Martes 27 de febrero de 2007
  |  
Economía
Dependemos de la billetera K
Con un gobierno justicialista interesado en mostrar su filiación K en cada palabra que pronuncian sus referentes, solidificó una situación de fuerte dependencia del Estado nacional. (Galeria de los entrerrianos que tienen su foto K).
kirchnerisa.jpg
De él dependemos
kirchnerbusti.jpg
Busti y K
kirchnerguastavino.jpg
Guastavino y K
kirchnersolanas.jpg
Solanas y K
urribarrikirchner1.jpg
Urribarri y K
Kirchnerjp.jpg
JP oficial y K

G

entileza de Jorge Riani La situación está graficada por un dato que aporta el diputado provincial oficialista Juan José Bahillo: "Si se suma lo que Entre Ríos aporta por retenciones a la exportación y lo que viene en obras públicas, el saldo es positivo para la provincia; el monto que sale [con destino a las arcas nacionales] es de 550 millones de pesos al año, y sólo la construcción de la Autopista Mesopotámica, que paga la Nación, cuesta eso", compara. El legislador es presidente de la Comisión de Hacienda y miembro informante cada vez que la Cámara de Diputados de Entre Ríos comienza a discutir el presupuesto provincial. Pero lo que para el legislador oficialista es "positivo" para la oposición es motivo de críticas y desvelos. Así, el economista Roberto Schunk, que asesora a bloques de la oposición, ve con preocupación la fuerte dependencia que tiene Entre Ríos de la voluntad del gobierno central. "De cada 100 pesos con que cuenta la provincia 20 son de recaudación tributaria propia y el resto llega de la Nación" en forma de coparticipación federal, indica. Referente identificado con los planteos de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), a la que también asesora, Schunk ve en esa ecuación de dependencia una situación política e institucional peligrosa, y reclama mayor eficacia del gobierno entrerriano para valerse por sí mismo. Con otras palabras, el diputado Bahillo dice algo parecido al momento de dar números: "En el esquema general, la Nación aporta el 75 por ciento de los recursos de disponibilidad. Esa es una performance que surge de sumar coparticipación federal y recaudación propia y restar la coparticipación que la provincia hace a los municipios". Sin datos En los calientes días de este verano, conseguir información sobre el cierre de las cuentas públicas de la provincia es una tarea casi titánica. Los técnicos independientes del poder de turno deben aceitar sus contactos dentro de la estructura oficial para hacerse de los números que indiquen qué tendencia tuvo el balance y así poder actualizar sus estudios. Ese panorama le asegura al oficialismo que cualquier intento de conocer las cuentas públicas obliga a golpear la puerta de un ministro o un legislador oficialista, y luego creer o no. "Todos estamos buscando esa información", dice Schunk para saber si 2006 cerró con superávit o déficit en las cuentas públicas. Bahillo responde al interrogante desde su discurso oficial: "Se logró un superávit con el aporte que la Nación hizo para financiar parte del déficit del sistema previsional, porque para corregir un déficit se habían utilizado recursos de rentas generales". Al respecto, hay que explicar que sobre el límite del calendario recién concluido la provincia y el Estado nacional firmaron un convenio por el cual la Nación se comprometió a aportar 110 millones de pesos, de los cuales llegaron unos 30 millones, que alcanzaron a enderezar los números del último ejercicio. El resto es promesa para el largo (y electoral) 2007. Los cíclicos envíos de dinero que hace el gobierno central determinan que haya una economía real y una de contabilidad. Eso lleva a Schunk a decir que cuando se tengan los datos de cómo cerró el año "el resultado es el total de ingresos menos el total de egresos, pero no se incluyen los subsidios, ni préstamos ni gastos de amortizaciones". Y no es poco lo que arriba al Tesoro entrerriano con distintos troqueles: fondos específicos para obras públicas, para viviendas, ingreso de capital cuyo dinero llega si la obra se ejecuta e impuesto a las ganancias, entre otros muchos. Con los fondos que atesoran sus cajas, la provincia destinará el 60 por ciento al pago de sueldos de empleados públicos. "La inversión pública grande de la provincia la hace la Nación", admite el diputado oficialista, y destaca que el principal gasto de obras para este 2007 será para el arreglo de las escuelas públicas, que según una denuncia documentada de los gremios docentes se encuentran destrozadas. Con ese panorama, el Estado provincial no puede permitirse hacer inversiones transformadoras en materia de caminos, por ejemplo. Un caso: el departamento de Vialidad provincial funciona con dos ingresos: la coparticipación del impuesto a las naftas especiales y el 20 por ciento del impuesto inmobiliario provincial. Sólo con ayuda No obstante, eso alcanza no más que para el elemental mantenimiento y reparación. "No se hacen obras públicas si no son financiadas por la Nación", dice el propio Bahillo. Por caso, hace pocos días se recibieron los sobres de la licitación por unos 24 millones de pesos destinados al acceso caminero a la ciudad de Gualeguaychú, obra que se paga con fondos nacionales. Al hablar de perspectivas para este 2007 recién estrenado, oficialismo y oposición coinciden en decir que "será igual que 2006". Las diferencias se observan al momento de las evaluaciones políticas que hacen al considerar qué significa que Entre Ríos sea tan dependiente de la billetera K.
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa