Martes 02 de enero de 2007
  |  
Política
Marcan contradicciones en el estudio ambiental realizado por Botnia
Un agrimensor fue el que detectó las fallas.
papeleras.jpg

E

l agrimensor Andrés Rivas, que además navegó el río Uruguay durante 42 años, pudo acceder al informe de impacto ambiental realizado por la empresa Botnia para determinar las principales características del entorno, afectaciones ya existentes y las áreas sensibles o de riesgo para la instalación del emprendimiento. Rivas hizo un análisis del estudio, en el cual detectó graves omisiones y contradicciones sobre los recorridos de los efluentes del río Uruguay. El río Uruguay en su curso inferior, tiene una longitud aproximada de 348 kilómetros desde Salto hasta Nueva Palmira con una diferencia de nivel de unos 0,76 centímetros desde Concordia hasta Nueva Palmira, corriendo de norte a sur en todo este tramo con excepción de 24 kilómetros entre el kilómetro 117 y el 93 que corre de este a oeste. En este tramo se está construyendo la pastera de Botnia. En época de estiaje (caudal mínimo) que se da en meses de verano, su agua se encuentra transparente. Los caudales del río, se refieren siempre a corrientes en sentido norte- sur, pero no en sentido contrario, que se producen con la ocurrencia de vientos fuertes del sudoeste o sur con crecida del río de La Plata de hasta tres metros sobre cero, que en su máximo histórico llegó a 4,20 m. Este fenómeno arranca en Nueva Palmira, una onda de creciente que se traslada a lo largo del río Uruguay, que desde Nueva Palmira hasta el kilometro 93,3 frente a la desembocadura del río Gualeguaychú, corre de sur a norte con un ancho de aproximadamente 10 kilómetros y con profundidad de 6 a 7 metros únicamente en el canal. Por este efecto, sin que se ocasionen lluvias, el río Gualeguaychú levanta su nivel en 1,5 metros. Este fenómeno se ha mantenido hasta tres días, el último repunte se produjo del 6 al 8 de noviembre de este año pasado. Con esta ocurrencia, el río Uruguay transforma su caudal a cero y se invierte (reflujo), corriendo de sur a norte y de oeste a este frente a Botnia, este efecto se observa hasta Concepción del Uruguay donde es habitual observar esta corriente inversa, pero con más lentitud. En Gualeguaychú se nota sino con la crecida, que el agua se torna transparente, es agua que llega del río Uruguay. Para Rivas, según publica el sitio de El diario Argentino, cuando ocurra este fenómeno con la pastera en producción, los efluentes líquidos invertirán su recorrido tomando hacia el norte, desde Botnia hacia el este, con una velocidad de reflujo de 0,5 kilómetros por hora, el líquido contaminado, recorrerá 12 kilómetros por día y los efluentes de la planta volverán al lugar de donde fueron expulsados, sumándose a el que está siendo desagotado por la planta. Cuando se detenga el efecto del viento, ese líquido volverá a nuestra zona más el líquido que agrega la pastera diariamente. Esto indica que la concentración de líquidos contaminantes va a ser impredecible, y este fenómeno ha sido omitido en los estudios de Botnia.
Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#Papeleras
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
[email protected]

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
[email protected]
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa