| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Jueves 02 de julio de 2020
Un anónimo destapó un escándalo de extorsiones y robos que salpica al jefe de la Policía Federal (referencia a Entre Ríos)
HernandezPolicia

Acoso, extorsión, robo de dinero y mercadería de contrabando, lavado de dinero. Estos son los ingredientes de un caso que estalló este miércoles con el allanamiento a la sede del Departamento de Delitos Federales de la Policía Federal?, ubicado sobre la calle Moreno al 1400, y los domicilios de los dos comisarios que, hasta el lunes, eran responsables de ese área.

El expediente, a cargo del juzgado en lo Penal Económico N° 2, promete escándalo no sólo por la prueba que se fue reuniendo a lo largo de los meses de investigación. Según consta en el acta labrada por Gendarmería Nacional -fuerza a cargo de los operativos-, al allanamiento al domicilio de uno de los policías investigados, en la localidad de Ituzaingó, llegó de imprevisto el comisario inspector Luis Humberto Hernández (54), a cargo del Area IX Morón de la PFA y hermano del jefe de la Federal, el comisario general Juan Carlos Hernández.

El comisario inspector no hizo nada en particular ni intentó obstruir el procedimiento, pero tampoco terminó de explicar muy bien qué estaba haciendo allí.

Su nombre quedó debidamente anotado en las actuaciones y le llamó la atención al Juzgado, ya que un anónimo incorporado a la causa ya involucraba al jefe de la Fuerza con los negocios sucios atribuidos a los comisarios Lionel Carlos Selva (49) y Diego Fabián De La Fuente (48)..

Ambos comisarios manejaban Delitos Federales hasta el lunes, momento en el que fueron transferidos en el medio de una serie de cambios más amplios dentro de los distintos escalafones. Según el Orden del Día publicado el martes, Selva pasó a la Superintendencia de Investigaciones Federales y, De La Fuente, al Área IX de Morón.

Un detalle en este contexto de pandemia: De La Fuente está de licencia por enfermedad, internado, por posible positivo de Covid 19.?

Según pudo saber Clarín por fuentes policiales, los gendarmes del Escuadrón Delitos Complejos y Procedimientos Buenos Aires llegaron a las 9 de la mañana a Delitos Federales (sobre calle Moreno, a metros del Departamento Central de Policía) con la misión de hacer un "registro del lugar y proceder al secuestro de documentación de rodados y teléfonos asignados, soportes magnéticos y papel, computadoras, etc. Además legajos personales, teléfonos celulares y computadoras personales de los funcionarios Comisarios Lionel Selva y Diego De La Fuente".

Por otro lado se allanaron los domicilios de Selva y De La Fuente en Ituzaingó y Castelar. En este último domicilio se secuestró mucho dinero en efectivo, gran cantidad de pares zapatillas y unas 50 cajas llenas de cartones de cigarrillos.

La sospecha es que los cigarrillos pertenecen a una causa que también tramita en el fuero penal Económico de Capital y habrían sido robados por los policías para su comercialización. Una pista indica que Selva tendría un negocio en la provincia de Entre Rios para poder lavar el dinero.

Segun pudo reconstruir Clarín, la bomba que estalló estas horas en la Federal comenzó a tomar forma a principios de 2020 en una causa como tantas otras, por contrabando: la empresa Samsung ?descubrió que se estaban activando en el país más celulares de alta gana de los que habia comercializado o tuviera registrados. Entonces hizo la denuncia.

El caso quedó en manos de Delitos Federales que allanó un local de venta de celulares perteneciente a un hombre judío ortodoxo. Este dato viene al caso porque durante el operativo lo insultaron y se burlaron de él por sus creencias, razón por la que además el comisario De La Fuente está acusado de violar el artículo 65 del Código Contravencional y la Ley 23.952 por trato discriminatorio.

En principio el allanamiento por los celulares fue normal y siguió su curso. Sin embargo poco después en el juzgado en lo Penal Económico N°2 recibieron un anónimo de alguien que se identificaba como policía.

Ese anónimo contaba que en el allanamiento de la causa Samsung los policías se habían robado 10.000 dólares y habían insultado y extorsionado al comerciante que vendía los aparatos de contrabando. Ese mismo anónimo sostenía que todo el negocio iba para arriba en la jerarquía policial hasta llegar al comisario general Juan Carlos Herná.andez. Justamente el comisario Selva es señalado como un policía "muy cercano al jefe".

Durante la cuarentena por el coronavirus la Justicia sumó testimonios y pruebas y fue así que este martes se concretaron los allanamientos, con bastante bajo perfil. Por el momento no fueron ordenadas detenciones pero el caso promete salpicar a más de uno y como siempre, en este tipo de escenarios, reavivar internas dentro de la Fuerza.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa