Miércoles 28 de febrero de 2007
  |  
Policiales
Cayó parte de una banda que robaba antigüedades
Tres sujetos y una mujer, todos oriundos de Buenos Aires, fueron sorprendidos por la policía de Federación cuando salían del cementerio llevándose una antigua y costosa estatua de mármol. En un celular tenían las pruebas de más de 30 robos.

L

o que parece ser solamente un eslabón más de una organización delictiva a nivel nacional que se especializaba en el robo de costosas antigüedades en cementerios de distintas provincias fue desbaratada ayer de madrugada, cuando cuatro personas, tres hombres y una mujer —domiciliados en Buenos Aires—, fueron sorprendidos y después detenidos por personal de la Jefatura Departamental Federación mientras salían llevándose una antigua y costosa obra realizada en mármol. Cuando fueron perseguidos, a la voz de alto respondieron a balazos y, como consecuencia del enfrentamiento posterior, uno de ellos resultó herido de bala. Lo insólito del caso es que en poder de la mujer se encontró un celular en cuyo archivo de fotos mostraba a los compañeros de esta singular especialidad delictiva en momentos en que robaban elementos en distintos cementerios El episodio tuvo su inicio alrededor de la 1.30, cuando un móvil de la Jefatura Departamental Federación realizaba un patrullaje en la zona del Cementerio dada la cantidad de delitos que se habían perpetrando en ese lugar en los últimos tiempos. Cuando se acercaron los uniformados vieron con sorpresa que el portón de entrada había sido violentado y estaba abierto. Mayor fue la sorpresa cuando vieron salir del lugar una camioneta Renault Kangoo, con vidrios polarizados y dominio colocado DJB-044 en cuyo interior viajaban cuatro personas. Los policías habían bajado del móvil y les dieron la voz de alto. Los sospechosos, lejos de acatarla, aceleraron la marcha por lo que uno de los policías disparó dos veces en forma intimidatoria al aire con la escopeta de la dotación. Al parecer, cuando iban a subir al móvil y dar la voz de alarma, los ocupantes de la Kangoo comenzaron a disparar armas de fuego por lo que los policías respondieron a la agresión armada. Uno de los maleantes que prácticamente iba colgado con la puerta abierta al no poder ingresar al rodado cayó pesadamente al suelo y fue detenido de inmediato. Al darse la voz de alarma todos los móviles de la dependencia convergieron hacia ese sector al mando del jefe departamental, José A. Moschen, quien ordenó un operativo cerrojo para interceptar a los sospechosos. Un rato después, la dotación de otro móvil policial los buscaba en la zona de la estación de servicios GNC ubicada en el cruce de las rutas nacional 14 y provincial 41 encontraron el vehículo y con el apoyo de otros patrulleros los persiguieron brevemente hasta que consiguieron interceptarlo. A los maleantes, totalmente rodeados, no les quedó otra alternativa que bajar con las manos en alto. Se trataba de dos sujetos y una mujer comprobándose que uno de los hombres presentaba también un disparo de arma de fuego en uno de sus brazos recibido durante el corto enfrentamiento. Fueron detenidos y trasladados a la departamental mientras que en el auto, al ser requisado con los recaudos legales otorgados por el juez de Instrucción que se constituyó en el lugar, Alberto Funes Palacios, y ante testigos civiles, se localizaron y secuestraron dentro de la Kangoo armas de fuego, teléfonos celulares, agendas con números telefónicos y varias tarjetas de anticuarios de distintas partes del país, dinero en efectivo y otros elementos. Otra de las sorpresas fue deparada por uno de los teléfonos celulares provisto de cámara fotográfica que aparentemente estaba en poder de la mujer. En su archivo fotográfico fueron encontradas varias imágenes de los sujetos detenidos sustrayendo elementos en distintos cementerios del sur de Corrientes y el norte de Entre Ríos, lo que será una de las pruebas cuando los delincuentes sean juzgados. Sugestivamente, en la parte trasera fue encontrado un trozo de mármol de color blanco opaco. Sin dudas era una parte de algo más grande y entonces se ordenó la búsqueda por los lugares en que había transitado la camioneta. Lo encontraron en la intersección de Córdoba y Salta. Se trataba de la estatua con la imagen de una virgen del mismo material de unos 200 kilos de peso, comprobándose posteriormente que había sido sustraída del panteón de quien fuera el primer presidente municipal de Federación, José Ignacio Benítez. El sujeto herido fue trasladado al hospital de esa ciudad donde recibió asistencia médica y horas después, celosamente custodiado, fue alojado junto a sus cómplices en la Jefatura Departamental Federación. Pese al hermetismo que rodea la causa caratulada como asociación ilícita y robo calificado consumado en fuentes extraoficiales de la zona se pudo saber anoche que los detenidos serían un tal Carlos Carpena, de 36 años y domiciliado en Ezeiza; Carlos Bitetti o Bitelli, de 51 y afincado en Hurlingham; Juan Carlos Robles, de 47 y domiciliado también en Ezeiza, quien sería el sujeto herido. La mujer sería Elida Suárez, de 29 y que vive en Tristán Suárez del Partido de Echeverría. En el lugar del episodio trabajó personal de Criminalística. (Fuente: El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa