La respuesta es sencilla: Argentina necesita imperiosamente vender exportando los commodities con los que cuenta, y demás productos con valor agregado. Para ello, se les debería remunerar sus actividades pro país, de la siguiente manera: a) Salario básico cubriendo gastos y viáticos, y una comisión del medio por ciento (0,50%) a pactarse por los negocios que concretasen para el país. La explicación a esto es que si no se hace explícito de qué manera serían remunerados sus servicios al país, nadie iría a desempeñar la labor de diplomático negociador por una remuneración que sería distintivamente inferior a la que pudiere generar en nuestro país como empresario. Sería simplemente no tener un incentivo a sus actividades.

3-Otorgar uso coherente y comercial a locales del Correo Argentino. En este sentido, se propone la reformulación de uso de los edificios del Correo Argentino, los cuales se encuentran hasta en el más pequeño rincón de Argentina, quedando sobredimensionados en su uso efectivo dado el avance de la tecnología para el envío de correspondencia. Por esto, es que debería utilizarse el e-commerce gratuito, creando espacios con computadores en salones de estos edificios, para que un artesano de provincia o emprendedores pequeños que no tienen acceso a realizar operaciones online, puedan hacerlo y así producirles un ingreso loable a lo que cada persona pudiere realizar. Por ejemplo, quien confecciona mates artesanales, conservas orgánicas, ponchos en el norte Argentino, etc, podría vender estos productos en el exterior, con las ganancias que ello traería como consecuencia. Por el solo hecho de publicitar en Internet su producto. A su vez, Correo Argentino obtendría ganancias, pues realizaría todos los fletes de envíos al interior o exterior del país, producto de las ventas. Esto se traduce asimismo en la inserción social de personas que quizá hoy quedaron a raíz, de la crisis, fuera de sistema.

4-Llamado a reforma constitucional para la creación de una sola Cámara de Representantes. Este importantísimo punto se refiere a la necesidad de achicar el Estado. Este concepto tantas veces proclamado y jamás ejecutado por ningún gobierno de manera eficaz y real, como su nombre lo indica prevé la creación de una Cámara de Representantes con tres integrantes por provincia. Con este parámetro, solamente legislarían estos representantes por provincia, sin la asistencia de asesores que sobran, teléfonos que sobran, automóviles con choferes que sobran y demás gastos superfluos que no tienen ningún sentido, como la superpoblación de empleados denominados “ñoquis” a cargo del Estado, que en definitiva son sus ciudadanos que erogan abultados salarios mensuales de cada uno de estos dependientes. Si en su momento la Provincia de Córdoba, pudo suprimir la Cámara de Senadores provincial, ¿por qué no hacerlo en el orden nacional? Por todo lo que aportamos con nuestros impuestos, por la generosidad demostrada por los ciudadanos ante una crisis y por las generaciones que merecen seguir viviendo y trabajando en Argentina, pongamos el país al servicio de transformaciones y pasos que al menos intentarán cambiar de base los vetustos esquemas de gobiernos a los cuales no les cayó una sola idea de manera convincente y eficaz de cambio estructural. Claro, a veces es más fácil comprar alimentos a tres veces su precio, o pensar cómo importar médicos cubanos. Y después, solamente plantear pobreza y crisis. Pero señores ¿no creen que ya pasó el tiempo de los vende humo? 

Por Rodolfo Eiben  Abogado / Asesor de inversiones.


LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa