| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Viernes 16 de abril de 2021
Provincias esquivan llamado presidencial y mantienen clases (mención a Bordet)
mujeres hidrovia

Gobernadores insisten en que escuelas tienen baja incidencia de contagios por protocolos y que el escenario epidemiológico es menos extremo y está controlado. Monitoreo diario, y reclamos gremiales.

Bajo el argumento de que no transitan aún un escenario epidemiológico tan extremo como el del AMBA y de que las escuelas con protocolos entrañan una incidencia baja en materia de contagios, el grueso de los gobernadores esquivó ayer el llamado de Alberto Fernández a sumarse, entre otras medidas restrictivas, a una suspensión temporaria de las clases presenciales, un formato -combinado con la enseñanza virtual- que por el momento mantendrán, pero al que le aplicarán un monitoreo diario para detectar la necesidad de cierres al menos focalizados.

En la noche del miércoles sacudió el tablero el Presidente al anunciar sorpresivamente una congelamiento de la presencialidad en los tres niveles educativos del AMBA (Ciudad de Buenos Aires y unos 40 municipios del Gran Buenos Aires), a aplicar entre el próximo lunes y el 30 de abril, y con un salto a un 100% de enseñanza remota.

Desde tierra bonaerense, Axel Kicillof confirmó minutos después su adhesión a la medida. En el otro extremo del arco se ubicó el porteño Horacio Rodríguez Larreta, quien ayer cuestionó la decisión, anunció que presentará un amparo ante la Corte Suprema y reclamó un cara a cara con el Presidente, quien lo recibirá hoy en Olivos.

Pero en su discurso de anuncio de restricciones para el AMBA, el Presidente interpeló además a la totalidad de los gobernadores.

“El resto de las jurisdicciones puede adherir a las decisiones que estoy tomando hoy; espero que los gobernadores e intendentes entiendan que deben acompañarme en este momento difícil, pero es responsabilidad de cada gobernador y de cada intendente hacerlo porque vivimos en un país federal”, arengó.

Sin embargo, al menos hasta el momento sólo avanzó en ese sentido el catamarqueño Raúl Jalil, quien activó desde la 0 de ayer el retorno a una “etapa roja”, que incluye un congelamiento total de las clases presenciales por dos semanas. Jalil ya había dado un paso adelante, con la suspensión días atrás del dictado en un puñado de departamentos, ante el incremento en los contagios. Habrá que esperar al fin de semana, en tanto, para ver las medidas que anunciará el riojano Ricardo Quintela, quien ya apeló también a suspensiones focalizadas de presencialidad.

En rigor, hay dos antecedentes, aunque previos al discurso del Presidente y de corte parcial. Otros dos mandatarios ya tenían fijado desde el inicio del ciclo lectivo 2021 un formato de clases 100% virtual en ciudades grandes con circulación viral comunitaria fuerte: el formoseño Gildo Insfrán y la santacruceña Alicia Kirchner.

En cambio, el grueso de los gobernadores -de distintos signos políticos- eligió apostar ayer a la continuidad del dictado de clases presenciales, en línea con la premisa trabajada con Nación en el Consejo Federal de Educación: la de maximizar la “presencialidad cuidada” con protocolos, y recurrir -de ser necesario- a una disminución gradual de la frecuencia de asistencia a las aulas, pero sin una suspensión de clases como primera medida. Un consenso hilvanado a fuerza del diálogo entre la cartera educativa de Nicolás Trotta y las provincias, que se vio sacudido por el sorpresivo anuncio presidencial.

“Las medidas no son para Jujuy (porque) estamos en condiciones sanitarias diferentes al AMBA y no llegó la segunda ola; la idea sigue siendo no cerrar las escuelas ni la actividad laboral”, remarcó el radical jujeño Gerardo Morales.

Desde otra provincia de Juntos por el Cambio, el radical mendocino Rodolfo Suarez fue en esa senda, aunque con un tono más grave y con apelación a la ciudadanía. “El sistema de salud está estresado y tiene un límite: está en manos de todos los mendocinos que podamos continuar con los chicos en las escuelas y con la economía funcionando”, dijo.

“Debemos preservar este ámbito seguro y cuidado para asegurar el derecho a la educación, por lo que estamos en constante monitoreo y comunicación con los equipos docentes”, coincidió desde Entre Ríos el peronista Gustavo Bordet.

En Córdoba, en sintonía, el peronista Juan Schiaretti no aplicará nuevas restricciones y el dictado de clases mantendrá su formato dual presencialidad/virtualidad.

La postal cordobesa incluyó reproches gremiales, en una instantánea que se replica en otras provincias. “Es urgente realizar suspensiones focalizadas de la presencialidad educativa para cuidar la salud y nuestras vidas”, disparó la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (Uepc), en línea con la conducción nacional de Ctera. Y apuntó a Schiaretti por incurrir en “dilaciones y priorizando el cálculo político basado en los números del cambiante humor social”.

“La idea es tener la mayor cantidad de días posible de clases presenciales; si la situación amerita a que en un establecimiento o localidad haya medidas diferentes, lo haremos”, aseguró por su parte el peronista santafesino Omar Perotti.

También confirmaron que por el momento sostienen las clases presenciales, entre otros, los peronistas Sergio Uñac (San Juan) y Juan Manzur (Tucumán), además del radical correntino Gustavo Valdés y del misionero Oscar Herrera Ahuad (Frente Renovador de la Concordia), la rionegrina Arabela Carreras (Juntos Somos Río Negro), el chubutense Mariano Arcioni y el salteño Gustavo Sáenz.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa