Domingo 06 de julio de 2008
  |  
Política
Ocho diputados cambiaron su voto a último momento
Ocho diputados cambiaron su voto y la historia. El oficialismo no conseguía los números para aprobar su proyecto. El Gobierno hizo ofrecimientos de última hora a varios legisladores del bloque propio y de la oposición.
mauroalmada.jpg
6muertossantaelena.jpg
DiputadosComprados.jpg
Los diputados que cambiaron de opinión sospechosamente

E

l viernes a la noche, el jefe de la bancada oficialista, Agustín Rossi, contaba con 123 adhesiones para el proyecto del oficialismo que ratificó las retenciones móviles. Los partidos de la oposición sumados a una veintena de justicialistas disidentes reunían 130 y estaban confiados en que podían ganar. Pero después de una larga noche de promesas, presiones y concesiones, el kirchnerismo consiguió que seis legisladores dieran el salto y que otros dos se abstuvieran al momento de votar. El resultado de esas febriles negociaciones, al amparo de la niebla y la oscuridad, fueron la clave que le dio la victoria parlamentaria al Gobierno. La provincia de Río Negro aportó a tres de los tránsfugas. El ex intendente de Cipolletti, Julio Arriaga, y Lorena Rossi, una docente de Ingeniero Jacobacci, habían firmado el proyecto alternativo que presentó Felipe Solá. Los dos diputados se habían sumado a la veintena de legisladores del Frente para la Victoria que habían marcado la diferencia interna. Pero la noche húmeda y brumosa borró los límites. “Muchos compañeros entendieron que las últimas modificaciones justificaban la adhesión”, los defendió Rossi. Pero la explicación fue insuficiente: los rionegrinos canjearon su voto por una modificación en las retenciones que el gobierno nacional les cobra a los exportadores de peras y manzanas del Alto Valle. “Ese proyecto vamos a estudiarlo después de las leyes de arrendamiento, warrants e Impuesto a las Ganancias para los pools sojeros”, admitió el jefe de la bancada oficialista. Los diputados quieren una rebaja de tres puntos en los derechos a la exportación frutícola, que hoy está en 10%. La provincia aporta 150 millones de pesos anuales en este concepto. Con la venia de la Casa Rosada, Rossi les prometió a los que avanzarán en la sanción de esa ley. El costo fiscal de modificación para la Nación sería de 96,5 millones de pesos. El plan canje sumó al tercer diputado de la provincia que gobierna el radical K, Miguel Sáiz: Hugo “Cacho” Cuevas. “Tengo un orden de prioridades que voy a respetar. Primero mi provincia, después lo que diga mi partido y por último lo que resuelva nuestro bloque. Si hay algo que perjudique a mi provincia yo no lo voy a aprobar”, había dicho el diputado. Los votos fugitivos de Cuevas no son nuevos. En el verano de 2006, su aporte fue decisivo para la sanción de la polémica reforma del Consejo de la Magistratura que propuso e impulsó la entonces senadora Cristina Fernández de Kirchner. Aquella votación que redujo la participación de la oposición y elevó el dominio del Ejecutivo en el máximo órgano judicial marcó el inicio de la Concertación que terminó en la alianza electoral de 2007. La jujeña Carolina Moisés había asegurado que no votaría el proyecto del oficialismo. Esta semana admitió a Crítica de la Argentina que había recibido presiones del presidente de Diputados, el ex gobernador de su provincia Eduardo Fellner. “Somos muchos los que estamos en contra”, se había defendido. Las convicciones fueron más débiles que las presiones y las promesas: Moisés se aseguró la reelección en 2009 y dinero del fondo de ATN para su ciudad, San Pedro de Jujuy. Otro que habría recibido la promesa de un Aporte del Tesoro Nacional es el fueguino Leonardo Gorbacz, vicejefe del bloque de Solidaridad e Igualdad que conduce Eduardo Macaluse. También le habrían asegurado una mediación del Partido Justicialista provincial para calmar los ánimos del gremio de estatales, enfrentado desde hace tiempo a la gobernadora Fabiana Ríos. Gorbacz se abstuvo. Fue el único diputado de su bloque que siguió ese camino. Pero no el único: también se abstuvo la pampeana Marta Osorio, del Frente para la Victoria. Ella había anticipado varias veces en privado y en público, durante la semana, su voto negativo. El salteño Osvaldo Salum fue uno de los legisladores más críticos de las retenciones móviles, al igual que su jefe político, Juan Carlos Romero. Pero a última hora cambió de opinión. Igual que la riojana Griselda Herrera, del PJ. Ella, dicen en la Cámara, logró 400 millones de pesos adicionales para su provincia en el Presupuesto 2009. Follonier, con la billetera dispuesta Las pizzas ya se habían terminado y sólo quedaban las cajas, apiladas en los pasillos de la Cámara. Los cafés circulaban por las bancas, y los discursos y las caras de sueño. Un funcionario nacional aprovechó la somnolencia para colarse en el recinto. A las cuatro de la madrugada, el coordinador general de la Unidad Presidente, Rafael Follonier, se paró entre los diputados y comenzó a llamar a los díscolos de a uno. Su presencia, prohibida en ese lugar, no fue menor: desde la Presidencia, es el hombre que controla el reparto de los Aportes del Tesoro Nacional, una caja discrecional que supo manejar desde el Ministerio del Interior. “¿Ése no es un funcionario?”, preguntó Patricia Bullrich, de la Coalición Cívica. “No tiene nada que hacer en el recinto”, gritó el otro Bullrich, Esteban, de PRO. Follonier desapareció. (Fuente: Diario Crítica)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa