Jueves 20 de septiembre de 2007
  |  
Policiales
Ex jefe de comisaría declaró que lo “bajaron” por frustrar contrabando
En el Tribunal Oral Federal, tuvo lugar el juicio contra seis personas a las que se las relaciona con el frustrado ingreso de más de medio millón de pesos en cigarrillos. Entre ellos se encuentra un policía al que se acusó de “liberar la zona&#

S

e trata de un embarque que estaba siendo ingresados como contrabando por la zona costera del ejido del departamento Diamante, en la madrugada del domingo 28 de marzo de 2004. El hecho comenzó a descubrirse luego de que por desgracia para los contrabandistas, uno de los vehículos cargado de cigarrillos que ingresaba desde la costa, por un camino vecinal existente entre Aldea Salto y Aldea Brasilera, chocó violentamente contra una camioneta Rastrojero de un productor rural de la zona. Esto motivó que acudieran al lugar Bomberos Voluntarios de Aldea Brasilera y personal policial, entre los que se encontraba, vestido de civil, el responsable en ese momento de la comisaría de Salto, oficial Carlos Alberto Albornoz, de 38 años. Los ocupantes de la camioneta con cigarrillos, una Renault Kangoo, habían desaparecido y luego se supo que uno de ellos se había hecho asistir en el Hospital San Martín, tras lo cual regresó en otra camioneta, una Renault Express, acompañado por otro hombre. Por esto quedaron imputados Salvador Taborda y Alcides Zeballos. Cuando —según sus dichos— el oficial de policía Albornoz nota que estaban pasando cosas raras y que mientras realizaban las actas por el accidente, la Express se acerca velozmente al lugar y prácticamente se la tiran encima, da la voz de alto identificándose como policía y tanto él como dos Bomberos Voluntarios fueron reducidos a mano armada, golpeados y encerrados en uno de los vehículos en los que habían llegado. Posteriormente y cuando logran dar la voz de alarma, se logra interceptar un camión con carga de cigarrillos que esperaba en la ruta 11 y por este motivo quedan imputados los camioneros Jorge Becker y Eduardo Klos y posteriormente la que figuraba como titular de uno de los vehículos, la señora María Teresa Gamboa, que fue la única a la cual la fiscal Marina Erbel Pajares no pidió condena. En tanto para Taborda y Ceballos se solicitó 2 años de prisión , para Klos y Becker seis meses y la peor parte en la acusación recayó sobre el oficial Albornóz, para quien la fiscal pidió tres años de prisión, por el delito de “Encubrimiento de Contrabando”. En su alegato, el defensor de Albornoz, doctor Guillermo Vartorelli mencionó que “se buscó desde el principio de las investigaciones y desde la misma parte interna de la fuerza policial al oficial Albornoz. Vaya a saber por qué inconfesables motivos lo buscaron perjudicar. ¿No será porque habrá frustrado Albornoz un delito millonario y esto molestó a alguien que por represalia lo buscó perjudicar?... algo que, obviamente vamos a exigir que se siga investigando. Hubo animosidad, se le quisieron endilgar a Albornoz todas las cosas posibles para sacarlo de la fuerza policial, incluso hasta una causa por supuesto robo de un uniforme, que era una causa que le correspondía a otro Albornoz que es suboficial y nada tiene que ver con él”, dijo el defensor. PATEANDO EL TABLERO Al momento de declarar, en horas de la mañana de ayer, el oficial Albornoz se mostró dolido mencionando que “por ser buen policía me bajaron, me destruyeron, me arruinaron mi carrera policial, arruinaron mi familia, enfermaron a mis padres. De un día para otro pasé de ser un héroe, tal como lo reconoció la misma Jefatura Central y se traduce en la nota aparecida en EL DIARIO, del lunes 29 de marzo, las cosas ocurrieron tal como se refleja en esa página. Pero mientras puertas para afuera se me felicitaba, puertas para adentro me empezaron a perseguir, a destruir y ocurrieron cosas que no son normales en el proceder de un funcionario de alta jerarquía y estoy hablando del mismo jefe de Policía de Entre Ríos —en alusión al entonces jefe Ernesto Geuna— que rompió reglas al hablar con gente que estaba detenida y totalmente incomunicada por expresa orden judicial. El jefe de Policía habló en varias oportunidades con los camioneros y supe que varias veces les preguntó por El Pelado, en alusión a mi persona, pero en ningún momento interiorizándose ni queriendo avanzar en relación al hecho ocurrido”, expresó. Mas adelante denunció “poco después, cuando ya nuestra fuerza había sido declarada incompetente para seguir investigando, por tratarse de un delito Federal, uno de los camioneros fue citado a Jefatura Central, al despacho del jefe de Policía, insistiéndole que aporte datos por El Pelado. De ahí en más buscaron perseguirme hasta dejarme afuera y mezclado en esta causa en la que no tengo nada que ver, solo que actué como correspondía como policía”. Al cierre de esta edición, los defensores de los otros acusados, doctores Marcos Rodríguez Allende y Héctor Bergara por Zeballos, Gamboa y Taborda, el doctor Juan Carlos Rubio Pérez, por Becker y la defensora oficial Mónica Brouchy por Klos, dejaban expresamente sentados pedidos de absolución, ante el tribunal conformado por el doctor Roberto López Arango, la doctora Lilia Carnero y el doctor David Chaulet. (Fuente: El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa