Viernes 16 de febrero de 2007
  |  
Policiales
Sepultaron los restos del subcomisario asesinado
El efectivo de la Policía provincial fue muerto de un balazo en la tarde del miércoles por un sujeto con quien había mantenido una discusión minutos antes. El homicida escapó pero fue localizado, detenido y puesto a disposición de la Justicia

C

on los honores correspondientes a un oficial de su rango, y en medio de escenas de profundo dolor de sus familiares y camaradas, fueron sepultados ayer por la tarde, en el Cementerio Parque de la Concordia, los restos mortales del subcomisario Hugo Ramón Tiguá, de 35 años, quien fuera ultimado de un balazo en el tórax en el atardecer el miércoles por parte de un vecino de su suegro con el que habría mantenido una acalorada discusión un rato antes. El asesino, luego del entredicho, entró a su casa, se apoderó de un arma y sentado en su motocicleta esperó que el policía saliera nuevamente para darle muerte sin proferir una sola palabra. En el acto del sepelio de uno de los Jefes de Turno de la Jefatura Departamental Concordia, hacia donde había retornado por expreso pedido de sus oficiales superiores, se hicieron presentes el Jefe de la Policía de Entre Ríos, Héctor R.R. Massuh, el subjefe de la institución, Juan Rosatelli, miembros de la plana mayor de la fuerza, las máximas autoridades de la departamental concordiense y camaradas del oficial caído. El penoso episodio tuvo lugar pasadas las 19.30 cuando el «Gringo» Tiguá, como lo llamaban sus familiares y camaradas, volvió a salir a la puerta de la casa de su suegro, ubicada en calle La Paz, entre Balcarce y Pirovano, para reanudar el trabajo que estaba realizando, ya que ese día tenía franco y que había suspendido un rato antes luego de mantener una áspera discusión con un vecino del lugar por causas que se desconocen. Tiguá, padre de dos hijos menores de 12 y 9 años de edad, supo segundos antes de morir que Juan Alfredo Crespo, un vendedor ambulante de 38 años, luego del entredicho también había ingreso a su domicilio y volvió a salir con un rifle de aire comprimido, adaptado para disparar proyectiles calibre 22. Según los vecinos del lugar, éste esperó pacientemente sentado en su motocicleta hasta que saliera Tiguá y cuando apareció en la puerta, y sin que mediara ninguna palabra, le disparó un balazo que impactó en la zona axial del tórax, lo que le produjo lesiones irreversibles en sus órganos internos. Tras ello Crespo puso en marcha su moto y escapó rápidamente del lugar, mientras que el policía era auxiliado por familiares y vecinos, siendo trasladado al Hospital Masvernat donde ya ingresó sin vida. La policía concordiense montó un operativo de búsqueda que logró dar con el asesino alrededor de las 22.30 cuando intentaba salir de Concordia. Fue trasladado de inmediato a la Jefatura Departamental Concordia, donde se le efectuaron los peritajes de rigor, inclusive, la prueba de desmotest en sus manos mientras que el arma reformada comenzaba a ser peritada por el personal de Criminalística. Tras ello, el Juez de Instrucción Nº 1, Martín Carbonell, dispuso que Crespo fuera alojado en la Unidad Penal Nº 3 de esa ciudad. En relación al episodio, El subjefe departamental, Carlos Aguilar, dialogó con Diario El Sol y expresó que “lamentablemente se perdió un buen policía”, para luego detallar que “el oficial Tiguá estaba de visita en la casa de unos familiares, ayudando al dueño de casa a realizar unos trabajos fuera de la vivienda, cuando, un masculino, mayor de edad, que estaba de visita en una casa vecina, habría tenido un altercado un rato antes, para irse y más tarde volver con un arma de fuego. Lo esperó fuera de la casa e imprevistamente le efectuó un disparo que le impactó en el pecho y, prácticamente, fallece en forma instantánea”. Por su parte el subjefe de la Policía de Entre Ríos, Juan Rosatelli, enfatizó que la muerte de Tiguá “enlutó a toda la familia policial” y que estaba en Concordia por expresa orden del jefe de la Policía de Entre Ríos. Al brindar más detalles del hecho, apuntó que sucedió cerca de las 19.30, que el matador tenía el arma escondida en la campera y que “le efectuó el disparo sin mediar palabra alguna”. Cuando se le preguntó por el arma, precisó: “Es un aire comprimido, reformado, con un calibre 22 largo, lo que lo hace de gran potencia” y que el autor del disparo fue capturado en el momento que “intentaba fugarse, algo que no logró y ya está detenido, a disposición del Juzgado de Instrucción Nº 1, el doctor Martín Carbonell”. Sobre la víctima del hecho, el comisario Rosatelli comentó que ayer estaba de franco y que desde hacía un tiempo prestaba servicio en la Jefatura Departamental Concordia como Jefe de Turno. También, con el diario concordiense dialogó con Alcides, uno de los hermanos del homicida, quién manifestó que “fue una reyerta el desencadenante. Eso es lo que sabemos y esperemos que no le pase nada, hasta que la Justicia diga algo”, para luego advertir: “Hasta acá lo trajeron sano. No tiene antecedentes y tenemos miedo por los familiares del muerto, que son también policías”. La madre del único detenido, Celia, declaró: “A nosotros nos dijeron que se entregue con un abogado, que iba a estar todo bien y queremos tener garantías”. Tanto la madre como el hermano indicaron que no estaban al tanto de si Crespo conocía a Tiguá, y cómo se sucedieron los hechos. La defensa del imputado, que fue detenido en avenida Presidente Illía, cerca de Cambá Paso, está a cargo del abogado Martín Jáuregui.
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa