Martes 04 de diciembre de 2007
  |  
Policiales
Declararon familiares directos de Miguel Lencina pero su madre se abstuvo
Testimonios claves que no se dan. Testigos que parecen ocultar la realidad de los hechos. Una menor desaparecida. Una familia sufriendo la búsqueda desesperada y dos acusados.
JuicioFernanda.jpg
JuicioFernanda.jpg
JuicioFernanda.jpg

U

na nueva jornada en el juicio en que se intenta determinar la responsabilidad de Mirta Cháves y Raúl Monzón en el secuestro extorsivo de Fernanda Aguirre terminó con la amarga impresión de que los testigos callaron mucho de lo que sabían. En ese sentido, el testimonio más esperado no se produjo, y los que se pudieron escuchar reforzaron la cada vez más concreta sensación de un pacto de silencio que involucra a los miembros de la familia Torres-Lencina. La jornada de ayer comenzó con una pronta decepción, puesto que Esther Torres, madre del fallecido Miguel Lencina, que volvió a ser sindicado como el autor material del secuestro de la niña de San Benito, hizo uso de la facultad que le confiere el Código de Procesamientos de la Provincia en sus artículos Nº 242 y 243 que refiere a los grados de parentesco y se abstuvo de declarar. La mujer, de 63 años, que es suegra de la imputada y tía de Monzón, y fue señalada en varios testimonios como “la que manda en la familia” estuvo un instante sentada frente al tribunal de la Sala Nº 1 de la Cámara en lo Criminal de Paraná y parcamente dijo: “Me voy a abstener” luego de que le informaran del derecho que le otorga la ley. Haciendo uso del mismo derecho, otra testigo importante que se abstuvo de declarar fue Mariela Lencina, que es cuñada de Cháves y prima de Monzón. “Una sola familia” Cipriano Moncho Flaco Ramos, padre biológico de Miguel Lencina, sostuvo que se enteró del caso porque “hablaron en la casa que parecía que Miguel había secuestrado una piba del lado de San Benito”, y aclaró “como es una sola familia”. El hombre de 60 años que vive en la parte de atrás del predio donde los Lencina tienen sus casas, manifestó que “estuvo 25 años junto a Esther Torres”, pero después la mujer se casó con Juan Lencina con quien Ramos trabaja haciendo ladrillos. Moncho Flaco brindó un testimonio no exento de contradicciones e inexactitudes, y no aportó muchos datos acerca de la pista de los hornos de ladrillos. En ese sentido señaló que “el horno se había quemado hacía 30 días y estaba listo” y agregó que “no había fuego prendido para hacer ladrillos” el día del secuestro de Fernanda. Consultado acerca del mapa de ladrillerías de la zona explicó que “hay otros hornos, pero están lejos, más o menos a 3.000 o 4.000 metros para el lado de calle Caputo”. Respecto de Monzón, el sexagenario sostuvo conocerlo poco, puesto que “fue (a la casa de Lencina) hace años cuando era chico y después no fue nunca más”. Consultado sobre si escuchó de su hija Mariela el comentario acerca de que una de las hijas de Monzón apodada La China habría visto a Fernanda en la casa de barrio La Delfina en Paraná, aseguró que su hija “nunca le hizo un comentario”. “Una rubia” Ayer prestó declaración una niña de 15 años, hermana del chico de 17 que estuvo junto a Miguel Lencina la tarde del 25 de julio de 2004 cuando fue secuestrada Fernanda, y comentó que el menor cuando volvió a la casa después de separarse de su tío, “la jodía a Mirta con que (Lencina) se había quedado con una rubia”. Interrogada acerca de esa situación se cerró en que “no contó nada más, sólo la jodía”. La niña, que tenía sólo 12 años cuando estuvo junto a la pareja Cháves-Lencina y su hermano de 14 paseando por el cementerio de San Benito el día del secuestro, dejó en los presentes la misma sensación de que sabía más de lo que decía como cuando testimonió su hermano. Incluso las contradicciones en que incurrió abonaron esa impresión, como cuando sostuvo: “Mi hermano no me dijo nada (del secuestro), me enteré por todo lo que decían en la casa” al otro día y más adelante expresó: “Suponíamos que había hecho lo mismo que con las otras chicas, que las mató”, y agregó que “eso se dijo esa misma noche (la del secuestro)”. La chica relató que “en la familia se comentaba que a las zapatillas (de Fernanda) Miguel las había enterrado porque tenían tierra”, y añadió que “la abuela (Esther Torres) lo vio a Miguel que venía del campo que está atrás de la casa con las zapatillas”. Finalmente manifestó: “Mi abuela le tenía miedo a Miguel y en la casa se decía que era malo”, y de aquella sostuvo: “No la quiero porque es mala, por todo lo que dice y hace”. • El tribunal no dio lugar a la reconstrucción del hecho ni al pedido de citación de Carlos Cattena y Miguel Geuna, subdirector de Investigaciones y director de Investigaciones respectivamente. • Se recibió el expediente asistencial del Juzgado de Familia y Menores Nº 2 de Paraná, sobre los hijos de María Rosa Monzón quedando a disposición de las partes. Dichos de Juan Lencina, considerados “cínicos” Juan Lencina dijo que “sólo una vez le pregunté a mi nieto (por el secuestro) y me dijo que Miguel se había llevado una nena”, y agregó que “después no me dijo nada más”. Lo curioso, fue que se lo preguntó seis meses después de la desaparición de Fernanda, y argumentó: “No insistí porque nadie me iba a dar una respuesta buena”. A medida que avanzaba en su testimonio, Lencina dejaba la sensación de que escamoteaba información y se amparaba en sostener que desconocía los pormenores de las charlas familiares, lo que mereció que el presidente del tribunal, José María Chémez, le dijera: “Me cuesta creer en semejante inocencia, y me suena a cinismo que diga que no sabe nada”. En otro pasaje de su declaración, el hombre de 58 años aseguró que se “rompe la cabeza” pensando en el paradero de Fernanda, y aventuró que “si en ese momento no encontraron a la chica, es porque no está muerta”. Incluso opinó que “el problema es que no se sabe si la chica está viva o muerta” y consultado por el tribunal si después de la declaración que el chico realizó el jueves pensó en preguntarle sobre ese tema dijo que no. (Uno)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa