| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Lunes 22 de noviembre de 2021
Rogelio Frigerio: "Es importante no dar ninguna señal de cogobierno"
rogelio frigerio
rogelio frigerio

- Fuiste crítico del anuncio por parte de dirigentes de tu partido de que irían por la presidencia de la Cámara de Diputados, de obtener la mayoría. Si se diera tal circunstancia, ¿tendrían que pedir la presidencia?

—Es importante no dar señales de cogobierno. Tenemos un rol muy importante siendo una oposición responsable y cumpliendo nuestro papel. Cualquier señal que distorsione eso no es una buena señal. Para discutir los temas que le preocupan y les quitan el sueño a los argentinos en el Congreso necesitás otra conformación de las comisiones. Gran parte de los proyectos de ley que presentó Juntos por el Cambio duerme en el sueño de los justos. Las comisiones son controladas por el kirchnerismo. Es muy relevante negociar de otra manera a partir de la nueva relación de fuerzas.

—Existe el síndrome de Antonio Cafiero. Se acercó a Raúl Alfonsín frente a la amenaza carapintada y terminó perdiendo con Carlos Menem, lo que hubiera sido inimaginable unos meses antes. ¿Se puede apoyar al Gobierno en temas trascendentes, como un acuerdo con el Fondo, sin pagar un costo político?

—No lo pondría en términos de costo político. Si se trata de transformar la Argentina, intentar solucionar a alguno de los problemas que arrastramos desde hace cincuenta años, vale la pena sacrificar un poco de los activos políticos individuales. Pero me parece que no es sano dar una idea de cogobierno, porque no es lo que la gente ha votado.

—Cafiero no cogobernaba con Alfonsín, pero se mostró muy solidario en situaciones muy grandes.

—Pongo en duda que Antonio Cafiero haya perdido la interna por eso. Me parece que no hay que subestimar la campaña que hizo Carlos Menem. Hay que ser solidarios siempre que esté en juego el bienestar de la gente. No caben especulaciones electorales.

—¿Estar dispuesto a pagar costos políticos por el beneficio del país?

—Para eso está el activo político: para ponerlo en juego cuando se trate del destino de Argentina.

—Alguna vez se habló de la liga de los gobernadores. Hoy pareciera que los gobernadores peronistas estuvieron divididos en dos ligas: una liderada por Juan Schiaretti y otra por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, junto a los gobernadores del NOA. ¿El peronismo puede parecer unido pero en realidad no lo está?

—El peronismo se unió solo para la elección. Y no en todos los lugares. No creo que esté unido en términos ideológicos con el kirchnerismo. Tampoco lo está en términos de proyectos futuros. Es una oportunidad para la Argentina: lograr esos dos tercios de mínima que necesita para sostener un plan de desarrollo y hacerlo sustentable en el largo plazo. Lo peor de Argentina fueron los cambios permanentes de dirección. Por eso hace falta esa masa crítica para sostener en el tiempo las transformaciones. El oficialismo está compuesto básicamente por kirchneristas y peronistas que acompañan. No es una unidad de ideas ni de proyectos. Desde la oposición tenemos responsabilidad de ir a buscar esos acuerdos con los que no necesariamente piensan igual que nosotros en todos los aspectos, pero que en cuatro o cinco cosas fundamentales podemos llegar a generar consensos.

—Los analistas de cierto nivel critican la poca preocupación en las ciencias políticas por dos aspectos dominantes: demografía y geografía. En 2002 estaban los bonaerenses enfrentados o compitiendo con la liga de gobernadores del interior, la vieja idea de interior contra el puerto. Cuando el PRO comienza, era un partido vecinalista, primero de la Ciudad de Buenos Aires, después de algunos municipios cercanos a la frontera de la Ciudad de Buenos Aires, luego bonaerense y ahora se nacionalizó. Mientras que el kirchnerismo se convirtió en un partido vecinalista del Conurbano. Como si hubiera una especie de cruce geográfico. ¿Notás esa diferencia con la mirada endogámica porteña, porteña-bonaerense, que a veces le toca tanto a Juntos como al Frente de Todos, o al kirchnerismo y al peronismo, como al PRO?

—La mirada endogámica es muy mala para el país y las políticas públicas. No es patrimonio solamente del kirchnerismo. También la dufrimos nosotros. Dejame hacer la distinción entre PRO y Juntos por el Cambio, algo mucho más abarcativo. Veo una coalición que intenta ser realmente federal. Y al kirchnerismo cada vez más endogámico y cerrado en algunas de las secciones del conurbano bonaerense. Algo que se reflejó en el resultado electoral. Que responde también a la falta de empatía del Gobierno con el interior profundo, con el sector más productivo de nuestro país. Ojalá que la federalización de Juntos se sostenga en el tiempo. También se precisa una conducción más federal que la que existe actualmente, a pesar de que avanzó mucho en este sentido.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa