| Entre Ríos EN LOS MEDIOS NACIONALES |
Domingo 08 de mayo de 2022
(Mención a Entre Ríos) Medidas polémicas: más provincias flexibilizan los criterios de promoción en la secundaria
alumnos-en-una-escuela-secundaria___5ISn8vlC5_1256x620__2

Con diferencias de días, se conocieron las decisiones de tres gobiernos provinciales de flexibilizar las condiciones de promoción de los alumnos secundarios.

Primero fue Santa Cruz, que definió que los alumnos pasen de año en 2022 sin importar cuántas materias aprobaron en 2021. Después se sumó Formosa, en una resolución similar.

Y ahora Entre Ríos eliminó el aplazo numérico en el primer trimestre.

Las medidas provocaron críticas entre los expertos en educación. La que levantó más polémica fue la del gobierno de Formosa, que permitió que los estudiantes que adeuden hasta tres materias de 2021 puedan continuar en 2022 con el nuevo año escolar.

Pero como el ciclo lectivo 2020 se considera una única "unidad temporal" con el 2021, las materias adeudadas del año que estalló la pandemia no alteran la promoción.

Entonces, por ejemplo, un alumno que en 2020 estaba en tercer año podría no haber aprobado ninguna materia, haber adeudado tres materias de cuarto año en 2021 y haber pasado igual a quinto en este 2022.

Antes de finalizar este ciclo lectivo, establece la resolución oficial, tendrá que rendir esas materias pendientes de cuarto y de tercero. 

Voces críticas

Los primeros en cuestionar el decreto del ministro de Educación formoseño, Luis Basterra, fueron los Docentes Autoconvocados de Formosa. El gremio acusó que desde esa cartera "se pretende salvar situaciones de aprendizajes no obtenidos por los estudiantes en la pandemia, solo con sucesivas instancias de evaluación sin dar respuestas a la enseñanza debida". "Una perinola con una sola opción: pasan todos”, definieron.

En un comunicado, expresaron: "Se plantea un 'hagamos como que todo está bien' y anotemos al/la joven para que curse el 2022 aun si adeuda todas las materias del curso que debía aprobar en el 2020. Pero además puede tener previas tres materias del curso al que asistió en el 2021 y otras tres materias que pudiera tener de años anteriores al 2020. O sea, podrá cursar el 2022 con hasta 19 materias previas, por ejemplo".

Marcelo Naudi, director provincial de Educación Secundaria, defendió la norma. “Planteamos que no se consideren los espacios del 2020 en este momento del ciclo 2022, porque estamos en un proceso de revinculación y de fortalecimiento de la vinculación de numerosos alumnos secundarios que tuvieron escasa o nula vinculación para sostener su proceso formativo por la pandemia".

También salió al cruce la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña. “No da lo mismo pasar de años sin saber que sabiendo. Esto pone en juego la cultura del esfuerzo y el valor de la educación. Les estamos diciendo a los chicos que saben lo que no saben. Los dejamos sin la oportunidad de aprender lo que no se les enseña, lo que los deja en desigualdad de condiciones para su futuro”, aseguró en declaraciones a CNN Radio.

La medida también fue criticada por especialistas en educación. "Es tomada a la ligera: que pasen todos y se acabó --criticó en diálogo con Clarín la investigadora Guillermina Tiramonti, directora del área de Educación de Flacso--. La resolución de Formosa muestra la incapacidad de esa y muchas gestiones provinciales para generar una propuesta alternativa, cuando aparecen situaciones imprevistas, como la pandemia", afirmó.

En su opinión, la salida no es la mera repitencia y argumentó que "está super probado que eso termina generando que el chico que se vaya de la escuela". "Habría que hacer un plan de evaluación integral que evalúe no la capacidad de memorizar información, sino las competencias y habilidades adquiridas. Y en función de eso, determinar cuáles son los que podrán seguir al siguiente año sin problemas y, para el resto, diseñar un plan de enseñanza alternativo", afirmó.

"Hoy se pierde el tiempo en las clases", planteó la autora del ensayo “El gran simulacro", quien aseguró que "falta creatividad. No se les cae una idea y no pueden romper la rutina en la manera de enseñar y, sobre todo de evaluar".

El ex rector del Colegio Nacional de Buenos Aires, Gustavo Zorzoli, señaló que la resolución de Formosa es “una verdadera vergüenza” que debería implicar la renuncia del ministro Basterra: “Su propuesta no es más que una salida facilista y rápida para no hacerse cargo de las inmensas dificultades que atraviesan estudiantes y docentes en las escuelas secundarias”.

Una realidad en más provincias

Para el santafecino Ariel Rotondo, director de secundaria y especialista en gestión del cambio en escuelas, "es injusto que se agarren con una provincia cuando muchas hicieron lo mismo". "Lo de Formosa está pasando en la mayoría de las provincias. En Santa Fe tal vez lo disfrazaron un poco, pero es más o menos lo mismo", aseguró.

Explicó que en su provincia, el Gobierno "dividió a las materias en cuatro trayectos pedagógicos. Algunos trayectos tienen una sola materia, como matemática, pero el resto agrupa a varias. Por ejemplo, en un mismo trayecto están todas las humanidades, en otro todas las naturales y, por último, están juntas lengua, lengua extranjera, una materia artística y educación física".

"Ahora hay que evaluar por trayectoria, lo que hace que si un alumno antes podía tener hasta dos materias desaprobadas para pasar al siguiente año, ahora puede tener hasta dos trayectos", explicó.  

Y siguió: "No es todo. Por ejemplo, dos trayectos pueden ser 8 materias de 2020. Pero el problema es que están los ciclos unidos (2020 y 2021) desde la época de (el exministro de Educación, Nicolás) Trotta. Los trayectos entonces también están unidos. En vez de 8 materias, el alumno pasa a deber 16". 

El profesor e investigador en Educación Fernando Cazas aclaró que "la decisión de Formosa sigue el espíritu de resoluciones que se tomaron en todas las provincias del país, inclusive en la ciudad de Buenos Aires, donde también se facilitó la posibilidad de rendir exámenes". En ese sentido, recordó que "no es que se les dé a los alumnos las materias por aprobadas, sino que se busca flexibilizar las normas académicas para que tengan más tiempo de prepararse para rendir los exámenes".

"Esto de que sean 19 materias, sería un caso realmente excepcional. Y si no lo fuera, la prioridad debiera ser analizar en qué condiciones socioeconómicas están estudiando esos chicos. Si estos jóvenes pueden estudiar sin tener la necesidad de trabajar, si cuentan con una computadora, con conexión a Internet, si sus escuelas cuentan con luz eléctrica", puntualizó el magister en Educación y docente en Psicopedagogía de la Universidad CAECE.

LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa