Miércoles 27 de junio de 2007
  |  
Política
La UADER, cerca de ser noticia como fue la UBA
Fuerte disputa en la Uader por los docentes transferidos. Se trata de 748 profesores que fueron absorbidos de los institutos terciarios. Los estudiantes reclaman que haya concursos abiertos y de oposición, planteo que rechaza Agmer.
uader.jpg

U

na toma del Rectorado el 5 del actual hizo fracasar una sesión del consejo superior, que mañana se reúne. La Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) se convirtió en escenario de una durísima disputa entre los claustros estudiantil y docente respecto del modo de llevar adelante el proceso de normalización institucional en lo que hace a la convocatoria a concursos para cubrir las horas cátedra. La división tiene como eje la situación de los denominados docentes transferidos, aquellos que fueron absorbidos por la Uader tras la incorporación de los distintos institutos que dieron forma a la Universidad tras su creación en 2000. Un sector de los estudiantes, nucleados en el Frente Uader de los Estudiantes, defiende la necesidad de aplicar a rajatablas la Ley de Educación Superior, y someter a concursos abiertos y de oposición a toda la planta docente, incluidos los transferidos que hasta ahora sólo atravesaban un proceso de evaluación peculiar, sin concurso, denominado de “reválida”. Desde la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) rechazan ese camino, por cuanto lo consideran “discriminatorio”, “desvalorizante” y “punitivo”. Javier Cabrol, consejero superior de la Uader, cuestiona la actitud del sindicato docente por cuanto, asevera, “la única forma de otorgar ciudadanía universitaria y categoría universitaria es el concurso ordinario público y abierto de antecedentes y oposición con mayoría de docentes externos. De esto depende el reconocimiento definitivo de la Uader como universidad, que por ahora es provisorio”. Pero además, subraya que la falta de concursos abiertos de oposición “va contra los intereses de los propios docentes, porque se quiere generar un procedimiento especial, particular sólo para algunos, para darles categoría ordinaria. Esto hacia afuera no se distingue ni se entiende porque lo que va a terminar generando adentro de la Universidad es la existencia de docentes de primera y de segunda (los que obtienen su categoría como manda la ley y los que la recibieron por otro método muy cuestionado). Además, un desprestigio general de todos nuestros docentes, pues pone en duda la forma en la que otorga categoría ordinaria la Uader”. En noviembre de 2003, la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau) emitió un durísimo dictamen, contenido en la resolución 508, que obligó a la Uader a frenar la inscripción de alumnos hasta tanto pudiese enderezar su proyecto institucional según las normas que regulan la vida universitaria. Entre otros aspectos, la Coneau reprendió el modo como estaba conformada la planta docente de la Universidad, y afirmó que “la implementación de un programa de reconversión para los docentes con título superior no universitario se ha cumplido de un modo fragmentario y con numerosas dificultades no previstas, mientras que no se observan avances en la reubicación en el subsistema educativo provincial de los docentes sin título universitario que no cumplen con las exigencias de la reconversión ni se ha implementado un programa de formación de postrado”. La gestión del rector Mario Mathieu corrigió algunos desaguisados de su antecesor, Luis Américo González, aunque ahora el plan de reconversión de los docentes transferidos a la Uader está atascado. Los dirigentes Blanca Benavídez y Claudio Frías, de Agmer, han planteado un camino distinto respecto de la normalización de la planta docente del que esbozan los estudiantes. Al respecto, ratificaron “el respaldo mayoritario del claustro docente a los concursos de evaluación del desempeño para los profesores transferidos”, sin que deban atravesar la instancia de concursos abiertos y de oposición, tal como lo había dispuesto una comisión ad hoc conformada en el seno del consejo superior de la Uader. A la vez, los dirigentes rechazan la postura de un sector de los estudiantes “por cuanto es discriminatoria, desvalorizante y punitiva para el profesor transferido y desconoce las prácticas concursales universitarias” Además, “repudiaron” la determinación del rector Mathieu de “constituir antireglamentariamente una nueva comisión para tratar el régimen concursal de los transferidos, sin participación gremial y desconociendo la labor de la comisión ad hoc del Consejo Superior”. La medida del rector se adoptó luego de la movilización que los estudiantes protagonizaron el 6 del actual, con toma simbólica del Rectorado. UN DICTAMEN El 1º de marzo, el Departamento de Asuntos Jurídicos del Rectorado de la Uader emitió un dictamen que le fuera requerido por el Consejo Superior en su sesión del 13 de diciembre de 2006 para abordar la situación de los docentes transferidos en relación con los concursos ordinarios. El Consejo Superior había aprobado un reglamento de concursos ordinarios, por antecedentes y oposición, que no incluyó a los docentes transferidos, o sea a casi el 70 % de la planta docente de la Universidad. Para abordar la situación de esos profesores, se conformó una comisión ad hoc integrada por los decanos de las facultades de Ciencia y Tecnología y de Humanidades, más los consejeros superiores —docentes y estudiantes— y representantes del sindicato docente. En diciembre de 2006 se presentan dos propuestas: a) resolver en primer término la situación de la planta docente conformada por profesores transferidos e interinos ingresados por concurso, posibilitando su acceso a la ciudadanía universitaria para facilitar el camino hacia una pronta normalización de la universidad, y en una segunda etapa concursar según el reglamento general en el caso de los cargos vacantes y las cátedras cubiertas mediante designaciones directas; y b) incluir reglamento de concursos un capítulo referido a los concursos de reválida para los docentes transferidos e interinos. Pero los estudiantes rechazaron esa postura, apoyada por Agmer, y por eso se pidió opinión al área jurídica de la Universidad. Según el gremio, el dictamen “reafirma la justicia de los reclamos docentes” y habilita la realización de concursos de “reválida” para los docentes transferidos. Aunque a juicio del dirigente docente Claudio Frías el rector Mario Mathieu ha resuelto “enfriar” una resolución. “Durante este año debería haberse iniciado el proceso de normalización mediante el concurso de las cátedras conforme lo establece la legislación vigente. Sin embargo, aparentemente la decisión política ha sido la de no avanzar en este camino para no comprometer a la gestión que asume a partir de diciembre”, dijo. La zozobra alcanza a 748 docentes transferidos de los institutos terciarios que dieron origen a la universidad y que tienen estabilidad laboral por ley de creación de la Uader”. Se reúne el Consejo Superior Mañana, a las 16, el Consejo Superior de la Uader, se reunirá en la sede del Rectorado, en Ramírez y Toscanini, para abordar la sugerencia que se espera que presente una segunda comisión ad hoc conformada para resolver el espinoso asunto de los concursos docentes. Para apoyar su postura, los estudiantes se han convocado para las 14 en las distintas sedes que funcionan en Paraná para ir y concentrarse en la sede del Rectorado, al aguardo de una resolución. Esa comisión se conformó el 5 de junio luego de que fracasara una reunión del Consejo Superior en la que se esperaba que se dilucidara la situación de los docentes transferidos. Allí confluyen tres estudiantes y tres docentes, ninguno en representación de Agmer. Según explicó el dirigente del sindicato docente, en la última convocatoria del consejo, y tras varias horas de sesión y ante la inminencia de la votación, “alrededor de una centena de estudiantes tomaron el Rectorado de la Universidad. Ante esto, la mayoría de los consejeros docentes se retiró en cuanto los estudiantes lo permitieron, dejando sin quórum al consejo. El rector Mathieu, a los efectos de lograr el levantamiento de la medida estudiantil accedió a su demanda que implicaba constituir una nueva comisión integrada por tres estudiantes y tres docentes que ellos sugerirían”. Esa decisión, aseveró, “ha provocado un amplio rechazo y malestar en el sector docente que ve alejarse la posibilidad de la normalización ante la falta de decisiones”. Y vaticinó que podría no prosperar la sesión de mañana del Consejo Superior. “Su realización es poco probable ante la imposibilidad de acercar posiciones entre la demanda de los estudiantes y el planteo mayoritario docente que hasta el momento ha sido desconocido. Los estudiantes sostienen como única vía la realización de concursos de antecedentes y oposición. A nivel docente se ha elaborado una propuesta que simultáneamente propone concursos de oposición para la cobertura de cátedras vacantes y concursos de “evaluación de desempeño” para los docentes transferidos, que implican dar cuenta de su desempeño desde la creación de la universidad hasta el momento. La dilación en la toma de decisiones sobre este tema central deja pendiente de resolución esta cuestión para la gestión que asumirá a fines de año”. (Fuente: El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa