Viernes 09 de marzo de 2007
  |  
Policiales
Los familiares quieren responsables
El 9 de marzo de 2006 murieron seis militares que se desempeñaban en la II Brigada Aérea, en Paraná.Los familiares se sienten olvidados por las autoridades. Fue a causa de un accidente en el marco de una misión humanitaria.
avionboliviamilitares.jpg
Cayó a poco de levantar vuelo en La Paz y murieron los seis militares que lo tripulaban

H

oy se cumple el primer aniversario del deceso de los seis militares que se desempeñaban en la II Brigada Aérea, en Paraná, y que fallecieron a causa de un accidente ocurrido en cercanías a la ciudad de La Paz, Bolivia, mientras cumplían una misión humanitaria. Desde el día de la tragedia, los familiares de las víctimas vienen reclamando que se esclarezcan las causas que produjeron la caída de la aeronave y que, entonces, se identifique a los culpables del accidente y se haga justicia. Como a un año de la tragedia no se han producido avances en la causa, los familiares materializarán un reclamo hoy, a las 12.30, en el centro cívico de nuestra ciudad. La idea es concentrarse en el frente de la Casa de Gobierno —luego de haber asistido a la misa que a las 11 se realizará en el Cementerio Parque de la Paz—, dar una vuelta alrededor de ella, y volver a la puerta principal para dar un mensaje a las autoridades y al pueblo argentino. “Queremos decirles que a un año del accidente aéreo estamos sin respuestas, sin responsables y olvidados totalmente. Vamos a pedir justicia, respuestas, responsables y que no se olviden de las víctimas”, adelantó Olga de Aimino, la esposa del fallecido Enrique Aimino. Según la mujer, esta situación refleja la falta de preocupación de las autoridades del Estado Nacional, la Fuerza Aérea Argentina y la provincia de Entre Ríos en el tema. “Tanto al gobernador (Jorge Busti) como al presidente (Néstor Kirchner) esto les ha pasado por alto. Nosotros queremos que la gente sepa cómo estamos y que los políticos se pongan las pilas, porque todos sabemos a qué están dedicados ellos”, denunció haciendo referencia a las próximas elecciones. Haciendo memoria de las tratativas, Aimino comentó que en mayo pasado se reunieron con la ministra de Defensa de la Nación, Nilda Garré, quien “nos prometió que nos iba a dar respuesta e iba a esclarecer quiénes fueron los responsables; además, nos dijo que nos iba a atender nuevamente, pero después su respuesta fue que no le daba la agenda para encontrarse con nosotros. En realidad no nos atendió más porque no tiene respuestas para darnos”. El 5 de diciembre pasado solicitaron una audiencia con Kirchner, pero no tuvieron suerte; y en la misma fecha enviaron una nota a Busti para que gestionara una audiencia con el presidente, pero tampoco lograron eso. Ese mismo mes, los familiares del suboficial ayudante Enrique Aimino presentaron una demanda penal contra el Estado Nacional y la Fuerza Aérea, en el Juzgado Federal de Paraná. Olga de Aimino informó que el Gobierno de Bolivia decidió hacer un homenaje a los fallecidos durante la jornada de hoy, en La Paz. Y que un pequeño grupo de familiares viajó para participar en él. “La mayoría decidimos quedarnos porque supuestamente nuestros seres queridos están acá; digo supuestamente porque la Fuerza nos dio los cajones cerrados y ni siquiera sabemos si adentro estaban los cuerpos”, indicó la viuda. Y distinguió el gesto de las autoridades bolivianas “en contraposición de lo que sucede en nuestro país que nadie se interesa en avanzar con la investigación, tratando de olvidar el tema”. Los familiares invitaron a participar en la marcha a personas que están pasando por una situación similar y piden justicia: a María Inés Cabrol, madre de Fernanda Aguirre, y María Cristina Puebla, madre de Romina Iturain, asesinada en diciembre de 2001. El jueves 9 de marzo de 2006, un Lear Jet de la Fuerza Aérea Argentina, matrícula FAG 046 perteneciente a la II Brigada Aérea de Paraná, cayó a tierra luego de trasladar al vecino país al ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, quien llevaba medicamentos y tenía prevista una reunión con Evo Morales. En la tragedia murieron el capitán Fernando Javier Franco, de 35 años, nacido en Capital Federal; teniente primero Matías Norberto Simonetti, 30 años, oriundo de Buenos Aires; suboficial principal Juan José Otero, 47 años, de Gualeguaychú; suboficial ayudante Jorge Horacio Peralta, de 38 años, San Benito; suboficial ayudante Enrique César Ricardo Aimino, 37 años, nacido en Río Cuarto —árbitro de fútbol en Paraná—; y el suboficial ayudante Javier Amílcar Brondi, de 36 años, oriundo de Tabossi. El hecho ocurrió cuando el avión en el que regresaban a la Argentina se estrelló pocos minutos después de haber despegado del aeropuerto militar de El Alto, cerca de La Paz. La aeronave había demorado su retorno por problemas técnicos. Los cuerpos sin vida llegaron a Paraná durante la noche del 10 de marzo de 2006; sus familiares, amigos y compañeros los esperaban en la Base Aérea, en el marco de una ceremonia en la que participaron, entre otros, los ministros González García y Garré. Al día siguiente, cada uno fue enterrado en el lugar elegido por su familia, en ceremonias íntimas. Los restos de Aimino, Peralta, Otero y Simonetti se encuentran en el Parque de la Paz (San Benito); en tanto que Brondi fue sepultado en Tabossi, y Franco en Santa Fe.
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa