Lunes 30 de junio de 2008
  |  
Política
El Congreso define el conflicto más extenso de las últimas décadas
Kirchner no quiere modificar las retenciones. Solá junta al PJ disidente con un plan B. La oposición pone un techo del 35 por ciento. Charlas permanentes de Busti con Schiaretti.
vaca.jpg

N

i el domingo salvó al titular del bloque oficialista en Diputados, Agustín Rossi. Entre las llamadas entrantes a su celular, hay un usuario destacado: Néstor Kirchner. Antes del comienzo del partido en el que Racing Club se jugó su permanencia en Primera A, el ex presidente insistió en reclamar la ratificación de la resolución 125 tal como había sido enviada por la Rosada. Compensaciones a los pequeños productores y otras promesas escritas en el agua son algunas de las medidas que endulzan el mal trago que el kirchnerismo les propone tomar a sus diputados. “El jefe no le deja a Rossi margen de negociación”, admiten dentro del Frente para la Victoria. A la sombra de esa intransigencia, creció entre los parlamentarios de la bancada mayoritaria el plan B que impulsa el bonaerense Felipe Solá. Iniciativa que propone una rebaja en los porcentajes a las retenciones móviles. La encerrona a la que Kirchner conduce a los suyos llevó a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, a decir que el oficialismo “está en situación de jaque mate”. Aunque el reloj indica que no tiene mucho tiempo a favor, el oficialismo todavía tiene jugadas para ensayar. La partida comienza a definirse hoy en las comisiones de Agricultura y Presupuesto. Todo indica que se dirime el martes en la reunión del bloque oficialista y que se termina de jugar el jueves cuando el tema vaya al recinto. El tablero actual marca tres grandes opciones: la iniciativa kirchnerista, que ratifica el 44 por ciento de retenciones móviles y compensa a pequeños productores; la propuesta impulsada por Solá y una treintena de diputados del bloque mayoritario, que proponen una rebaja en los porcentajes de las retenciones móviles a los granos, y el espacio de la oposición que, en principio, representaría a la UCR, la Coalición Cívica, el PRO, que plantean un techo del 35 por ciento. Hasta que estalló el conflicto con el campo, el kirchnerismo hizo gala de una amplia mayoría parlamentaria. En teoría, los números indican que la definición que asuma ese bloque inclinará la discusión. Como nunca antes, el núcleo duro tuvo voces enfrentadas. El jueves pasado, “el jefe” se encontró en Olivos con los ultrakirchneristas Carlos Kunkel, Dante Dovena, Carlos “Cuto” Moreno y Patricia Vaca Narvaja. No faltó quien criticara a Rossi por mostrarse muy dialoguista. El que se diferenció del grupo fue Cuto Moreno. “Yo puedo volver a Tres Arroyos, el que no puede volver es el intendente”, dijo en defensa de una postura más flexible. “A Felipe lo van a putear en cuatro idiomas, pero si se presenta un proyecto alternativo, todos se van a salvar. Se va a salvar Rossi, el bloque, las provincias y también Kirchner”, agregó a este diario uno de los diputados que integra la treintena de oficialistas que proponen cambios en el monto de las retenciones móviles. “El plan B”, como les gusta llamar en el entorno de Solá a la propuesta alternativa, es compartida por el santafesino Jorge Obeid, los entrerrianos que se encolumnan con Busti, los cordobeses que responden a Juan Schiaretti y no pocos bonaerenses. Entre estos últimos, se destacan: Graciela Camaño, Jorge Villaverde, Mabel Müller. Por cierto que dentro de ese amplio abanico cada uno tiene su motivación. Algunos quieren ganarle una pulseada al Gobierno, otros reivindicar su rol como diputados, con predicamento y capacidad negociadora; tal el caso de Solá. También están aquellos como Obeid que, después de meses de ser un silencioso integrante del bloque mayoritario, vio cómo creció en Santa Fe la figura de Carlos Reutemann. La oposición pública que el Lole hizo a las retenciones móviles no impidió que Kirchner lo llamara telefónicamente para acordar con él la suspensión de la elección peronista en la provincia. Los conocedores de la entretela parlamentaria aseguran que la interna peronista determinará el futuro del conflicto con el campo y también el futuro del Gobierno. No llamó la atención que Hilda “Chiche” Duhalde asegurara que “muchos diputados del oficialismo están planteando otra cosa” diferente de las posiciones del Gobierno. La bonaerense no dudó en calificar de auspiciosa la aparición de voluntades disidentes dentro del bloque mayoritario. Algo que un ex aliado de su marido, el nicoleño José María Díaz Bancalari, minimizó con todas las letras. “Son comentarios periodísticos”, dijo el Mono, como lo llaman los suyos, al hablar de las diferencias dentro del bloque. Si bien es cierto que el peronismo tiene mayoría, no menos cierto es que la existencia de una oposición fragmentada en varias iniciativas le facilitaría las cosas. “Por suerte ganó Racing”, repetían a modo de consuelo en el oficialismo parlamentario. Especulaban que, superado el fantasma del descenso de su equipo, el patagónico se calmaría por unos días. Solá, el hiperkinético A pesar de ser domingo, el diputado bonaerense Felipe Solá fatigó el teléfono buscando adhesiones para su proyecto de modificación del tope de las retenciones móviles, con ciertos beneficios para pequeños y medianos productores. Ayer volvió a comunicarse con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y con el entrerriano Jorge Busti. Y mantuvo la gimnasia de los días anteriores, cuando conversó con el santafesino Carlos Reutemann, Mario Llambías, de Confederaciones Rurales Argentinas, Federico Pinedo, del PRO, y Eduardo Macaluse, del bloque SI. El jueves, además, se había reunido con el vice Julio Cobos, quien le dejó una muy buena impresión. “Quiere solucionar el conflicto”, les dijo a sus colaboradores. Con él había convenido que la diputada radical K, Laura Montero –ex titular de Economía en la gobernación– se pusiera a trabajar a la par suyo. Montero tampoco tuvo día libre: habló con los ruralistas. Carrió: están en “jaque mate” Elisa Carrió aseguró que el proyecto oficial sobre retenciones móviles “está en una situación de jaque mate” porque no cuenta con los votos necesarios para ser aprobado. “El día del dictamen va a haber dos posiciones, por la ratificación y por el rechazo; con compensaciones, sin compensaciones, pero eso es lo que se vota, por sí o por no. Hoy las mayorías de escribanía están cediendo. Creo que se va a ganar de madrugada, va a ser una larguísima discusión”, pronosticó. (Fuente: Crítica)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa