Jueves 11 de enero de 2007
  |  
Economía
Soja: Una nueva provocación al campo
La Sociedad Rural, CRA y Coninagro rechazaron la medida.

P

ropusieron “consensuar” un mecanismo que “ayude a que los productos básicos no queden fuera del alcance” de los argentinos sin que sea “sólo el productor el que haga los aportes a través de mayores retenciones o nuevos impuestos”. La FAA compartió esos conceptos y alertó que las multinacionales exportadoras podrían “adelantar la inscripción de sus operaciones sin incluir el aumento del 4 %, que de todos modos cargarán a los productores”. Fedeco pidió la “pronta cancelación” de la medida. Los productores agropecuarios “rechazamos la suba de retenciones a la soja” anunciada ayer por la ministra de Economía, Felisa Miceli, expresaron la Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro). La medida, remarcaron. “aparece simplemente como una innecesaria provocación al sector primario”, aunque “entendemos la necesidad de evitar el aumento de precios en productos que integran la canasta básica familiar”. Las entidades, por otra parte, propusieron utilizar los beneficios que surgen de los favorables precios internacionales en cada actividad para que todos los productores “puedan gozar de los frutos de su trabajo, manteniendo los precios internos estables”, y recordaron, en este sentido, que “ya hemos elevado propuestas concretas” a las autoridades”. “Estimamos positivo que el Gobierno haya incorporado este concepto a través de un sistema compensatorio, pero el mismo no debe salir del incremento de un impuesto. Sabemos acerca de las infinitas complicaciones que surgirán de la aplicación práctica del mecanismo anunciado”, agregan la SRA, CRA y Coninagro en el texto. “Este año —sostienen luego— habrá un aumento en la recaudación previsto por una mayor cosecha y el incremento en los precios internacionales de los granos que serían más que suficientes para crear el fondo compensador que planea ahora el Gobierno para evitar una suba en el valor de los alimentos. Y esto puede lograrse sin subsidios cruzados entre distintos productos, que tienden a complicar innecesariamente el sistema”. Tras rechazar el aumento de las retenciones, las entidades proponen “consensuar” entre los productores y el Gobierno, “un mecanismo que ayude a que los productos básicos no queden fuera del alcance del bolsillo de los argentinos, algo que puede realizarse sin la necesidad de que sea tan solo el productor agropecuario el que haga los aportes a través de mayores retenciones o nuevos impuestos”. La medida, finalizan las entidades, “sólo provocará mayor distorsión en los mercados y malestar en los productores. Deseamos políticas claras que no apunten únicamente al corto plazo y que le den previsibilidad y sustentabilidad a la producción agropecuaria Por eso, invitamos a conformar una comisión técnica con el fin de analizar la creación de mecanismos más eficientes y justos para luchar contra la inflación”. FAA. La Federación Agraria coincidió en que la “es una nueva provocación”. por lo que “rechazamos abiertamente” la suba de retenciones a la soja. Para la entidad que agrupa a los pequeños y medianos productores, la medida es ”de corte fiscalista” y n hará más que “profundizar las políticas anticampo, sin que esto redunde en beneficios para toda la ciudadanía. Algo que ya sucedió con el cierre de las exportaciones de la carne, cuando cayó un 30 % el precio pagado a la producción, sin que se mejoraran los valores para el consumidor, ya que la diferencia finalmente quedó en manos de los frigoríficos exportadores”. Cabe destacar, además, que la resolución anunciada ayer “se venía rumoreando hacía varias semanas e incluso había sido desmentida por diversos funcionarios. No obstante recién entrará en vigencia el próximo lunes 15 de enero. Lo cual daría la posibilidad a las multinacionales exportadoras de adelantar la inscripción de sus operaciones sin incluir el aumento del 4 %, que de todos modos cargarán a los productores cuando sea levantada la cosecha”, denunció la FAA. “Por eso solicitamos al Gobierno que informe cuántas toneladas de soja han sido registradas en estos días por las grandes empresas del sector”. La FAA, finalmente, se declaró en “estado de alerta y movilización” y también propuso consensuar “un mecanismo que ayude a que los productos básicos no queden fuera del alcance del bolsillo de los argentinos”. FEDECO. La Federación Entrerriana de Cooperativas (Fedeco), igualmente, expresó su “oposición a los impuestos distorsivos” y “el aumento de la retenciones” al sector agropecuario. “Poseyendo propuestas claras en la mesa del Ministerio de Economía y de la Secretaría de Agricultura, donde se tiene como base el no aumento del índice de precios al consumidor para la sociedad argentina y la disminución paulatina de las retenciones en los alimentos que afligen al Gobierno nacional como, carnes, trigo harinas, etc., vemos con preocupación el desvío de las políticas de Estado u económicas que se apartan al inicio de la salida de la convertibilidad colocando en riesgo el futuro productivo del país y el bienestar de los argentinos”. Por eso, Fedeco solicitó “urgentemente políticas de Estado” y la “pronta cancelación” de las medidas tomadas. El objetivo es contener la inflación con subsidios El Gobierno anunció ayer el otorgamiento de 500 millones de dólares en subsidios a productores de bienes de la canasta alimentaria con el fin de reducir los precios de esos artículos, y para eso dispuso un aumento en las retenciones a exportaciones de soja y aceite para financiar parte de esa ayuda. El mecanismo de subsidio será administrado desde la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) y financiado a través de un aporte del Tesoro Nacional de 100 millones de dólares anuales y el aumento de retenciones a oleaginosas que aportarán unos 400 millones de dólares más. Estas medidas se efectivizarán a partir de hoy, cuando el Ministerio de Economía publique la resolución correspondiente en el Boletín Oficial. “Deberían empezar a reducirse fuertemente los precios de los productos que a partir de ahora están subsidiados”, sostuvo la ministra de Economía, Felisa Miceli, en una conferencia de prensa ofrecida en la Casa Rosada, al dar a conocer las medidas. Miceli anunció que las retenciones a las exportaciones de soja se aumentarán en 4 puntos, para ubicarse en el 27,5 %; mientras que las del aceite pasarán del 20 al 24 %. En el marco de las nuevas medidas, Miceli aseguró que para la campaña 2006/07 se espera que “la cosecha sea extraordinaria”. “Estamos frente a una cosecha récord”, dijo la funcionaria, no sólo para la soja, maíz y trigo, sino también para el “sorgo y girasol”. Miceli fundamentó la iniciativa oficial en el incremento de los precios internacionales de “granos y oleaginosas, incidiendo en los costos de producción de bienes básicos de la canasta alimentaria”. Por esa razón, según indicó Miceli, “el Gobierno tomó la decisión de subsidiar el consumo interno de algunos bienes, que entre otros incluyen los derivados del trigo, como la harina, fideos y pan”. También están incluidos los derivados del maíz, como las “proteínas animales como carne, pollo, cerdo” y los productos lácteos y los que tienen como base la soja y el girasol, como ocurre con los aceites.
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa