Jueves 22 de marzo de 2007
  |  
Policiales
Piden la indagatoria del general Trimarco
Hasta el momento ningún ex represor declaró en las causas entrerrianas

E

l ex gobernador de facto está imputado de sustitución de identidad y sustracción de cuatro bebés nacidos en el Hospital Militar de Paraná. Trimarco fue jefe de la II Brigada de Caballería Blindada entre 1976 y 1979 y, luego, jefe del Segundo Cuerpo de Ejército. “También en Paraná operó la tecnología del horror” , afirmaron los querellantes. A punto de dar a luz, Raquel Negro fue trasladada desde un centro clandestino de detención al Hospital Militar de Paraná. Nacieron dos bebés, una niña y un niño, que seguramente no tuvieron tiempo ni de tocar la piel de su madre. Fueron derivados para su observación a una clínica privada de pediatría, en calle España. Allí se los registró como NN y de allí salieron con vida. Los mellizos fueron robados a la mujer y hoy nada se sabe ni de Raquel ni de los bebés. Corría febrero —puede haber sido marzo— de 1978. Ayer, 21 de marzo de 2007, un joven de 30 años ocupó su lugar en una conferencia de prensa. Sebastián Álvarez, en silencio, escuchó a los abogados del Registro Único de la Verdad cuando hablaron de los hermanos que anda buscando. En silencio escuchó cuando se informó a los medios de la pronta resolución de un pedido de indagatoria a Juan Carlos Trimarco. El general en cuestión fue gobernador de facto de la provincia. Comenzó su carrera en Inteligencia, luego fue jefe de la II Brigada de Caballería Blindada y, después, ascendido a jefe del Segundo Cuerpo de Ejército con asiento en Rosario y jurisdicción en Paraná. Hoy está imputado por los delitos de sustitución de identidad y sustracción de los bebes mellizos, hermanos de Sebastián Alvarez, y de otros dos bebés que nacieron en el Hospital Militar de Paraná por la misma época. CAUSA. En mayo de 2005, el Registro Único de la Verdad, a cargo de Guillermo Germano, se presentó ante el Juzgado Federal de Paraná reclamando que se investigue el lugar que ocupó el Hospital Militar en la ingeniería del horror que caracterizó la última dictadura militar. Testimoniales en Rosario, acerca del traslado de Raquel Negro para dar a luz en Paraná, llevaron a presumir que el nosocomio podía constituirse en la punta del ovillo para esclarecer nacimientos clandestinos de mujeres desaparecidas. De hecho, según surge de las pruebas recabadas, no sólo nacieron los bebés de Negro sino otros dos niños de cuales tampoco se supo su destino ni sus nombres. Así lo declararon testigos que se desempeñaban en el hospital y así surge de los registros de guardia que aún quedan en la clínica pediátrica, entre otros documentos sumados a la causa. INDAGATORIA. “A 30 años del golpe de Estado, es un hecho jurídico singular que se requiera la indagatoria de quien fuera dueño y señor de vida y hacienda de las personas que vivieron y viven en Entre Ríos, entre 1976 y 1979”, enfatizó Marcelo Baridón, abogado de víctimas del terrorismo de Estado en Entre Ríos, junto a Marina Barbagelata y Gammal Taleb. Baridón detalló la “carrera” realizada por Trimarco tras lo cual aseguró que sus ascensos obedecieron a “su fantasmal eficiencia y eficacia en la persecución ilegal, el secuestro, la tortura, la sustitución de identidad y la sustracción de menores”. Taleb explicó que lo que se le imputa al ex mandatario de facto “es la responsabilidad penal de un autor mediato, de una figura principal por su posición jerárquica, por su responsabilidad de mando en estos hechos”. Según se informó, la resolución del pedido de citación a indagatoria se producirá apenas se reciba, en el Juzgado Federal de Paraná, un oficio del Ministerio de Defensa que deberá consignar los nombres de quienes ocupaban cargos de responsabilidad en el Hospital Militar, en tiempos en que sucedieron los hechos imputados a Trimarco. El general reside hoy en la ciudad de Buenos Aires. SEBASTIÁN. “Dónde están, no sé”, dijo Sebastián que calcula que sus hermanos deben andar por los 29 años. “Sólo tengo los testimonios de la gente que dijo que los vio, que los atendió en el hospital, y el de Jaime Dri que declara que la vio a mi vieja en la Quinta —centro clandestino de detención en inmediaciones de Rosario— antes de dar a luz”, apuntó el joven. Su madre, Raquel Negro está desaparecida; su padre, Marcelino Álvarez, también. Los mellizos son hijos de la segunda pareja de Raquel, Tulio Tucho Valenzuela, uno de los actores principales de la historia de Montoneros de quien tampoco se supo su destino. Recuerdos de la muerte, el libro que escribió el periodista y legislador Miguel Bonasso a mediados de los 80, fue también una de las puntas con la que se inició la investigación. Allí, en base al testimonio de Dri, sobreviviente de La Quinta, se narra buena parte de la historia que está buscando Sebastián. El resto, lo que quedó en sombras, el devenir de los mellizos y dar con los responsables, queda en manos de la Justicia. (Diario UNO)
Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#Dictadura
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa