Lunes 31 de julio de 2006
  |  
Política
#
Santa Fe: Retoma Kirchner cercanía con socialismo por fórmula mixta
«Lole» Reutemann traspasó el mando a Jorge Obeid, siempre tacaño para las palabras, el piloto susurró un alerta quizá profético. «Espero, gobernador -comentó-, que le posibilite al peronismo cumplir las bodas de plata en el poder.»

D

istanciado de Obeid y sin conseguir nunca sintonizar con Néstor Kirchner, Reutemann se bajó de una eventual postulación para el año próximo cuando el PJ se juega la permanencia por 25 años, desde el retorno democrático en adelante, en el gobierno de Santa Fe.

Aquella frase hoy parece premonitoria: el gobierno se quedó sin un candidato poderoso en Santa Fe -«Lole» tenía,según los datos de la Casa Rosada, «20 puntos más que cualquier otro peronista»- que amague, siquiera, con empardar al socialista Hermes Binner.

Sin la opción «Lole», Kirchner se puso a barajar alternativas. Una, obvia, fue potenciar a Agustín Rossi; otra, curiosa, rescató a Rafael Bielsa del exilio del Congreso; una tercera, desesperada, supone desempolvar la alquimia de un pacto con el socialismo.

Es una vieja práctica de Kirchner y de otros presidentes como Carlos Menem: cuando en un territorio no detecta chances para una victoria propia, el patagónico se abraza a los que no puede derrotar y construye una sociedad con ellos. Lo hizo en Corrientes con Colombi y en Catamarca con Brizuela. El clásico gesto de alzarle el brazo al ganador, sea propio o ajeno.

La regla podría emularse en Santa Fe. No suspende los malabares para transformar a Rossi o Bielsa en candidatos contra Binner pero sin Reutemann el Presidente retomó el conocido artificio de la transversalidad para gestar una fórmula mixta en la provincia.

Se tratará de un ronda clásica, con sello institucional, para inaugurar viviendas, pero este miércoles Kirchner estará en Rosario junto al jefe local, el socialista Miguel Lifschitz. La excursión no es inocua en la horas tórridas de la política santafesina.

«Kirchner nunca dejó de lado la posibilidad de un acuerdo entre el socialismo y lo mejor del peronismo de Santa Fe», dicen en el kirchnerismo. En el PJ santafesino coinciden los que se ubican en lo que en dialecto oficial se cataloga como «lo mejor».

Panorama complejo

Así se bosqueja un panorama complejo en Santa Fe, motivo por el cual Kirchner eligió como primera salida no forzada al interior -a Tucumán fue por 9 de Julio- luego de una larga temporada sin incursiones a las provincias. Veamos:

Sin votación simultánea con la presidencial -Santa Fe vota, por ley, 90 días antes del cambio de mando: en setiembrecuando la nacional será en octubre- y sin ley de lemas -se derogaron por presión de Binner, razón que habría sido, incluso, reprochada por Kirchner a Obeid (el patagónico usaba una ley de lemas de hecho en su provincia y podría motorizarla para la presidencial en algunas provincias)las acciones del PJ están en baja. Por eso, se corrió Reutemann y parece difícil que, sin milagros o escándalos mediante, un candidato del peronismo pueda enfrentar con chances de triunfo a Binner.

El socialista fue un adelantado en la captura de radicales: selló un alianza con la UCR, el ala encabezada por el diputado nacional Hugo Storero, aunque otro fragmento que comanda el senador provincial Felipe Michlig coquetea con Roberto Lavagna, mientras, para sumar confusión, respalda una eventual reforma Constitucional para que Jorge Obeid pueda ser reelecto. La propuesta de una reforma la lanzó, como una ironía, el propio Reutemann y encontró algunos interesados.

Binner envió, aun a costode enojos de su partido, señales al gobierno. Sin estridencias ni posturas extremas, el diputado marcó diferencias con la Casa Rosada pero siempre estuvo lejos de convertirse en un opositor sanguíneo y feroz. La gentileza de Binner no es, para Kirchner, un dato menor.

Reaparece, entonces, la opción de un acercamiento con entre el gobierno y el socialismo para conformar una fórmula mixta: o bien con Binner como gobernador y un segundo del PJ; o con Binner elevado a vicepresidente, Lifschitz para la gobernación junto a un peronista. Esta opción responde a que el intendente de Rosario resulta para el PJ más potable que Binner. No debe, sin embargo, perderse de vista un dato: el Partido Socialista ha dado señales de oposición a Kirchner y difícilmente aceptaría un acuerdo electoral en Santa Fe. Asimismo, el peronismo alineado con Obeid (ver Ambito Nacional) tampoco considera factible una entente entre el gobierno y el PS.

Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa