| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Miércoles 26 de mayo de 2021
Charlas de quinchos (mención a Bordet)
nota ambito

El feriado puente del lunes, que estaba, salió, y volvió a último momento, dejó a muchos desacomodados sin poder volver a armar viajes. El dólar, la expectativa por el inminente vencimiento con el Club de París y las internas políticas también se sumaron e  hicieron que el 25 de Mayo y el Tedeum virtual de Alberto Fernández, también fueran tema de quinchos del fin de semana

Lluvia, frío y malhumor. Las nuevas restricciones por el alarmante aumento de casos de covid, aunque aceptadas, causaron malestar entre la gente. Algunos casos se agudizaron por otras cuestiones. Los comerciantes que deben volver a cerrar. Los ganaderos con un muy controvertido, e inesperado, cierre de las exportaciones. Las familias que vuelven a tener a los chicos en casa al suspenderse las clases presenciales, etc. El feriado puente del lunes, que estaba, salió, y volvió a último momento, dejó a muchos desacomodados sin poder volver a armar viajes. El dólar, la expectativa por el inminente vencimiento con el Club de París y las internas políticas también se sumaron e hicieron que el 25 de Mayo y el Tedeum virtual de Alberto Fernández, también fueran tema de quinchos del fin de semana, aunque sea en versión Zoom. Además, un atentado con bomba en Bahía Blanca causó conmoción en las últimas horas. Veamos.

Temor por el regreso. Locro y pastelitos por delivery para los que se quedaron, y mucha mala sangre para los que se fueron a pesar de las restricciones, por la amenaza de “no poder volver” que reiteró, en varias ocasiones, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, fueron el condimento obligado de todos los quinchos del largo fin de semana, con feriado puente reinstituido, por la conmemoración del 25 de Mayo. Es cierto que a la “quietud” urbana que impuso la reinstalación de fuertes restricciones para moverse se sumaron el frío y la lluvia en buena parte del país, que ayudaron bastante a “quedarse en casa”, o en countries cercanos, con la expectativa de poder volver, aunque sea, un par de días después de lo previsto, o directamente el lunes 31 cuando, supuestamente, se volverían a flexibilizar las exigencias, aunque hay muchas dudas al respecto. Pero, no todos lo tomaron con tanta calma y en varios lugares del país (menores que en otras ocasiones) se produjeron manifestaciones y caravanas de protesta, que se concentraron ayer, incluyendo los clásicos del Obelisco de la Ciudad, donde manifestaron los porteños, igual que en la quinta presidencial de Olivos, para el norte bonaerense, más conocido por los políticos como “la 1º” (circunscripción electoral, una de las más pesadas, con más de 3 millones de electores), y también el Monumento a la Bandera en Rosario, como los más emblemáticos. Pero si el fútbol y el clima dominaron la escena -en apariencia- de casi toda la semana, por debajo ocurrió de todo. Sin embargo, los hechos fueron tan vertiginosos que en más de un caso ni siquiera dieron tiempo a decantarlos . Así, desde el cólico renal de Máximo Kirchner (que lo tuvo un día internado en La Plata), hasta el épico triunfo de River con su plantel diezmado por el covid, pasaron más que rápidamente, ante los nuevos acontecimientos que se fueron sucediendo.

Consejo. En ese escenario, el paro en la comercialización de hacienda por 9 días, decretado el jueves pasado, tras el inesperado cierre de las exportaciones el lunes anterior para intentar bajar los precios internos, ya parece cuestión de historia, aunque se continuará prácticamente hasta el lunes 31 (igual que la cuarentena). Y, aunque el Mercado de Liniers está abierto, hoy tampoco se prevé que haya alguna entrada. Las derivaciones de la medida, además de profundizar las diferencias entre el Gobierno y sectores productivos privados, también las ahondó dentro del propio gabinete y dio lugar a situaciones llamativas, como la fuerte recomendación del expresidente uruguayo José “Pepe” Mujica a Alberto Fernández: “Esto es un asunto serio. Tenés que buscar un punto de conciliación”, le recomendó el oriental, que pasó por una situación similar ni bien asumió. En aquel caso, sin embargo, Mujica explicó a la gente (y en especial a sus votantes) que “Uruguay necesita los dólares. Tenemos que exportar (la carne). Tendrán que comer otra cosa”, les dijo, y así sucedió. Pocos años después habían recuperado sus ingesta y, además, se consolidaron como uno de los mercados proveedores del mundo. Además del muy amplio cuestionamiento a la medida, dentro y fuera del país, por parte de las más variadas organizaciones, no sólo del campo, hubo dos derivaciones inesperadas. Una de ellas es la posibilidad de que Argentina pueda ser llevada ante la OMC (Organización Mundial del Comercio) por incumplimiento de contrato, por parte de alguno de los países compradores, lo que no ayudaría demasiado a las gestiones oficiales hoy en marcha. El otro hecho fue el respaldo público a los productores, de parte de los 3 gobernadores de la conocida “Zona Centro” del país: Omar Perotti de Santa Fe; Juan Schiaretti de Córdoba y Bordet de Entre Ríos, todos provenientes del justicialismo, aunque dos de ellos hasta ahora fuertemente oficialistas. El tema, que no muchos tuvieron en cuenta, es que se trata de provincias fuertemente exportadoras de carne, y a las que la medida golpea muy duro en lo económico y en las fuentes de trabajo, justo en un año en el que la economía de las provincias también está en jaque, y a meses de elecciones en las que los mandatarios también juegan espacios propios importantes para su futuro. Además, la prohibición ahora a exportar carne se suma al conflicto latente por la falta de prórroga consistente de la Ley de Biocombustibles que estaba vigente, y a la que ahora le apareció otro proyecto en Diputados, muy rechazado por los distritos productores más fuertes, como Santa Fe y Córdoba, con muy fuertes inversiones en la materia. Tanto este tema como otros que causan malestar se habrían reflejado en algunas reuniones virtuales, y “presenciales”, de un grupo bastante mayor de gobernadores que se vienen realizando en el CFI (Consejo Federal de Inversiones).

Control de daños. En todas estas movidas Alberto F. todavía no quedó bien parado, aunque lo menos importante, pero sí muy promocionado, fue el inexplicable error sobre los “2 millones de cabezas” del rodeo vacuno que, según él, tenía la Argentina en el 45, que “aumentó a 3 millones al irse el peronismo (55)”, cifras que en realidad eran de 34 millones de cabezas (45) y 44 millones en 1955. “Se nota que no consultaron a Basterra. Hasta él conoce las cifras correctas si lo hubieran consultado”, señalaba un dirigente respecto al titular de Agricultura, alimentando la creencia generalizada de que el Presidente atendió a una sola campana a la hora de tomar semejante decisión. Ahora, las reuniones, incluso con Matías Kulfas, de Producción, como la que ya tuvo lugar con el CAA (Consejo Agroindustrial Argentino), se multiplican para tratar de evitar daños y encontrar una salida, ante las diferencias que también quedaron en evidencia entre los privados, y más aún con la dirigencia de los exportadores. “No queremos caer tampoco en el monopolio de los grandes exportadores”, se quejan otras industrias medianas, que ya acercaron una propuesta de más volumen de cortes para el mercado interno que la que había acordado la exportación. Todo en medio de acusaciones cruzadas, desconfianzas varias, y no pocas denuncias “informales” de irregularidades del más variado tenor.

Asunción. Mientras transcurría el lluvioso fin de semana, que permitió ver mucha televisión, y hasta algún almuerzo, en Nordelta hubo un encuentro de un grupo de dirigentes empresarios para analizar las próximas elecciones en su entidad. Allí, entre vermouth y picadas se siguieron las alternativas de la región, incluyendo la asunción de Guillermo Lasso y su mano derecha, César Monge, en el Gobierno de Ecuador (adonde asistió el canciller Felipe Solá, con una misiva de Alberto Fernández); o la llamativa cumbre de los expresidentes Luiz Lula da Silva y Fernando Henrique Cardoso, otrora muy enfrentados. “No los une el amor, sino el espanto”, aportó uno de los comensales, aludiendo a las eventuales coincidencias de ambos frente al actual mandatario Jair Bolsonaro, y a la necesidad de comenzar a consolidar algunas definiciones básicas. También la situación del estratégico Ministerio Público con su trasfondo de fiscales, ahora aparentemente postergado por el oficialismo (“y que la mayoría de la gente no entiende”, aportó uno de ellos), fue puesto sobre la mesa, aunque las fuertes declaraciones de la titular del PRO, Patricia Bullrich, respecto a las vacunas de Pfizer, que le merecieron la rápida respuesta del oficialismo, incluyendo al Alberto F., lo desplazaron rápidamente del centro de la escena. El asunto, que cayó como una tromba en las filas del macrismo, dividiendo más aún las aguas, parece ser una jugada extrema de Bullrich que le dio un rápido rédito mediático, pero que también puede tronchar sus pretensiones presidenciales si la Justicia, a la que la someterá el Gobierno, dictamina en su contra. Rato después, mucho más abocados a su temas empresariales, destacaban los muy rápidos cambios que están llevando adelante muchos negocios. Es que ni lerdos ni perezosos, los comerciantes agudizan la imaginación para intentar compensar, aunque sea parcialmente, la caída de ventas que les vuelve a producir la reimplantación de restricciones. Desde las ventas por WhatsApp (para tiendas y regalerías), pasando por ventas online hasta de maquinaria agrícola como las de Monasterio Tattersall, y los deliveries más sofisticados para los restaurantes, la creatividad se multiplica. También, cada vez son más las empresas que apelan a estos servicios para fidelizar a los clientes, o para convocarlos a charlas y reuniones. Un ejemplo de esto fueron los “almuerzos Patrios” de Las Lilas con que fueron agasajados algunos clientes destacados de un banco privado, hasta los brunchs de Panni con los que Microsoft invitó a participar, vía Zoom, de la presentación de su alianza con Webee, de la novedosa plataforma 4.0 para empresas agropecuarias. “Igual, son muchos más los que pierden que los que ganan”, reconocía el gerente de una empresa de productos masivos, ubicada sobre una gran avenida, ahora sin tránsito, y casi sin peatones. Este tema es el eje de atención en el conurbano bonaerense, justamente por la dificultad para controlar, incluso, negocios más informales como ferias y venta callejera.

Un hombre, internado en estado de coma, se recupera al cabo de un mes y, al volver en sí, observa a su lado a su abnegada esposa, quien no ha dejado un solo día de acompañarlo. Entonces, acercándose a ella, le dice con la voz deteriorada por la enfermedad:

-Querida...

-Sí, querido...

-Cada vez que he tenido un problema grave estuviste a mi lado...

-Sí, querido.

-Cuando me despidieron, estuviste ahí para apoyarme. Cuando mi negocio fracasó, estuviste ahí. Cuando me dispararon, estuviste a mi lado. Cuando perdimos la casa, me apoyaste. Cuando mi salud empezó a fallar, seguiste a mi lado. ¿Sabes qué?”

-¿Qué, mi amor? -le preguntó su mujer con suavidad.

-Creo que sos mufa.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa