Lunes 29 de septiembre de 2008
  |  
Política
Dos golpes a la Concertación de Kirchner
El socialismo anti K hizo igual un congreso e intervino el PS de Bs. As. En el último, los K habían impedido sesionar y hubo un escándalo. Y la UCR perdonará a los rebeldes que se hicieron momentáneamente kirchneristas.
KirchnerBanelco2.jpg

I

gual se hizo el congreso del PS El socialismo anti-K le propinó una derrota a Néstor Kirchner: velozmente, el congreso nacional del PS intervino el socialismo bonaerense, que estaba controlado por dirigentes cercanos a los Kirchner al punto que ocupan cargos en el gobierno. En Santa Rosa, La Pampa, sesionó el máximo organismo del PS, bajo el mando político de Rubén Giustiniani, referente de los sectores anti-K en el socialismo. Los bonaerenses, comandados por Ariel Basteiro y Oscar González, cuestionaron la validez del congreso. Según el informe del oficialismo, la presencia de 397 de los 642 congresales -es decir, quórum necesario para sesionar- se votó por mayoría avanzar en la quita del poder partidario de las manos de dirigentes K. La votación desató la respuesta del sector bonaerense. En la práctica, la filial de Buenos Aires cuestionó el desarrollo del congreso, pero la conducción partidaria avanzó con la intervención y hasta designó a quien quedará al frente de ese proceso: será Carlos Enrique Maniero, integrante de la Mesa Nacional del PS por Mendoza. Ante las objeciones de los pro K, la intervención será cuestionada en la Justicia y el partido ingresará en un trámite que agudizará las diferencias políticas entre los que promueven un alineamiento contra el gobierno de los que promulgan un acuerdo con los Kirchner. «Son tramposos. Fue una parodia de congreso, con el único propósito de cancelar todo debate democrático y pretender apoderarse de una sigla histórica», dijo Basteiro. Además, señaló que el lunes presentará«las correspondientes impugnaciones ante la Justicia electoral». Del otro lado, Giustiniani -ex compañero de fórmula de la candidata presidencial Elisa Carrió- argumentó que la intervención del distrito bonaerense fue aprobada porque «se necesita» un partido «independiente» y no de « empleados del gobierno nacional». «Estamos conformes por el esfuerzo de la militancia del país a llegar participar democráticamente de un congreso, en el que estaba madura la decisión de la gran mayoría de país: construir un partido socialista independiente del gobierno nacional, que está pasando por el mejor momento de los últimos 50 años y que sobre todo tiene una gran potencialidad hacia el futuro», dijo. El encuentro se realizó en Santa Rosa y fue la continuación del convocado en Costa Salguero, a principios de setiembre y que no se llegó a realizar por incidentes entre los partidarios de uno y otro sector. Respecto del caso de Buenos Aires, ahora se deberáresolver si sigue vigente la convocatoria para la elección de autoridades partidarias del PS bonaerense,que fueron convocadas por la cúpulaahora intervenida para el 30 de noviembre próximo. Ayer, los dirigentes alineados al gobierno -que forman parte de la desvencijada Concertación K- denunciaron que las deliberaciones comenzaron una hora antes de lo pautado y cuando aún no se había logrado el quórum, y aseguraron que tres militantes de su espacio fueron golpeados. Dijeron, además, que efectivos policiales bonaerenses y pampeanos demoraron dos horas a sus congresales en un puesto caminero y que, cuando llegaron a Santa Rosa, se les impidió el ingreso al Club Estudiantes. Sin la presencia de Hermes Binner, máxima expresión política e institucional del PS, la apertura del Congreso estuvo a cargo de Giustiniani, que preside el partido, y del intendente de Rosario y presidente del PS santafesino, Miguel Lifschitz. Sin demoras, luego de elegir las autoridades del congreso, encabezado por Eduardo Di Pollina, se trató la moción para intervenir al PS bonaerense. Sólo tres congresales se refirieron a ese tema y, rápidamente, se puso a consideración del Congreso que la votó por mayoría. En ese momento, Basteiro y sus seguidores permanecían retenidos detrás de unos vallados, sin poder ingresar al congreso. Convención radical perdonará a rebeldes La convención nacional del radicalismo dictará una amnistía generalizada para todos los radicales sancionados y emigrados del partido por apoyar la fórmula de Cristina de Kirchner-Julio Cobos. El vicepresidente será la única excepción, ya que ni el Comité Nacional, a cargo de Gerardo Morales, ni el máximo órgano del partido aceptaron levantar la expulsión de Cobos y concederle una licencia hasta que termine su mandato en 2011. Los más de 400 representantes de la convención se reunirán jueves y viernes en Mina Clavero, Córdoba, para decretar la apertura de puertas del partido a los dirigentes que se habían alejado a partir de las sanciones e intervenciones aplicadas a los distritos que coquetearon con el kirchnerismo, como Río Negro, Corrientes, Santiago del Estero, Mendoza y distritos bonaerenses. Existe un preacuerdo entre la cúpula del partido y operadores del alfonsinismo y el cobismo para que todos los distritos sancionados envíen sus representantes a la convención y decretar así una «pax radical». La UCR también ratificará su rol opositor de cara a las elecciones legislativas de 2009 y descartará a la Coalición Cívica de Elisa Carrió como principal socio electoral para esos comicios. Replegados sobre sí mismos desde que explotó el fenómeno Cobos, la dirigencia de la UCR ahora impulsa solamente un acuerdo con el Partido Socialista de Hermes Binner y especula con una eventual candidatura presidencial del ex gobernador de Mendoza, que sería proclamada recién en la próxima convención partidaria, una vez que el vicepresidente pida licencia o renuncie a su cargo. Por ahora, Cobos tiene previsto presentar candidaturas propias en 2009 a través de su agrupación Consenso Federal. Al frente de la convención, se producirá el reemplazo de Adolfo Stubrin por Hipólito Solari Yrigoyen, quien anticipó que «el partido tendrá las puertas abiertas a todos los que se fueron». La amnistía radical incluirá también a otros dirigentes, como Ricardo López Murphy, quien abandonó el partido que fundó hace seis años, Recrear, y hoy pivotea entre la UCR y la Coalición de Carrió. El ex ministro de Economía reapareció este fin de semana y reclamó una unión de «fuerzas no kirchneristas» que le dé «una alternativa al país». López Murphy incluyó en ese armado a Cobos y sostuvo que el debate en el radicalismo sobrela posible vuelta del vicepresidente a ese partido « forma parte de esa temática de crear una alternativa». En la convención cordobesa también comenzarán a explorarse nombres para suceder a Morales al frente del Comité Nacional. El ex diputado Mario Negri, de Córdoba, único distrito del país donde se impuso en octubre de 2007 la fórmula Roberto Lavagna-Morales, y el senador mendocino Ernesto Sanz son los candidatos que cuentan con más apoyo dentro del partido. El jujeño Morales, presidentede la UCR, aseguró además que se avanzó en las reformas de la carta orgánica partidaria para la unificación de los cronogramas electorales y modificar el sistema de elección semidirecto de las autoridades nacionales, a fin de instaurar un colegio electoral.
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa