Lunes 22 de enero de 2007
  |  
Política
Fuerte presión nacional sobre calendario electoral
José Manuel de la Sota podría postergar internas del justicialismo en Córdoba, lo que alimenta la hipótesis de elección junto con Nación. Es escenario que reclama Néstor Kirchner. UCR nacional pretende que Mendoza desdoble comicios.
urnas.jpg

S

in disimulo en algunos casos, crecen las presiones sobre las provincias desde la órbita nacional -tanto por parte del gobierno como de la oposición- para incidir en la definición de la fecha de las elecciones a gobernador, con la obvia intención de asegurar una mayor tajada de votos. El tironeo, ya un clásico cada cuatro años, radica en si los comicios se pegarán finalmente a la compulsa nacional (para definir presidente y legisladores nacionales) o si serán desdoblados para otorgarle un mayor grado de autonomía a la contienda local y evitar así que figuras de la oposición se monten en la fórmula kirchnerista para la Casa Rosada con el fin de ganar sufragios. En rigor, es cierto que en el juego de tensiones electorales también los mandatarios juegan con el suspenso en materia de oficialización de fechas para terciar en las negociaciones con Néstor Kirchner a la hora de discutir las candidaturas. En Córdoba, por caso, el gobernador José Manuel de la Sota analiza la posibilidad de pedir a las autoridades del PJ provincial que posterguen la fecha de las elecciones internas abiertas, previstas originariamente para el próximo 25 de marzo y que ahora podrían ser trasladadas a mediados de año. En la posible movida, que hoy será analizada en una reunión partidaria clave, se adivina un guiño, no exento de presión, desde Balcarce 50. Según el escenario trazado por el diario «La Mañana», de concretarse esta avanzada se robustecería la hipótesis de que finalmente el mandatario mediterráneo optaría por llevar los comicios locales al 28 de octubre, en conjunto con la compulsa nacional, como lo reclama Kirchner a partir del hecho incontrastable de que Córdoba es una plaza electoral clave. En los últimos meses, sumergido en tensas negociaciones con la Casa Rosada para armar las listas de candidatos, y en el marco de un acentuado distanciamiento político entre ambos mandatarios, De la Sota alimentó la sorpresiva posibilidad de un adelanto de comicios. Cálculos En los cálculos estaba el intento de que Kirchner no juegue a varias puntas en la provincia, apoyando tibiamente no sólo a los hombres de la oficialista Unión por Córdoba, sino, además, a las figuras del Frente Nuevo de Luis Juez y de parte de la UCR. De la Sota, en cambio, apuesta todo a la candidatura de su actual vicegobernador, Juan Schiaretti, aunque deberá medir primero fuerzas en la interna partidaria. En paralelo, uno de los casos más emblemáticos se vive en Mendoza, donde sin rodeos el presidente del comité nacional de la Unión Cívica Radical, Gerardo Morales, reconoció al diario «Los Andes» que le consultará al gobernador Julio Cobos (radical K) sobre la posibilidad de desdoblar comicios respecto de los nacionales para -dijo- evitar que se profundice la seria puja partidaria que enfrenta al mandatario con el ex cacique del radicalismo nacional, Roberto Iglesias. Este escenario tiene que ver con que, mientras la línea radical que gobierna Mendoza comulga con la concertación blandida por Kirchner -de hecho, a Cobos se lo menciona como potencial vice en la fórmula kirchnerista para la presidencia-, desde la cúpula nacional (tras la cual se encolumna el iglesismo) analiza una alianza con Roberto Lavagna. El diputado nacional por el oficialismo de Mendoza, Alfredo Cornejo, recogió el guante. «No hay que descartar la posibilidad, pero por ahora no hay vocación de desdoblar», relativizó ante el diario mendocino. La atenta mirada de Kirchner hacia el calendario electoral de las provincias alcanza incluso a aquellos distritos donde la Constitución local impide que los comicios se realicen en conjunto con la compulsa nacional. Es el caso de Santa Fe, donde si bien la provincia no puede votar el mismo día en que se definen autoridades nacionales, el gobernador justicialista, Jorge Obeid, acordó con el Presidente que las elecciones se realicen el 2 de setiembre (aunque puso este calendario a consideración de los partidos locales). Se trata de la fecha más cercana a la de renovación presidencial, lo que implica una superposición de ambas campañas, que apuntalará al candidato que apoye Kirchner. Pero también muestra que lo que ocurra en el importante distrito santafesino servirá como un antecedente clave para el kirchnerismo, que intentará por ello asegurarse antes del 28 de octubre una victoria en la provincia que hoy se le presenta adversa por la fuerza que arrastra el rosarino Hermes Binner, candidato a gobernador. En tanto, avanzan las definiciones en otro de los distritos donde las normas legales imponen un desdoblamiento de elecciones. En Tierra del Fuego, el ministro coordinador, Enrique Vallejos, aseguró que, de acuerdo con «parámetros legales nacionales y provinciales», las elecciones para gobernador se realizarían el 10 de junio, mientras una potencial segunda vuelta se concretaría dentro de los siguientes 15 días. (Fuente: Ambito Financiero)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa