| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Jueves 14 de enero de 2021
Feminista y anarquista, la increíble vida de Salvadora Medina Onrubia (su historia en Entre Ríos)
Salvadora Medina Onrubia

Fue una mujer de enorme talento y carisma. Gran oradora. Fue esposa de Natalio Botana, director del diario Crítica.

Ella quería ser dueña de sí misma en un mundo en el que las mujeres no tenían esos permisos. Sin embargo, pese a todo y contra todo, fue periodista, escritora, feminista, militante anarquista y madre soltera.

Una rebelde que desafiaba las normas impuestas por la sociedad conservadora de su tiempo, ocupando puestos y ejerciendo derechos aún reservados a los hombres.

Salvadora Medina Onrubia nació en 1894 en La Plata y creció en Entre Ríos, donde fue maestra rural y desde allí se fue a Rosario, después de quedar embarazada a los 16 años y de transformarse en madre soltera por convicción.

Se hizo activa militante anarquista y conoció a Alfonsina Storni, a quien la unió una amistad que duró toda la vida, fundada en el fervor revolucionario y el haberse atrevido a ser madres solteras, poetas y feministas.

De Rosario, Salvadora se mudó a Buenos Aires, donde en 1914 dio un encendido discurso frente a una multitud para pedir por la liberación de Simón Radowitzky, el anarquista que había asesinado al jefe de policía Ramón Falcón, feroz represor de los trabajadores.

Con 20 años, se convirtió en la primera mujer del país que hablaba en una manifestación política.

Salvadora también habló en el entierro de las víctimas de la Semana Trágica –como se conoce la represión y masacre que sufrieron cientos de obreros en enero de 1919, durante el primer gobierno de Hipólito Yrigoyen–, de la mano de su pequeño hijo, al que llevaba “para que se fuera enterando de lo que era la lucha social”.

Mientras, la aguerrida muchacha escribía poemas, cuentos, obras de teatro y, para ganarse el sustento, trabajaba como periodista. Pasó por las redacciones Fray Mocho, PBT y La Protesta.

Así llegó a la redacción del diario Crítica, donde conoció a su dueño: Natalio Botana. Pese a sus diferencias, parece que el flechazo entre el periodista uruguayo y la belleza de pelo rojo fue inmediato. “Primero hubo insultos, después amistad. Salimos a pasear por Palermo y ya no nos separamos más”, escribió ella.

Botana adoptó a Carlos, el hijo “natural” de Salvadora, y juntos tuvieron tres hijos más: dos varones y una mujer, aunque no se casaron hasta el nacimiento de la menor.

Cuando fue detenida por el gobierno de Uriburu, le mandó una carta en la que se atrevía a decirle: “General Uriburu, guárdese sus magnanimidades junto a sus iras y sienta cómo, desde este rincón de miseria, le cruzo la cara con todo mi desprecio”.

Pese a que Salvadora prefería una relación libre, no quería que su hija cargara con el peso de ser considerada “ilegítima”, de modo que aceptó casarse con Botana.

Crítica se transformó en un imperio, Botana en uno de los hombres más poderosos del país y Salvadora, que siempre había llevado las riendas de su vida, en una tenaz trabajadora.

“La Venus roja de la redacción”, como le decían, con su presencia y su capacidad, colaboró para hacer de Crítica un medio popular, culto y vanguardista, con colaboradores como Jorge Luis Borges y Albert Einstein.

En 1930, el general José Félix Uriburu encabezó el primer golpe de Estado del siglo XX, que Crítica inicialmente apoyó. Un año más tarde Uriburu clausuró el diario y encarceló a Botana, a Salvadora y a 30 periodistas.

Un grupo de intelectuales intercedió ante el presidente de facto pidiendo por la libertad de Salvadora y los demás, pero ella rechazó el pedido y le mandó una carta en la que se atrevía a decirle: “General Uriburu, guárdese sus magnanimidades junto a sus iras y sienta cómo, desde este rincón de miseria, le cruzo la cara con todo mi desprecio”.

La pareja fue liberada y se exilió en Uruguay. En 1941 Natalio Botana murió en un accidente automovilístico y Salvadora siguió dirigiendo el diario varios años. Hasta que el gobierno de Perón lo expropió.

Sin diario y sin bienes, deprimida por la muerte de su primer hijo y aficionada a las ciencias ocultas, Salvadora murió en el olvido y la pobreza, en 1972.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa