Sábado 29 de diciembre de 2007
  |  
Política
Ahorro energético: El cambio de horario es hasta ahora la única medida concreta
Salvo el cambio en los relojes previsto para este 30, las medidas que circulan para ahorrar energía no han sido comunicadas a las distribuidoras eléctricas. Profesionales en la materia lanzan propuestas. Quién garantiza que el vecino cuide la energía
electricidadluz.jpg

D

irectivas, ninguna todavía. La expresión ha cambiado en su aspecto formal, pero el contenido se ha repetido en las distintas consultas realizadas ante distribuidoras eléctricas entrerrianas. De esa manera, lo único confirmado es que mañana, domingo 30, el día será más corto para que, a partir de ahí, el cambio de huso horario ordenado permita un mejor aprovechamiento de la luz solar. Del resto, sólo hay versiones periodísticas, múltiples, procedentes vaya a saber de cuáles fuentes. Lo central es que, por primera vez desde que la crisis entró en crisis, hay un reconocimiento explícito de las dificultades existentes desde la Casa Rosada. Hasta ahora, había que hacer como si faltara energía pero sin verbalizarlo en público. De ahí que las campañas aludieran sobre todo a alertar que el despilfarro de electricidad afecta la economía familiar, pero también intentaba convencer de que la energía ahorrada aquí podía generar puestos de trabajo allá donde una fábrica lo necesite. La idea fue operar para bajar el consumo (a veces de modo compulsivo, como con los grandes usuarios que demandaren más que en 2005) e instrumentar la realización de inversiones en la fase de generación. Para afrontar el problema y, a la vez, no enfrentarse con el gobierno de Néstor Kirchner, la provincia diseñó un listado de acciones recomendables. Ahora que, con Cristina Fernández en la Presidencia, la Nación parece haberse sacado el complejo de encima, todo indica que reproducirá para todo el país buena parte de aquellas resoluciones que el Estado entrerriano puso en vigencia para el sector público, junto a una serie de recomendaciones para los clientes residenciales. Por ejemplo, la restricciones en el uso del alumbrado público y el llamado alumbrado ornamental (plazas, paseos y fuentes); la disposición para que las oficinas dejen de trabajar hacia las 18, para alisar el pico que se produce cuando empieza a caer la noche; la providencia de que los aparatos de aire acondicionado sean calibrados para que aclimaten a 24 grados; la decisión de que las pantallas de PC y, en general, cualquier aparato electrónico se apaguen cuando no están siendo usados para evitar el consumo de ‘energía en espera’, por citar los cuatro más gravitantes que, además, suelen ser parte de recomendaciones igualmente útiles para usuarios residenciales. En rigor, las campañas para formar conciencia no lograron bajar el consumo eléctrico. Pero no son pocos los que miran la mitad llena del vaso y se preguntan a cuánto hubiera trepado la demanda si no hubieran existido una propaganda medianamente sincronizada. VENDER, COBRAR. Una de las iniciativas que recorrió la red de medios de comunicación es la vinculada a la posibilidad de que las distribuidoras se encarguen de proveer lámparas de bajo consumo, cobrándolas dentro de la factura. Incluso, alguna publicación mencionó que inicialmente se pensaban repartir 5 millones de focos sin costo alguno y, luego, 20 millones más pero a valores promocionales. Entre las distribuidoras, hay tantos reparos como dudas. Por ejemplo, si las bombitas gratis debieran ser repartidas entre los sectores medios y medio altos, que están en mejores condiciones de afrontar el mayor costo de reposición, o entre las franjas de menores recursos. En cualquier caso, las distribuidoras deberían afrontar un gasto extra, el correspondiente a la o las cuadrillas que debieran recorrer las viviendas para, ante todo, producir un relevamiento de la situación, es decir, saber cuántos bujías de bajo consumo se precisa en qué casa. Y, luego, encargarse de la tarea de provisión del nuevo material. Para tener una idea del operativo, Enersa tiene 270.000 clientes y las cooperativas, unos 42.000. Está claro que la idea del recambio ‘inducido’ no podrá tener jamás efectos inmediatos y, en segundo lugar, que en la factura de la luz deberá descargarse no sólo el costo de las luminarias sino además el originado por el relevamiento domiciliario. Así las cosas, pareciera que lo más conveniente es redoblar el compromiso con las campañas intensivas. Y acostumbrarse a que por unos meses la jornada empezará antes, aunque el reloj nos ensaye una mentirita piadosa. A propósito, el presidente del Ente Provincial Regulador de la Energía, Francisco Taibi, opinó que el cambio de huso horario “permitirá un pequeño ahorro de energía, no mayor al 5 %, pero como la medida no cuesta nada, vale la pena intentarlo”. El funcionario aclaró además que “más que el ahorro de energía, la modificación de huso horario hace que disminuya la exigencia de potencia”, en el sentido de que “al permitir mayor aprovechamiento de la luz solar, se evitarán picos de potencia que ocasionan perjuicios al sistema nacional”. EN LO QUE RESPECTA A ENTRE RÍOS, una noticia produce cierta tranquilidad: es inminente la puesta en funcionamiento de la repotenciación de la estación transformadora de Santo Tomé, en el oeste de la ciudad de Santa Fe, uno de los tres puntos de alimentación que tiene la provincia. Las nuevas instalaciones permitirían afrontar sin problemas la demanda de los próximos años, lo que vendrá a completar cuando sea construida la estación del Gran Paraná, con financiación externo ya extendido. Esta mejora en la infraestructura de provisión se integra a una inversión de similar importancia, que la Cafesg realizó en la estación de Colonia Elía. Paralelamente, las redes de distribución han sido acondicionadas, de manera que -salvo que se produzca algún accidente o incidente puntual- la única posibilidad de colapso que se avizora es la que pueda originarse en el sistema nacional, es decir, en la fase de generación que, de todos modos, muestra un panorama mucho más favorable que en el verano anterior. Lo que los entendidos esperan es que este verano y el invierno que viene sean los episodios finales dentro de la saga crítica, por la sencilla razón de que -progresivamente- empezarán a entrar en funcionamiento el producto de distintas inversiones que se vienen realizando en el sector de la generación. Los ingenieros piden un uso racional de la energía y un plan de inversión El Colegio de Ingenieros de Especialistas de Entre Ríos (Cieer) expresó su agrado frente al programa para el uso eficiente y racional de la energía eléctrica. La entidad consideró que la propuesta del Gobierno Nacional, “deben considerarse como una política de Estado ya que, además, de cuidar los recursos energéticos del país procuran el cuidado del medio ambiente y son iniciativas que encaran las naciones más desarrolladas del mundo”. Asimismo, los profesionales consideraron que si bien es indispensable el uso racional, el Gobierno también deberá instrumentar “un plan racional de inversión en generación eléctrica, única herramienta efectiva para la consolidación del crecimiento económico que se viene registrando en los últimos años”. En ese sentido, el Colegio reiteró “la importancia de fomentar el ahorro energético en reparticiones y oficinas públicas, industrias, comercios y en los hogares en general”, para lo cual se deberán tener en cuenta una serie de medidas, entre ellas, “modernización de redes de transporte y distribución de energía eléctrica; utilización de equipos de reducción de potencia y flujo luminoso para determinadas horas en las redes de alumbrado público; cambio de lámparas incandescentes, de vapor de mercurio y mezcladoras por lámparas de vapor de sodio en alumbrado público y ornamental; cambio de motores y equipos obsoletos en la industria por los de tecnología moderna y disminución de la cantidad de horas del alumbrado ornamental y de vidrieras comerciales”. TENER EN CUENTA. Como especialistas en la materia, el Colegio también recomendó a la población en general “cambiar las lámparas incandescentes en los hogares por las de bajo consumo y fluorescentes; apagar las luces encendidas en los ambientes donde no hay personas; regular el aire acondicionado a temperaturas no menores a los 24 grados; a apagar las computadoras, televisores, radios y todo artefacto que no esté en uso, ya que aquellos que poseen control remoto permanecen consumiendo energía eléctrica al quedar en ‘stand by’”.
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa