Lunes 28 de julio de 2008
  |  
Política
El gobierno nacional impulsa un nuevo proyecto de retenciones móviles
El nuevo secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, tiene la orden de preparar un nuevo proyecto de retenciones móviles a la soja y al girasol. Desconocen la Mesa de Enlace y quiere negociar con cada entidad por separado.
salivaaddymacri.jpg
AnaAbreu.jpg
rossi.jpg
soja.jpg
El kirchnerismo prepara un nuevo proyecto de retnciones móviles; quieren negociar con cada entidad por separado.

E

n el Gobierno aseguran que los borradores tomarán forma de proyecto en un mes y que antes de otra aventura parlamentaria intentarán consensuar con las entidades del agro. Pero ya apareció la primera piedra en el camino: la orden incluye una negociación “por separado” con cada entidad y el desconocimeinto de toda legitimidad a la Mesa de Enlace. La respuesta fue inmediata: “habrá problemas”, advirtió Eduardo Buzzi desde la Federación Agraria. En el oficialismo quieren ver primero el clima del acto de inauguración formal de exposición Rural el sábado, en el que participarán las cuatro gremiales rurales. A su vez, el campo (especialmente FAA y CRA) quieren comprobar si es cierta la promesa de que en una semana se tratará en el Congreso la reforma a la Ley de Arrendamientos. “Se trabajará en un proyecto de acuerdo con los considerandos del Decreto 1.176”, aseguró una fuente oficial sobre la tarea encomendada a Cheppi. Los considerandos de la norma que instruyó la “limitación” de la Resolución 125 insistían en las bondades de un esquema móvil que diferenciara a los pequeños productores y alentara la producción de maíz y trigo frente a la de soja y girasol. La idea del oficialismo es elaborar un proyecto con mayores beneficios para los pequeños y medianos chacareros y una suba para los más grandes. Las razones de la segmentación son dobles. Por un lado, atender un reclamo del ruralismo. Y por otro, como lo que se baja a los chicos se les cobra a los grandes, el resultado fiscal se mantiene sin cambios. Pero la segmentación no es el punto más polémico. El Gobierno asegura que volverá a la carga con la movilidad de los derechos hacia arriba y hacia abajo, de acuerdo con la evolución del precio internacional. Era uno de los puntos más cuestionados del esquema anunciado por el ex ministro Martín Lousteau. La idea oficial es acompañar la modificación a la soja y girasol por una baja en las retenciones al maíz y al trigo. Tal como preveían los considerandos del mencionado decreto, el objetivo es mejorar la competitividad de ambos cereales frente a la oleaginosa. En el Ejecutivo no descartaban que Cheppi tomara como base alguno de los proyectos de ley que se discutieron en el Congreso pero quedaron a mitad de camino. Todos ellos, de hecho, preveían un esquema de segmentación de retenciones de acuerdo con la escala de producción. La información corrió como un reguero de pólvora entre la dirigencia rural. Los ruralistas todavía esperaban el llamado del secretario para abordar los temas pendientes, uno de ellos la segmentación. Hasta tanto, habrá otros movimientos. El oficialismo resucitará la próxima semana el dictamen que les dio a las modificaciones de la Ley de Arrendamientos. Según fuentes ruralistas, se aprobará con dos cambios menores. En los últimos días hubo contactos entre el jefe del bloque oficialista en Diputados, Agustín Rossi, y un dirigente rural. El proyecto con dictamen es una iniciativa de Eduardo Macaluse, quien se basó en un trabajo de Federación Agraria. El texto extiende de dos a cinco el plazo de los contratos y les pone límites a la cantidad de tierra que se puede alquilar. El espíritu es mejorar las condiciones de los pequeños chacareros y limitar el avance de los pools de siembra. Hasta entonces, los ojos oficiales estarán puestos en la Rural, el sábado. Ese escenario contará con la presencia de tres presidentes y un vice de las cuatro entidades. Fuentes oficiales aseguraron que el Gobierno esperará a que pase ese acto para convocar a los dirigentes. En el palco de la Rural estará presente Federación Agraria. Es un hecho inédito en el ruralismo local. La foto será con tres presidentes de CRA, SRA y Coninagro, y el vice de FAA, Pablo Orsolini. Buzzi estará terminando una oportuna semana de internación en Entre Ríos por un tratamiento antitabaco. Hay un antecedente desfavorable para los hombres de campo: cuando el Gobierno escuchó las durísimas críticas del multitudinario acto rural de Rosario, decidió no convocar a las entidades. Cheppi admitió a dos dirigentes de CRA que la decisión de llamar a las organizaciones del agro lo “excedía”. Una de las condiciones que el campo ya expresa a viva voz es que se anule la “negativa inlfuencia” del Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, en las discusiones. Buzzi fue el vocero de esa demanda. Consultadas las entidades, ninguna estaba al tanto de este nuevo proyecto de ley que saldría de Agricultura. Sólo celebraron que cualquier nueva iniciativa al respecto vuelva a entrar por la vía del Poder Legislativo. El ex ministro de Economía Martín Lousteau reconoció ayer en un reportaje “errores técnicos” en su propuesta que gatilló todo el conflicto con el agro que se extendió durante más de tres meses. Buzzi: “Si no hay soluciones, habrá asambleas” Los dirigentes rurales le bajaron el tono al reclamo de un encuentro con el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, pero insistieron que si no se dan a conocer nuevas medidas para el sector “volverán las asambleas”. El titular de Federación Agraria, Eduardo Buzzi, dijo que darán un tiempo prudencial a Cheppi para que se acomode. Todavía no hay diálogo entre secretaría y las entidades del sector. Al nuevo secretario de Agricultura “vamos a dejarlo acomodar en la silla, pero si se sigue con los problemas que venían de antes y todavía no se solucionaron, van a volver las asambleas y el malestar”, alertó el titular de la Federación Agraria. El dirigente bajó el tono de los reclamos. En los últimos días, los ruralistas exigieron insistentemente a Cheppi la convocatoria a una reunión. Los dirigentes reclamaron además que la convocatoria fuera a la Mesa de Enlace, luego de que el flamante secretario diera a entender que recibiría a las entidades de a una por vez. En declaraciones radiales desde un centro de internación antitabaco, Buzzi metió una cuña en la interna oficial. “Si no recupera el manejo de la ONCCA y si no interrumpe la interferencia de la Secretaría de Comercio, a pocas semanas va a estar en problemas”, pronosticó. El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y el titular de la ONCCA, Ricardo Echegaray, se apropiaron de las políticas agropecuarias y vaciaron de poder la secretaría durante la gestión de Javier De Urquiza. ¿Massa se le retoba a Néstor? Al cierre de esta edición, según un despacho de la agencia DyN , el jefe de Gabinete, Sergio Massa, dijo que “sólo” recibe órdenes de la presidenta Cristina Kirchner. ¿Y de Néstor Kirchner?, le repreguntaron. “No creo que él llame para dar una orden”, eludió. Y si llama, ¿acata la orden?, le insistieron. “No”, respondió Massa ya sin salida. En los círculos políticos más cercanos al poder K había dos teorías contrarias sobre este episodio: una justificaba la respuesta en que nadie podría con sensatez admitir públicamente que recibe órdenes de alguien que no tiene cargo de Gobierno. La otra apostaba a un intento de marcar límites por el reto que se detalla en la página 5 de esta edición. Fuente: Diario Crítica
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa