| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Martes 16 de noviembre de 2021
El Gobierno gestiones con los gobernadores insinuaban un bloque federal (Mención a Bordet)
Nuevo proyecto (2)

Golpeados. Así terminaron todos los gobernadores que aparecían como candidatos a reunirse en una suerte de “bloque federal” para posicionarse frente al kirchnerismo. Los pocos que superaron el test electoral con holgura -Gildo Insfrán, Jorge Capitanich- no tienen un perfil que les permita cruzar las fronteras de sus propias provincias e instalarse a nivel nacional. Al tanto de sus intenciones, el jefe de gabinete, Juan Manzur, activó gestiones para sumarlos al acto de mañana por el Día de la Militancia, que se anticipa como una suerte de relanzamiento de la gestión de Alberto Fernández.

Las listas del cordobés Juan Schiaretti, quien se perfilaba como armador de esa alianza de mandatarios provinciales, perdieron por 30 puntos frente a Juntos por el Cambio (JxC). Desde la gobernación argumentan que fue una elección nacional y que hicieron una “patriada”. Buscan mantener la centralidad en función del ingreso de Alejandra Vigo al Senado, quien ya adelantó que tendrá un bloque independiente.

Vigo, que es la esposa de Schiaretti, se sumará a los senadores Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro) y Magdalena Solari Quintana (Frente Renovador de la Concordia de Misiones), con quienes el oficialismo nacional se verá obligado a negociar al haber perdido el quórum propio en la cámara. Schiaretti fue otro de los derrotados que festejó: “Estoy contento con este resultado electoral, pensando en la Córdoba y en la Argentina del futuro. @HacemosCba va a construir la alternativa para el 2023 desde el interior de nuestra Patria. Vamos a trabajar para conseguir la Argentina federal que nos merecemos”, escribió en sus redes sociales.


Sergio Uñac -a quienes algunos bautizaron “la esperanza blanca del peronismo”- vio diluir la diferencia de cinco puntos que consiguió en las PASO a dos, un hecho que también lo jaquea en su intención de convertirse en referente de los mandatarios provinciales que apuestan a “federalizar” las políticas nacionales y constituir un peronismo “más institucional”.

El peronismo no kirchnerista -o al menos más equidistante con ese sector- no tiene hoy un líder y es complicado que surja en la derrota. Además, hasta el momento, todos los intentos de coordinación fueron débiles ya que cada gobernador privilegió su gestión antes de avanzar con un objetivo de organización más general. Algunos apuntan a las urgencias derivadas de la pandemia como fundamento de las dilaciones.

De la región productiva, ya habían quedado en el camino los otros dos gobernadores del “centro”, el santafesino Omar Perotti y el entrerriano Gustavo Bordet. Perotti, incluso, nunca alcanzó a dar la talla sobre la que había expectativas. Por caso, Schiaretti esperaba encontrar en él un “socio” para reclamos y propuestas, pero su acercamiento al kirchnerismo dio por tierra con esa idea.


Acto y recursos

Mientras ese grupo intenta reordenar su estrategia, el jefe de Gabinete Juan Manzur empezó con una serie de gestiones para invitar a los gobernadores al acto de este miércoles para festejar el Día de la Militancia. El único orador será Fernández y él fue quien le pidió al tucumano que sumara a los mandatarios. Desde que desembarcó en la Rosada, Manzur apuntó a posicionarse como el interlocutor de quienes fueron sus pares hasta las PASO. Aunque le reconocen más dinámica en la gestión, no logró -hasta el momento- capitalizar esa relación en un bloque de poder real.

El viernes pasado, ya en medio de la veda electoral, Manzur visitó a los gobernadores de Salta, Catamarca, Santiago del Estero, La Rioja y San Juan. Por supuesto, la explicación fue que eran reuniones por temas de gestión. A él también el resultado de Tucumán lo debilitó: el PJ hizo la peor elección en 25 años y JxC achicó peligrosamente la diferencia. Los números renovaron las tensiones con Osvaldo Jaldo, quien gobierno durante su licencia.

En el acto del miércoles se verá qué mandatarios vuelven a presentarse junto al Presidente; después de la derrota de las PASO Fernández los convocó a La Rioja para pedirles su apoyo y asegurarles que avalaría a sus candidatos en las legislativas. Les repitió: “Recuerden que mi palabra empeñada es la de ser un gobernador más. No es un enunciado, milito el federalismo como política central de mi gobierno”.


Presidencia

Ya en la crisis interna posterior a las PASO los gobernadores primero buscaron mantenerse al margen y, después, enviaron mensajes de apoyo. El vínculo entre Fernández y ellos es sinuosa desde el inicio de la gestión. Insfrán, Capitanich y el riojano Ricardo Quintela (en su distrito sigue la pelea por una banca de Diputados) son cercanos a la Rosada y son los que podrían avalar la estrategia de Manzur; además del escaso peso específico de sus provincias, son figuras que tienen fuertes cuestionamientos públicos. Axel Kiciloff, además de que también perdió, nunca se involucró en las negociaciones con sus pares.

Por el tamaño de su provincia y por la importancia electoral, tiene llegada directa a la Nación. Sin Buenos Aires, si se lograra armar una reedición de la “liga de gobernadores” ya partiría con menos poder. Después del resultado en ese distrito y del rol que cumplieron los intendentes, hay referentes del kirchnerismo que interpretan que la apuesta debería ser directamente a ellos para volver a ganar territorialidad.

Esa mirada podría extenderse al resto del país. Para hacerlo, la Rosada debería aumentar las transferencias discrecionales y seguir con un modelo que ya existe: que la plata llegue directamente a los jefes de las ciudades. Néstor Kirchner ya puso en práctica ese esquema.


LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa