Miércoles 21 de enero de 2009
  |  
Paraná
Paraná: Con altos impuestos buscan erradicar baldíos del centro
Con el ajuste en los avalúos para toda la ciudad, se incrementa en gran medida el precio fiscal de los baldíos en zona céntrica. La Comuna tiende así a “rellenar” la planta urbana para que se aprovechen los servicios existentes.
municipalidadparana.jpg
Con altos avalúos fiscales, buscan erradicar terrenos baldíos de la zona céntrica.

D

espués del anunciado aumento de avalúos fiscales –y por consiguiente de tasas-, vecinos de diferentes barrios de la ciudad han salido públicamente a rechazar la decisión: argumentan que la Comuna no presta servicios adecuadamente, y sostienen “que los dineros públicos se están destinando a solventar una planta de personal desmesurada”. Ante esto, autoridades del área de Planificación Urbana reiteraron una vez más que el reavalúo ha sido “criterioso” y señalaron que con las tasas no se solventan sólo “alumbrado, barrido y limpieza” y el agua, sino que hay que contar otros servicios (como el ordenamiento del tránsito y la planificación del desarrollo de la ciudad) y la pavimentación, bacheo y puesta en funcionamiento de luminarias. “El reavalúo está hecho quirúrgicamente”, dijo el secretario de Planificación, Tomás Arias. El funcionario volvió sobre el concepto de “justicia tributaria” y señaló que se superpusieron 17 mapas y bancos de datos para aumentar los valores fiscales de los terrenos y casas, con el fin de que los que vivan en mejores condiciones, paguen más, según dijo Arias. Concretamente, Planificación habla en términos de “zona de privilegio” (con servicios, con espacios verdes, con escuelas y el centro comercial cerca) y de “aspectos negativos” (aledañas a arroyos y a sectores con necesidades básicas insatisfechas). Como ejemplo de que se tuvieron en cuenta varios parámetros, los técnicos se explayaron, entre otras cosas, acerca de las razones que fundan el reavalúo de “hasta un 1.500 %” de baldíos en la zona céntrica. Asimismo, se revieron los tributos que se pagan en área de quintas. Razones Los funcionarios sostienen que el aumento de tasas se funda en una determinada racionalidad. Así, en el caso de los baldíos, para reformular un avalúo “se pondera la ubicación del inmueble. Por eso, por primera vez les vamos a cobrar a los baldíos en un porcentaje que nunca se ha cobrado: en zona 1 (el tributo) será de hasta 1.500 % más”, señaló el arquitecto Arias y explicó que “el baldío se cobra más, porque teniendo la posibilidad de hacer una mejor economía inmobiliaria, de aprovechar la infraestructura urbana, el propietario decide no hacerlo. Por primera vez –subrayó- el reavalúo de tasas en baldíos es por un porcentaje altísimo”. La Comuna quiere mostrar con esto que “vale más habilitar más economía urbana, construir, que especular con la posibilidad de que eso se vaya revaluando”. “Incluso hay zonas del periurbano, zonas con 30 o 40 hectáreas que pagan 22 pesos por mes”, y esto se va a rever. Relleno La idea es “ir completando la trama urbana. Y esto es lógico: antes de seguir extendiendo la ciudad, lo que significa ampliar la red de servicios, (se tiende a) completar la planta y no permitir la especulación dentro de zonas muy servidas, la especulación para pocos, esperando que aumenten los valores de los terrenos”, argumentó Eduardo Loréfice, subsecretario de Planificación. “En las zonas 1 y 2, si juntamos todos los baldíos, constituyen 40 manzanas. Pero hay también zonas en el Ejército y Parque Nuevo”, puntualizó Arias y ratificó que la urbanización de baldíos dentro de bulevares “es lo que conviene, es donde tenemos la mayor dotación de infraestructura. Queremos que estas zonas vacantes tiendan a completarse, a rellenarse porque la economía urbana cierra. Que no suceda que un caño o cualquiera de los servicios municipales pase por esa propiedad y no pueda ser aprovechado, que esté en condición de ocioso. Todos pagamos lo que el propietario no aprovecha”. Además, “si crecemos con infraestructura, si vamos contra el río es más costoso que a favor del río, donde la infraestructura la tenemos al lado, en la zona más dotada”, dijo en referencia a los terrenos del Ejército y el Ferrocarril, donde la Comuna ha planificado urbanizar. “Con eso se va logrando que la economía urbana no sufra la desmedida exigencia de llevar un caño de cloaca al revés de lo que va hoy. Es más beneficioso que el crecimiento vaya hacia el sudoeste”, redondeó Arias. Quintas “Lo que nos puso en alerta fueron las hectáreas completas en zonas periféricas que estaban pagando tasas muy bajas, de 20 pesos. Propiedades de 15 hectáreas o 19 hectáreas. Tampoco es lógico”, indicó Loréfice. Así como se incrementa fuerte el avalúo de baldíos en el centro, también “en las zonas más bajas, las zonas 6 o 7, en toda el área periférica” se revén los valores. “En zonas de quintas, en lugares más alejados, se cultiva soja y hay un sistema productivo que trabaja y da réditos: las tasas son muy bajas en la zona quintas, Acceso Norte y en el sur. Fundamentalmente estamos revaluando el sistema para adecuarlo a una lógica de crecimiento de la ciudad: si bien hay servicios que no se prestan, también hay cuestiones especulativas y cuestiones productivas que se dan en esos lugares, y no pueden pagar por 18 o 29 hectáreas tasas de 20 pesos”. -¿No temen que los productores se quejen, teniendo en cuenta la sequía, por ejemplo? - Puede ser, pero están dentro de un ejido urbano. Esa proximidad y esa pertenencia tiene un costo, no es una zona de una junta de gobierno que ocasionalmente le prestan un servicio. Él tiene la proximidad de un centro urbano y nada menos que la capital de la provincia y eso merece ser pagado –fundamentó Arias, el secretario de Planificación municipal. Positivo y negativo Los funcionarios explican que la decisión de retocar los valores de los inmuebles se tomó cruzando varios datos. Se determinaron entonces zonas con aspectos “positivos” –agua, asfalto, cloaca, gas, colectivos, cercanía de escuelas, dispensarios, hospitales, y proximidad a áreas de parque o plaza, TV por cable, teléfono-; y zonas con aspectos “negativos”, explicó Eduardo Loréfice, subsecretario de Planeamiento. En cuanto a “aspectos negativos, hemos considerado la proximidad de arroyos o a un área con necesidad básicas insatisfechas, como pueden ser un barrio con carencias, que dan aspecto negativo: el barrio Maccarone está dentro de la zona bulevares, pero no es lo mismos vivir frente al barrio que cuatro o cinco cuadras más lejos”. Del mismo modo, “por más que se viva en un lugar céntrico, si se está cerca de un arroyo se considera, porque a ese lugar le faltan obras de saneamiento”. (Fuente: El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa