| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Miércoles 22 de diciembre de 2021
Tras el traspié en el Congreso, Alberto Fernández almorzó con los gobernadores del oficialismo (mención a Bordet)
gobernadores

En vísperas del fin de año que en el oficialismo preveían mucho más allanado en torno a la sanción del Presupuesto, el presidente Alberto Fernández recibió este martes al mediodía en Olivos a los 13 gobernadores referenciados en el Frente de Todos mientras busca reencausar las negociaciones con el Fondo Monetario.

Acompañado por Juan Manzur y Julio Vitobello, y el ministro Eduardo "Wado" de Pedro, que desde hace semanas mantiene una agenda paralela a la del jefe de Estado, Fernández almorzó en la quinta presidencial con Axel Kicillof, Raúl Jalil, Jorge Capitanich, Gustavo Bordet, Gildo Insfrán, Sergio Ziliotto, Ricardo Quintela, Sergio Uñac, Alicia Kirchner, Omar Perotti, Gerardo Zamora y Gustavo Melella, además de Osvaldo Jaldo, vicegobernador a cargo del ejecutivo tucumano.

"Es gravísima la situación", resaltó Quintela tras la reunión en diálogo con los periodistas apostados en la quinta. Aún con una buena dosis de exageración, el riojano exhibió la preocupación por la planificación de las obras para las provincias, y el enojo que persiste en las filas del oficialismo tras el revés opositor al Presupuesto, el pasado viernes, que desconcertó al Gobierno y que obligó al Presidente a convocar a la cumbre de gobernadores para conversar sobre las obras previstas para el año próximo.

"Es la primera vez que sucede en la Argentina, que le quiten al oficialismo la herramienta principal, que es el Presupuesto", insistió el gobernador.

En ese sentido, las obras que estaban pautadas en la ley madre para cada jurisdicción, y que ahora deberán ser recalculadas de manera bilateral, fue el tema medular del almuerzo, que se extendió hasta bien pasadas las 3 de la tarde: solo Bordet se fue un rato antes porque tenía que volar a Entre Ríos para asistir al velorio de Jorge Busti, el ex gobernador que falleció en las últimas horas.

"Se analizó la agenda de ejecución de obras", ratificó por su parte el gobernador de Chaco.

El Presidente buscó llevar calma. El lunes, en tanto, Fernández y todos los gobernadores, incluidos los de la oposición, volverán a verse las caras en medio de los chispazos: será en Casa Rosada, en la firma del consenso fiscal 2021 que regirá a partir del año próximo.

Es la renovación del acuerdo que rubricaron en el 2017 durante el gobierno de Cambiemos y que el Frente de Todos modificó en torno a los impuestos y las alícuotas provinciales.

Ya confirmaron todos, incluidos los radicales y con excepción de La Pampa y San Luis que no rubricaron en ese momento.

Tampoco está claro qué hara Horacio Rodríguez Larreta, todavía en duda. Había sido Sergio Massa, el fin de semana, el que expuso en sus redes sociales los coletazos del rechazo al presupuesto.

"Son ellos y ellas (por los gobernadores) quienes deberán definir si rehacen sus presupuestos o si recortan gastos por la caída de recursos para cada provincia. Entiendo que el Presidente deberá convocar a cada uno para rehacer el cálculo de recursos sobre los convenios de inversión pública que se puedan llevar adelante en cada provincia", escribió el presidente de la Cámara baja después de que el Gobierno confirmara la prórroga por decreto del presupuesto 2021.

Las declaraciones de Massa volvieron a caldear los ánimos con Juntos por el Cambio: las calificaron como una "amenaza".

El jefe de Gobierno porteño, amigo personal del ex intendente de Tigre, utilizó incluso ese término. De hecho, el encuentro en Olivos se dio casualmente mientras en la sede del Gobierno porteño, Rodríguez Larreta, Gerardo Morales, Gustavo Valdés y Rodolfo Suárez -los cuatro gobernadores de la coalición opositora- mantenían una reunión similar para aunar posiciones en torno a la disputa presupuestaria: pidieron en un comunicado la presentación el envío de nuevo al Parlamento de un "Presupuesto realista".

El lunes por la noche, el jefe de Estado había cenado en la quinta presidencial con Máximo Kirchner, Massa y el bloque de legisladores del oficialismo de la Cámara baja, una cena que sirvió para darle oxígeno a los diputados tras el traspié de la sesión del viernes pasado, que el propio Fernández calificó como un "problema inesperado" en la videollamada que mantuvo con Kristalina Georgieva, la directora gerente del Fondo.

En la hoja de ruta que se habían trazado después de las elecciones, Fernández y el ministro Martín Guzmán pretendían para fin de año contar con el Presupuesto sancionado por el Congreso y la carta de entendimiento con el Fondo a punto de firmarse.

El tropiezo parlamentario que el Gobierno sufrió en la primera sesión tras el recambio legislativo lo obliga ahora a cambiar los planes. Y esperar recién a marzo.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa