Lunes 08 de enero de 2007
  |  
Policiales
Traficaban cocaína en los sábalos
Se secuestraron 244 kilos de droga.
pescados.jpg
TRÁFICO. La lupa en los exportadores de pescado

U

na banda que se dedicaba a exportar a Colombia grandes cantidades de sábalo congelado desde las provincias de Santa Fe y Entre Ríos fue desbaratada en Puerto Madero, al comprobarse que a través de esta actividad encubrían el tráfico de cocaína. Están detenidos un estadounidense, un peruano y cuatro argentinos. Mientras aún siguen sonando las repercusiones del operativo que logró desbaratar el pasado 6 de enero una banda de narcotraficantes que traía cocaína desde Colombia, a través de la exportación de sábalos, calificadas fuentes de la Policía Federal dijeron que “toda venta de productos congelados entre un país y otro tienta a los narcos” porque dificulta las investigaciones. Partidas de sábalos congelados salían de Santa Fe y Entre Ríos con destino a Colombia. El retorno del circuito comercial disimulaba un tráfico de cocaína colombiana entre Buenos Aires, Estados Unidos y España. Entre los seis detenidos en este operativo llamado Reyes Blancos, hay un estadounidense, un peruano, dos porteños y dos santafesinos. El comisario Miguel Castro, jefe de la División Operaciones Federales de Drogas Peligrosas de la Policía Federal y quien estuvo al frente de este operativo, explicó al diario santafesino El Litoral que “los narcotraficantes saben que para inspeccionar cualquier producto congelado los investigadores deben tener un 95 % de certeza de que allí hay droga, pues de lo contrario se arriesgan a arruinar todo un cargamento —por la ruptura de la cadena de frío— y esto podría acarrear problemas para el juez o los organismos de seguridad que intervienen”. Dos de los seis detenidos en este operativo son oriundos de la provincia de Santa Fe —uno de Sunchales y otro de Santa Rosa de Calchines—, aunque ambos son considerados los eslabones menos importantes en esta cadena que se habría financiado a través de los cárteles de Tijuana y Guadalajara, México. La Policía considera que la cabeza de esta banda era un ciudadano colombiano nacionalizado estadounidense: Luis Alberto Salazar Estrada, de 49 años. Debajo de este jefe, aparece un peruano —Samuel Salen Cohen, de 57 años, conocido como El químico— que estaba siendo investigado a escala internacional desde hace varios años. En realidad, este operativo se inició en 2004 al detectarse la presunta existencia de una red de narcotraficantes argentinos. Poco a poco comenzaron a surgir otros nombres de presuntos implicados. “Apareció el nombre de este peruano y no podíamos determinar quién era. Nos llevó mucho tiempo hasta que pudimos saberlo”, reveló Castro. Para el peruano ya existía un pedido de captura internacional a raíz del secuestro de 500 kilos de cocaína cerca de Tacna, que iban a ser enviados a la Argentina para luego venderlos en España. En aquel momento este hombre de 57 años ya operaba con los cárteles de Guadalajara y Tijuana, desde donde llegaba el respaldo económico. “Cuando perdió los 500 kilos de cocaína tuvo problemas con la organización, pero aun así continuó trabajando con ellos, aunque en un nivel más bajo”, dijo el comisario Castro. En Argentina, abrió una empresa de exportación de pescado congelado que operaba desde Berazategui, provincia de Buenos Aires. Tenía al menos dos camiones que realizaban viajes periódicos a Bogotá, Colombia; y a Tacna, Perú. “Esta era una pantalla en la que utilizaba los sábalos congelados y la harina de pescados. No entendíamos qué ocurría, porque la droga siempre viene desde Colombia. No tenía sentido pensar que la cocaína iba hacia allá escondida en los pescados”, explicó el jefe policial. Hasta que surgió un dato sospechoso: parte del cargamento “rebotaba” en Colombia por problemas en la documentación. Según Castro, “comenzamos a pensar que estos inconvenientes en los papeles se planteaban a propósito, para que el cargamento pudiera regresar a la Argentina con la droga”. Se cree que en cada viaje se traía poca cantidad de cocaína que iba siendo acopiada en Berazategui, donde se secuestraron 244 kilos la semana pasada. Entre los detenidos figuran los dos santafesinos —eran chofer y acompañante—, otro chofer, un coordinador de los viajes, el peruano y el colombiano naturalizado estadounidense, quien era el nexo entre Colombia, Perú y México. Este no es el primer caso en el que la Policía Federal detecta cargamentos de droga escondidos en pescados congelados. Otros operativos históricos fueron la Operación Langostino y el Merluza Blanca, que se produjo en marzo del año pasado cuando se determinó que la cocaína era enviada a España desde Mar del Plata. Ahora, este operativo que desbarató la banda que utilizaba los sábalos fue denominado Reyes Blancos pues usaba papel de regalo para envolver la cocaína y por la cercanía a la fecha en que se celebra la llegada de los Reyes. En esta investigación participaron efectivos de la Policía Federal, agentes de la Side y de la Dirección Nacional de Aduanas. Rubén Fabián R., de Santa Rosa de Calchines, y Sandro Marcelo L., de Sunchales, son los dos santafesinos detenidos en esta causa. Eran chofer y acompañante de los camiones utilizados para llevar la droga. Ambos fueron interceptados en el paso de Jama, Chile, pero el camión estaba “limpio” de drogas. (El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa