Martes 18 de diciembre de 2007
  |  
Política
Prostitución Infantil: Chajarí está bajo la lupa por la detección de dos casos
Tras la denuncia de la madre a mediados de noviembre, se localizó a dos hermanas que ejercían la prostitución en Chajarí. La mujer dijo que sus hijas fueron llevadas engañadas. Se instala el tema Prostitución Infantil en la provincia.
prostitucioninfantil.jpg

C

on tan sólo escribir en algún buscador de Internet “prostitución infantil en Entre Ríos”, numerosos son los artículos que aparecen en los que se menciona esta problemática de la que no escapa la provincia. No son pocas las menores de edad que son traídas bajo engaño a estas tierras, para ejercer la prostitución. Son sometidas a maltratos físicos y bajo amenazas, se las mantiene cautivas, imposibilitadas de mantener contactos con sus familiares. Tal vez por los permeables que resultan los controles, lo cierto es que varias ciudades de Entre Ríos, parecieran ser los lugares predilectos de quiénes están al frente de locales donde se ofrece sexo. Un informe de Unicef advertía que la ruta de la prostitución infantil “más importante de la Argentina” tiene su punto de partida en Misiones y que la mayoría de las víctimas de explotación sexual del norte son llevadas a Entre Ríos, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. EN ENTRE RÍOS. El tema sobre la red de prostitución infantil volvió a instalarse en la provincia ayer, cuando el diario La Nación, publicó que cuatro chicas -dos de ellas estaban en la ciudad de Chajarí-, fueron rescatadas tras estar cautivas por una organización de prostitución. De acuerdo al relato de la madre de las dos chicas, hoy una de ellas mayor de edad, fueron llevadas “engañadas” a Chajarí, donde les prometieron que iban a trabajar en una casa de familia, pero una vez en la ciudad, fueron obligadas a prostituirse en un pub. Las dos chicas son hermanas. “Esta gente les hace un lavado de cabeza a las chicas. Les hacen creer que están bien. Es muy grave lo que pasa en Chajarí”, sostuvo la madre de L.G. y V.G., que por miedo tampoco quiere ser identificada, según destacó el diario metropolitano. Publicado el caso en el diario, el comisario Nelson Vega, jefe de la Policía en Chajarí, dijo sentirse sorprendido por la nota publicada. “Realmente no sé por qué motivo salen publicadas estas declaraciones, ya que las cosas fueron de otra manera y tanto la Policía como el Juzgado de Instrucción y la Defensoría, se ocuparon inmediatamente del tema”, dijo a Multimedios Chajarí el titular de la Policía en la ciudad homónima. Vega negó de manera terminante que las cosas se hayan producido como publicara el matutino porteño, e incluso aseguró que no pudo ser probado que las chicas -una de 23 años y otra de 18- hayan estado en el lugar contra su voluntad. El uniformado informó también que las jóvenes tenían en sus manos al menos un teléfono celular, lo que podría haber servido para pedir ayuda si así hubieran creído conveniente. EL CASO. El jefe de la policía de Chajarí, le relató al periodista Gustavo Surt, que “el viernes 16 de noviembre, sobre las 19 horas, recibimos una nota de la Jefatura de la Provincia, en la que se daba cuanta de la denuncia de una señora oriunda del Chaco, con residencia en Buenos Aires. Ante la posibilidad de que dos personas se hallen contra su voluntad en una whiskería de esta ciudad (tal decía la denuncia), pedimos al Juzgado de Instrucción una orden de allanamiento que se otorgó en forma inmediata. Así que acudimos al lugar y constatamos que, evidentemente, se encontraban allí las dos hijas de esta señora (la denunciante)”. Vega dijo que se trasladó a las dos jóvenes hasta la Comisaría Nº 1, para su identificación, comprobándose los datos filiatorios de las mismas. Así se comprobó que una de ellas tiene 23 años de edad y la restante 18. “Una de ellas tiene 23 años, por lo que es mayor de edad y libre de acción, pero nosotros realizamos las investigaciones para ver si era posible que se hallan encontrado en el lugar contra su voluntad”. El jefe policial precisó que tras esas acciones, “me comuniqué con el Juzgado de Instrucción y la Defensoría para informarles de la situación, quedando ambas jóvenes liberadas de acción”. El comisario dijo también que “el día sábado (17 de noviembre) me comuniqué con la madre de las jóvenes y la invité a que venga a Chajarí y compruebe ella misma la situación”, lo que se concretó “el domingo 18”. El jefe policial aseguró que tras la llegada de la denunciante, “nos dirigimos (con ella) al lugar (la whiskería). Estaban allí las dos jóvenes, que agredieron verbalmente a la madre, no obstante eso, las retiramos del lugar con todas sus pertenencias y las llevamos directamente a la Defensoría. Allí las atendieron la Defensora y el Juez de Instrucción, quienes atendieron el caso a pesar que era domingo y lo hicieron inmediatamente”. Asimismo apuntó que “fueron interrogadas por espacio de alrededor de 3 horas a fin de determinar si estaban en ese lugar en contra de su voluntad. Esto no pudo ser corroborado, ya que (en la whiskería) se encontraban con un espacio abierto, sin ningún tipo de rejas ni puertas cerradas, lo que indicaba que presumiblemente estaban allí porque querían”. Luego del interrogatorio, la mayor de las dos hermanas quedó en libertad de acción por ser mayor de edad, y la restante fue examinada por el médico y entregada a su madre, aseguró Vega. “Estimo que no hubo ningún tipo de privación de libertad. No comparto que en Chajarí haya algún tipo de cadena de prostitución que ponga en serio riesgo a las personas”, dijo Vega y agregó que “la madre, cuando se retiró de aquí, agradeció a la Justicia que tuvo la predisposición de atender el caso a pesar que era domingo, y también agradeció a la Policía porque se ocupó del caso de manera inmediata” y aseguró: “hay otro dato importante; las chicas tenían teléfonos celulares en sus manos, y si hubieran estado en el lugar contra su voluntad, bien podrían haber pedido auxilio. En realidad, nosotros pensamos que no estaban contra su voluntad en ese lugar y entendemos la desesperación de la madre cuando se enteró que estaban allí”. “El procedimiento fue inmediato, la acción de la Justicia y la Policía se hizo inmediatamente, así que la madre tampoco tuvo que esperar para tener información de sus hijas. Tanto es así, que al no poder detenerlas y menos aún al propietario de la whiskería, fue que la invité para que venga a Chajarí y vea ella misma la situación”, dijo Vega. Sin embargo, de acuerdo al relato de la madre de las dos chicas, le fue difícil lograr encontrarse con sus hijas, debido a que “en la comisaría me decían que mis hijas estaban bien, que no me querían ver, que eran grandes y habían decidido ejercer la prostitución”, afirmó la mujer. Finalmente, después de varias idas y venidas, las dos muchachas volvieron con su madre. “Me dijeron que tuve suerte de encontrarlas, porque estas organizaciones delictivas trasladan de un lugar a otro a las chicas que trabajan para ellas”, contó la mujer. La menor de las hermanas está en tratamiento psicológico. “Pero la mayor no quiere saber nada. No se quedó conmigo, volvió a Chaco y todavía la llaman los clientes para que se vuelva. La pesadilla no terminó”, acotó la madre.
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa