Viernes 20 de junio de 2008
  |  
Policiales
Pidieron condena de 11 años de prisión para Martín Terraza
Lo acusan de dispararle en la cabeza a su pareja, quien murió horas después. La defensa solicitó la absolución por el beneficio de la duda. El lunes se conocerá el fallo del tribunal.

C

ecilia Goyeneche, fiscal de Cámara, y José Iparraguirre, abogado defensor de Martín Miguel Terraza, cruzaron ayer sus argumentos ante el tribunal de la Sala II en lo Criminal de Paraná, que integran Raúl Herzovich, Héctor Vilarrodona y Ricardo González. La primera para sostener el pedido de condena a 11 años de prisión y para que el imputado sea asistido por su problema de drogadependencia con un tratamiento de rehabilitación en la Unidad Penal en la que sea confinado en caso de un fallo condenatorio; en tanto que el defensor solicitó, por el beneficio de la duda, la absolución de culpa y cargo. Terraza espera en libertad por el beneficio de la excarcelación el fallo que decidirá su futuro. Terraza compareció en debate oral y público imputado por el delito de Homicidio Simple en perjuicio de Patricia Rivas, en un hecho ocurrido el 22 de junio de 2007, alrededor de las 2, cuando ambos estaban en el Peugeot 505 de Terraza en barrio Paraná V sobre calle Almirante Cochrane. Esa noche, la víctima recibió un disparo en la región temporal derecha de la cabeza que le ocasionó la muerte varias horas después en el hospital San Martín, donde fue trasladada por el mismo Terraza. Ayer ambas partes cruzaron sus argumentos en torno de las circunstancias en que ocurrió un forcejeo entre víctima y victimario cuando pugnaban por un revólver calibre 38, que originó un disparo que impactó en Rivas, quien además presentaba una lesión en el dedo anular de la mano derecha, que se habría originado cuando intentó defenderse de la agresión. Sin embargo, Terraza sostuvo en el debate que Rivas se ocasionó la lesión la noche anterior, cuando manipuló pirotecnia festejando el triunfo de Boca Juniors sobre Gremio de Porto Alegre por 2 a 0 y se alzó con la Copa Libertadores. Goyeneche e Iparraguirre también argumentaron sobre la supuesta depresión que estaba atravesando Rivas y por la probable ingesta de alcohol y drogas la noche del homicidio. La acusación La fiscal sostuvo que los exámenes realizados al cuerpo de la víctima arrojaron que la lesión que presentaba en el dedo refería a “una herida y no a una quemadura”, que esta arrojó “la presencia de plomo” y explicó que este metal no se encuentra en los artefactos de pirotecnia. En ese sentido citó que el informe forense realizado a una muestra de piel del dedo que se extrajo 48 horas después del hecho dio cuenta de “una lengua de fuego que se produjo por disparo de arma de fuego”. Goyeneche explicó que Terraza mintió sobre las circunstancias en que ocurrió el forcejeo y sostuvo que Rivas “efectuó movimientos defensivos” y no de agresión como aseguró Terraza. Para fundamentar su posición explicó que la mujer tenía rastros de plomo en ambas manos porque tomó el arma mientras aquel le apuntaba para defenderse. También expuso que, por la posición que ambos tenían al momento del forcejeo, era “físicamente imposible” que Rivas se autoagrediera. La fiscal atacó la versión de Terraza sobre supuestas amenazas que le habría realizado el esposo de Rivas, que está preso en la Unidad Penal Nº 1, al sostener que “Rivas tenía una buena relación con su esposo” y agregó que la hija que aquella tiene con Terraza es mayor que el hijo que este tiene con el recluso. Así, especuló con que “Rivas iba a dejar a Terraza por su marido, que salía de la cárcel”. Por último, Goyeneche mencionó una serie de golpes que tenía Rivas en la boca, párpado y mejilla que era de reciente factura, en tanto que aclaró que el mismo examen que los reveló exhibió una lesión en el cuello, pero de dos días de evolución. La defensa A su turno, Iparraguirre comenzó su alegato planteando la invalidez de una serie de actas vinculadas al secuestro de ropa y el arma homicida. Posteriormente atacó los argumentos de la fiscal porque consideró: “Faltan elementos de prueba para arribar a una condena”. En ese sentido expresó: “No sabemos a ciencia cierta si la herida en el dedo fue consecuencia de un proyectil, no está acreditado que haya sido por el revólver calibre 38, y no sabemos si fue por pirotecnia”, y agregó: “Podemos hacer suposiciones y pensar una cantidad de elementos, pero las pruebas en este plenario y las que obran en la instrucción no lo acreditan”. Sobre el forcejeo, el defensor consideró que el testimonio de Terraza fue claro al explicar cómo ocurrió, y señaló que “es absolutamente imposible que Terraza le haya disparado en la parte derecha de la cabeza siendo derecho o zurdo, aún más siendo derecho”. En relación a las lesiones que presentaba Rivas, el letrado sostuvo que “se explican en el marco del forcejeo, acreditan que forcejearon y que Terraza trataba de impedir que se autolesionara”. Interpretaciones Goyeneche expresó que Terraza mintió respecto de que esa noche consumieron alcohol y drogas y que hizo lo mismo en relación al estado depresivo por el que habría pasado Rivas. Así, señaló que no se hallaron rastros de aquellas sustancias en los exámenes que se realizaron al cadáver y echó por tierra con la segunda versión, al sostener que la noche antes del hecho ambos estuvieron festejando el triunfo de Boca Juniors. Además, agregó que testigos no refirieron que la chica atravesara un período depresivo. Por su parte, Iparraguirre manifestó que “no se pudo probar que Rivas alcanzara a aspirar, o si alcanzó a consumir lo suficiente o si la droga tenía el estado de pureza necesaria” lo que explicaría que no surgieran rastros de las sustancias a pesar de que Terraza asegurara que consumieron “cocaína por la nariz” y “cerveza y vino”. En relación al supuesto estado depresivo, el letrado explicó que “las personas depresivas alternan momentos de euforia y de depresión, no tienen siempre la misma conducta”, y agregó que “su decisión es siempre sorpresiva”. Finalmente, sostuvo que “la fiscal no ha acreditado con pruebas fehacientes que motiven una condena ni ha descartado la hipótesis de Terraza” y planteó: “Nos queda la duda de si la herida (en el dedo) no se la ocasionó Rivas en otras circunstancias en el tramo de esas 24 horas antes de su muerte”. Fuente: Diario UNO
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa