Lunes 03 de diciembre de 2007
  |  
Policiales
La madre de Lencina no quiso hablar en el juicio
Se abstuvo de declarar Ester Torres, madre del asesino Miguel Lencina, que fue encontrado muerto en su celda, apenas desaparecida Fernanda Aguirre.
FernandaAguirre.jpg

I

ngresó a la Sala de Audiencias de la Cámara I - Sala I de Paraná, el Tribunal que entiende en la causa por el secuestro de Fernanda Aguirre, integrado por los Dres. José María Chemez, Ricardo González y Hugo Perotti. Lo aguardaban las partes del juicio, periodistas, estudiantes de Derecho y Periodismo, y el público asistente, en un recinto que en el transcurso de la primera hora halló completa la platea. El Dr. Chémez, como Presidente de dicho Tribunal, leyó en el inicio de esta undécima Jornada, la resolución que el Cuerpo había tomado respecto a la prueba solicitada por la Defensa, el jueves pasado. Hizo conocer primero consideraciones que ilustraron acerca de las reglas que rigen el proceso de Debate, normadas en los arts. 360 y 361 del C.P.P. Hizo referencia a los actos preliminares y los plazos con que cuentan las partes para ofrecer pruebas, así como a la facultad que le asiste al Tribunal de disponer por sí pruebas que nadie haya ofrecido o instrucción suplementaria, si fuere menester (arts. 362/3 C.P.P.), dando a conocer además, que una vez comenzado el Debate es posible también realizar nuevas pruebas por iniciativa del propio Tribunal o a pedido de las partes, si surge necesidad de que así se haga. Asimismo, el magistrado caracterizó en este tramo, las probanzas que procesalmente son consideradas "pertinentes" por aportar información referente a los hechos que son objeto del proceso, y las que se tienen por "relevantes" por resultar útiles al mismo. Tras ello, el Presidente comunicó que las partes ofrecieron pruebas en el momento procesal oportuno, pero que no solicitaron la reconstrucción de ninguno de los distintos hechos "que conforman el `factum´ de la presente causa", y que el Tribunal no había considerado necesario disponer de oficio o como instrucción suplementaria la realización de esa probanza, considerando que la misma no representa una nueva prueba, y que aunque así fuera, no advierte dicho Tribunal, la pertinencia y relevancia de la misma, ya que a su criterio, reconstruir los sucesos acaecidos en las cercanías del cementerio de San Benito no tiene "absolutamente ninguna vinculación -y menos aún idónea o eficaz- … con la participación que se les endilga a los imputados Mirta Analía Chávez y Raúl Monzón". Respecto a las declaraciones testimoniales de los funcionarios policiales Catena y Geuna, que también solicitara la Defensa -por segunda vez en este Debate y luego de un testimonio vertido en el último acto de la semana pasada-, para verificar posibles irregularidades supuestamente cometidas por los nombrados durante la Instrucción de esta causa, el Tribunal opinó que son inadmisibles. Esto se debe a que, según argumentó, tales irregularidades podrían constituir -eventualmente- hechos ilícitos, y de recibirse tales declaraciones, esos testimonios tendrían que ser brindados bajo juramento de decir verdad, lo cual podría llevar a esos Funcionarios, a autoincriminarse. De modo que por lo expresado, y conforme lo establece el art. 134 del C.P.P., los magistrados resolvieron no recibir tales declaraciones, teniendo presente, la reserva casatoria y federal, que dicha Defensa formuló, en el momento de requerir estas últimas probanzas. Posteriormente, el Presidente dio a conocer que se había recibido el expediente asistencial confeccionado por el Juzgado de Familia y Menores Nº 2 de Paraná, respecto a los hijos de la testigos María Rosa Monzón, tal como la misma Defensa había pedido en su oportunidad, y que el mismo quedaba a disposición de las partes, para su conocimiento. Luego, Chemez informó en este tramo del acto, que el Tribunal había recibido también el videotape que solicitara al Canal de 2 de Santa Fe, correspondiente al Programa "De igual a Igual", emitido el 21 de noviembre pasado, en el que efectuó declaraciones el Dr. Luis Rodolfo de Aguirre, ex Defensor de la imputada Mirta Chávez y que en su momento, fuera mencionado y peticionado por la Defensa. Dicho Video fue entonces públicamente reproducido en ese momento en la Sala, tomando conocimiento los asistentes, de las aludidas declaraciones del Dr. de Aguirre, tras lo cual la Secretaria de la Cámara informó que estaba previsto que dicho letrado declarara en el día de hoy, pero que no se había logrado su comparendo en virtud de que no había sido localizado, pero que ya se ha librado una nueva citación, para que declare en el día de mañana. Acto seguido juraron decir verdad, 4 de los 5 testigos citados para el día de la fecha, dado que uno de ellos es menor, y quedó en la Sala para declarar en primer término, Esther Torres, madre del fallecido Miguel Ángel Lencina, suegra de la imputada Mirta Chávez, y tía del imputado Raúl Monzón. Torres, enterada por el Presidente de las disposiciones del art. 243 del C.P.P. que establece que por el vínculo que la une con los imputados, tiene la facultad de declarar o de abstenerse de hacerlo, dijo que se abstenía de testimoniar, y se la autorizó a abandonar la Sala. Reingresó entonces Cipriano Ramos, quien dijo ser tío de Monzón, por ser éste hijo de una hermana de Ester Torres, su ex mujer, pero dado que éste no estaba legalmente casado con aquélla, el Dr. José María Chemez le informó que estaba obligado a declarar y así lo hizo, exponiendo sobre el conocimiento que el mismo tiene sobre el hecho que se juzga, y respondiendo preguntas del Tribunal y la Querella. Declaró luego Andrea Casalino, menor de quince años, y por tal motivo no lo hizo bajo juramento de decir verdad, con las obligaciones que la ley confiere en estos casos a quienes son mayores de edad. A la hora 12.15, al concluir la declaración de esta menor, se estableció un cuarto intermedio hasta las 12.55 hs. y el Debate se retomó con el reingreso a la Sala de la testigo Mariela Lencina, quien por ser cuñada de Chávez y prima de Monzón, hizo uso de la facultad legal de abstenerse de declarar. Se presentó entonces Juan Ramón Lencina, padre del fallecido Miguel Angel Lencina, suegro de Chávez y tío político de Monzón. Por tales vínculos sanguíneos y de afinidad, la ley le otorga en su caso, en esta causa, la facultad de testimoniar o abstenerse de hacerlo, con relación a Chávez, y lo obliga a declarar con respecto a Monzón. De modo que ante esta situación que expresamente le fue explicada por el Presidente de la Causa, Lencina se abstuvo de declarar contra su nuera, y sí lo hizo con respecto a Raúl Monzón, dando a conocer cuanto dijo saber respecto al objeto del debate y respondió a diversas preguntas que formuló el Tribunal, la Querella y las Defensas. Para este martes se espera la declaración de siete testigos.
Lo más visto
01
02
03
04
05
+ sobre el tema  
#Caso Fernanda Aguirre
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa