| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Lunes 14 de diciembre de 2020
Santero sana las heridas con un triunfo, Werner se afianza en la Copa de Oro y Canapino abdica al trono (entrerriano salió cuarto)
Warner

Un desquite, una caricia al alma, después de la frustración vivida un par de horas antes en la definición del campeonato de la Clase 3 del Turismo Nacional. Julián Santero (Ford) enseñó los motivos que lo exponen como uno de los pilotos top del automovilismo nacional al imponerse en la décima fecha del calendario de Turismo Carretera, la segunda de la Copa de Oro, el mini torneo que el fin de semana próximo, en el mismo escenario sanjuanino, consagrará al monarca 2020. Un nuevo triunfo para la escuadra Memo Corse, el novedoso concepto de equipo que juntó a dos pilotos bajo diferentes estructuras y resulta protagonista de la temporada: el mendocino selló el éxito en el autódromo de Villicum con la atención del garaje de Alifraco Sport; Mariano Werner (Ford), el restante integrante, finalizó cuarto y con el resultado se afianzó en la cima de la Copa de Oro.

Santero viajó a San Juan para desandar una doble tarea en un fin de semana atípico para el automovilismo, que juntó al TC y al Turismo Nacional (TN) en el mismo escenario. Arribó como puntero de la Clase 3 del TN, bajo el paraguas de Toyota Gazoo Racing, aunque no se sintió cómodo. El resultado lo explica: el sábado dejó de ser el líder del certamen y el domingo las escasas posibilidades de revertir la curva descendente se desplomaron en los primeros metros de la carrera final, con una falla eléctrica que demandó una detención en los boxes, lo que lo envió al último puesto del pelotón. La revancha la tuvo en el TC, donde se clasificó tercero, ganó la tercera serie clasificatoria -la más rápida, lo que le valió ser el N°1 en la grilla de la final- y con un manejo fino y contundente desarticuló los intentos de Agustín Canapino y Gastón Mazzacane -ambos usuarios de Chevrolet- de arrebatarle la victoria.

Un triunfo que lo invita a sentarse a la mesa de los candidatos al trono en la definición que se realizará en una semana: con 53 puntos, Santero se ubica décimo y espía a Werner, que lo aventaja por 48,5 unidades, con 70,5 en juego. El mendocino ya tiene el requisito para ser campeón -ganar al menos una competencia- y la actualidad lo enseña entre los mejores pilotos del país: una semana atrás se impuso en Súper TC2000 y en el TN resultó subcampeón en la primera experiencia como piloto de Toyota Gazoo Racing.

Es la cuarta vez que Santero se trepa a lo más alto del podio en el TC, aunque la rareza es que ganó con tres marcas diferentes: con Torino se impuso en el estreno en el TC, en Viedma 2017, y también en el Gran Premio Coronación de ese año, en La Plata; con Dodge festejó en La Pedrera, San Luis, y después de un parate por falta de presupuesto para recalar en un equipo con pretensiones, se subió al Ford y selló el póquer de victorias. ¿Corrió con Chevrolet? En sus inicios, en las categorías teloneras de la ACTC y fue campeón de TC Mouras en 2015.

Si Santero tuvo espacio para el desahogo, también celebró Werner, que con el cuarto puesto suma 101,5 puntos y es el puntero de la Copa de Oro. El entrerriano, ganador de tres carreras en el año, también busca su primera corona de TC. En San Juan logró aventajar a Juan Cruz Benvenutti (Torino), finalizó quinto, y con 83,5 puntos es quien acecha desde más cerca al paranaense; más atrás asoman Mazzacane -73,5 unidades- y Jonatan Castellano (Dodge), 71,5, que completaron el podio que encabezó Santero en Villicum y se clasificaron a la Copa de Oro por el sistema de Tres de Último Minuto, al igual que el uruguayo Mauricio Lambiris. La desventaja que tienen es que, para ser campeones, estarán obligados a ganar en la próxima cita, al igual que Christian Ledesma (Chevrolet), Santiago Mangoni (Chevrolet), Juan Pablo Gianini (Ford), Juan Bautista de Benedictis (Ford) y Esteban Gini (Torino).

Una nota saliente de la fecha fue el abandono de Canapino, el tetracampeón de TC -ganador de manera consecutiva de las tres últimas coronas-, que con el resultado no tendrá posibilidades de revalidar el título. Su baja es un alivio psicológico para Werner, no solo porque el arrecifeño encadenó tres consagraciones -dos de ellas, las de 2017 y 2018, con remontadas cinematográficas-, sino porque una década atrás fue quien le robó el sueño, cuando al ganar en el autódromo de Buenos Aires se alzó con el campeonato, aunque el paranaense fue el piloto que más puntos sumó en la temporada. ¿La explicación? Werner no ganó ninguna carrera y no cumplió con el requisito reglamentario.

Santero ganó, se lamió la herida que le significó la derrota en el TN y sueña con la corona de TC. El domingo, en San Juan, tendrá un nuevo desafío.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa