| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Domingo 12 de septiembre de 2021
El domingo, una eliminatoria para JxC en 19 provincias y una gran encuesta para los oficialismos (mención a Entre Ríos)

El país reeditará este domingo la experiencia de una Primaria Abierta para diputados en todo el territorio y senadores en 8 provincias que tendrá como objetivo no sólo confirmar las candidaturas para el 14 de noviembre, sino testear a modo de gran encuesta el clima político de la gestión de Alberto Fernández, signada casi desde su inicio por el impacto económico y sanitario del covid-19, dos factores que hacen que se enciendan todas las alertas por la repercusión en las urnas del profundo malestar social causado por esta crisis.

No es una elección más: son los primeros comicios nacionales que se realizan en medio de una pandemia que hasta aquí deja un penoso saldo de 112 mil muertos.

Esta particularidad, precisamente, forzó un rediseño no sólo de la agenda electoral sino de los operativos en base a los protocolos saniatrios recomendados, lo que derivó por ejemplo en que un 25% de los electores cambiaron de lugar de votación en comparación con los comicios de 2019 debido a la redistribución de los espacios. Para garantizar que esas pautas sanitarias se cumplan habrá “facilitadores sanitarios” en cada uno de los establecimientos.

La atención estará puesta en los resultados de la provincia de Buenos Aires, donde anida el poder del kirchnerismo, y en la Ciudad de Buenos Aires donde monopoliza las preferencias del electorado la alianza UCR-PRO. Pero hay otras batallas centrales para el oficialismo, y para la oposición referenciada casi de manera excluyente en Juntos por el Cambio, que se librarán en otros distritos clave como Córdoba, Mendoza, Entre Ríos y Santa Fe.

Y una pulseada adicional en Tucumán entre el gobernador Juan Manzur y su vice, Osvaldo Jaldo, que también atrae el foco de la política nacional. La sumatoria de los votos del domingo (no se definen bancas, sólo se eligen candidatos) será un adelanto de lo que puede pasar en noviembre, cuando se pondrá en juego la nueva conformación del Congreso con la que el Gobierno deberá encarar el tramo final de la gestión.

Definiciones

El dato del domingo es que, más allá de los intentos de Juntos por el Cambio por evitar las internas, tendrá batallas entre listas en 19 provincias (Ciudad, Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, La Pampa, Mendoza, Misiones, Río Negro, Salta, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán); mientras que el Frente de Todos, más allá de casos puntuales en siete distritos, llega a estos comicios revalidando el concepto de la unidad que se traduce, además, en un plebiscito para la gestión de los gobernadores y un “long shot”, un tiro largo, para los aspirantes a sucederlos, muchos de los cuales pondrán a prueba el domingo su peso territorial específico.

El domingo hay eliminatorias también para cargos provinciales en Buenos Aires, Mendoza, Catamarca, Salta, San Luis y la Ciudad de Buenos Aires.

La definición que aportarán los cinco distritos que concentran el 30% del padrón serán vitales en la definición del tablero político que comienza a delinearse, en parte desde estas PASO, pero con mayor intensidad en noviembre próximo y que, junto con la provincia de Buenos Aires, se convierten en los termómetros para las generales de 2023. Uno de los casos es Santa Fe.

La particularidad de esta provincia, como ya hemos explicado varias veces en este diario, es que tiene tres tercios móviles que se reparten entre el Frente de Todos, Juntos por el Cambio y el Frente Progresista. En todos los espacios habrá internas y, más allá de dirimir candidaturas para las tres bancas de senadores y las nueve de diputados en disputa, también se pone en juego el eje de poder interno.

Con los sondeos que dan arriba a JxC en la sumatoria de sus cuatro listas, la pulseada central se da en el peronismo, ya que la nómina avalada por el gobernador Oma Perotti y la Casa Rosada tendrá una dura primaria contra la lista que lleva al exministro de Defensa Agustín Rossi como precandidato a senador.

La pulseada definitoria del Frente de Todos es entre las nóminas que encabezan Marcelo Lewandowski y Agustín Rossi para el Senado, y entre Roberto Mirabella y Alejandro Toniolli para Diputados. En Juntos, para el Senado se enfrentan Federico Angelini, Carolina Losada, José Corral y el exministro de Seguridad Maximiliano Pullaro.

Mientras que para Diputados la oferta se reparte entre cinco: Luciano Laspina, Mario Barletta, Roy López Molina, Gabriel Chumpitaz y Dieter Von Pannwitz, el dirigente rural que lleva el mismo apellido del general alemán Helmuth von Pannwitz, oficial de caballería durante la Primera y Segunda Guerra Mundial. Ordenamiento En tanto, el Frente Progresista está en pleno reacomodamiento tras la muerte de los exgobernadores Miguel Lifschitz y Hermes Binner.

La viuda de Lifschitz, Clara García, encabeza la lista para el Senado (que aglutina nombres de la última gestión del socialismo, la de su exesposo) que en los relevamientos asoma victoriosa en la interna contra Rubén Giustiniani, quien de regreso al partido busca discutir los liderazgos de esa alianza que gobernó la provincia entre 2007 y 2019.

El otro distrito que desvela tanto al oficialismo como a la oposición es Córdoba. Allí, la taquilla está completa. Juntos por el Cambio tiene claro handicap en los sondeos, y el foco está puesto en la reñida pulseada que librarán dos de las cuatro listas internas: la del radical Mario Negri y Gustavo Santos (PRO), versus la de Luis Juez (Frente Cívico) y el ucerreísta Rodrigo de Loredo, en pos del Senado y Diputados, respectivamente. En rigor, esa compulsa intestina dividió aguas en el PRO nacional.

Negri y Santos recibieron el respaldo público de Mauricio Macri. Juez y de Loredo sumaron el aliento de Patricia Bullrich y, tibiamente, el de Horacio Rodríguez Larreta. En paralelo, Hacemos por Córdoba -encolumnado detrás del gobernador peronista ortodoxo Juan Schiaretti- y el Frente de Todos, alineado con la Casa Rosada, librarán el domingo su propio duelo, aunque en listas separadas.

El gobernador se puso al frente de la campaña -sus espadas son Alejandra Vigo (al Senado) y Natalia de la Sota (a Diputados)-, para enfrentar al Frente de Todos, que lleva como cabeza de lista para Diputados a Martín Gill, secretario de Obras Públicas de la Nación, y Carlos Caserio (al Senado). Gill y Caserio recorrieron la provincia destacando avances de gestión del Gobierno de Alberto Fernández, sobre todo en materia de obra pública y desarrollo social, y con una primera meta puesta en superar su piso histórico en la provincia de 10 puntos.

Por peso electoral también, pero sobre todo por lo visceral de la batalla dentro del oficialista Frente de Todos, la PASO del domingo en Tucumán se llevará todas las miradas por el duelo entre la lista de diputados que responde al gobernador Juan Manzur y la que encabeza su vice Osvaldo Jaldo.

Aunque, en rigor, la fricción entre ambos dirigentes es previa a esta campaña. Manzur, con apoyo explícito de la Casa Rosada y que pese al mandato de Cristina de Kirchner no pudo frenar esta interna, apuesta a un resultado que le garantice gobernabilidad en el tramo final de su mandato, el sostenimiento de su poder dentro del PJ y vía libre para perfilar un sucesor para 2023.

En Juntos por el Cambio hay escaso optimismo, a pesar del río revuelto en el peronismo. Aspiran a mantener el statu quo: un senador por la minoría. Allí habrá esquirlas de los tironeos nacionales entre el PRO y la UCR: la interna tendrá una lista por cada espacio, y una tercera en representación de intendentes opositores.

El respaldo orgánico del PRO es a la lista de senadores que lidera el intendente capitalino Germán Alfaro, mientras que la nómina de la UCR lleva a José Cano en primer lugar.

En la región de Cuyo es excluyente el escenario de Mendoza. Habrá una pulseada directa entre el oficialista Cambia Mendoza, la alianza que lleva a Alfredo Cornejo para senadores, y el FdT de Anabel Fernández Sagasti, que buscará renovar su banca en la Cámara Alta.

El peronismo logró la unidad en una lista que para diputados encabeza Alejandro Bermejo, mientras que en la alianza UCR-PRO la lista de Cornejo, que lleva a Cobos en primer lugar para Diputados, tendrá que enfrentar a la nómina que para el Senado lidera el empresario Rodolfo Vargas Arizu. La campaña estuvo marcada por la judicialización, que llegó a la Corte Suprema, de la precandidatura del gobernador Rodolfo Suarez como senador suplente, impugnada por el frente Vamos Mendocinos.

El quinteto de provincias clave se cierra con Entre Ríos. Allí, en la vereda de la oposición, Juntos por Entre Ríos se batirá en primarias, con listas que lideran el exministro de Mauricio Macri Rogelio Frigerio (PRO), el intendente radical Pedro Galimberti (Chajarí) y el exconcejal de Paraná Carlos González.

La centralidad del resultado es la proyección hacia 2023 para suceder a Gustavo Bordet, sin posibilidad de reelegir; una puja que parecen liderar tanto Frigerio como Enrique Cresto, el intendente de Concordia (en uso de licencia por cargo nacional como Administrador del Ente de Obras Hídricas de Saneamiento) que encabeza la nómina de precandidatos a diputados nacionales por el Frente de Todos con claro apoyo de la Casa Rosada y explícito aval de Bordet.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa