Lunes 13 de julio de 2009
  |  
Paraná
La Iglesia no quiere que la gripe tape el flagelo de la droga y la violencia
El arzobispo Mario Maulión dijo, en la homilía que dio este domingo en la Catedral de Paraná, que otros peligros acechan a la sociedad. Habló del comercio de drogas, la violencia social, el alcoholismo.
maulion.jpg
Maulión afirmó que la gripe no es el único problema que acecha a la sociedad.

E

l arzobispo de Paraná, Mario Luis Bautista Maulión dijo que, además del virus de la gripe A, hay otros peligros que acechan hoy a la sociedad y que ponen en riesgo la vida y la salud de la comunidad. Entre éstos, ubicó al comercio de drogas, la violencia social, el alcoholismo y lo que denominó como actitudes desaprensivas en el cuidado de la vida. “No solamente el virus, sino todo aquello que debilite nuestra vida y la de otros, atentan contra la salud”, afirmó Maulión. Fue durante la homilía que pronunció este domingo en la Catedral, y en la que no pudo obviar referirse a la emergencia sanitaria dispuesta por el Gobierno a raíz de la pandemia de gripe A, y que entre otras cosas obligó a la Iglesia Católica a suspender la celebración de misas durante siete días, oficios que recién se retomaron este fin de semana. Vuelta a los templos Una carta pastoral que la Iglesia distribuyó el viernes a toda las parroquias de la diócesis de Paraná —que abarca los departamentos Diamante, Feliciano, La Paz, Nogoyá, Paraná, Villaguay, y los distritos Achiras, Banderas y Sauce de Luna del departamento Federal— anunció la vuelta de las celebraciones litúrgicas luego de que el Poder Ejecutivo dispusiera una “flexibilización” en las medidas de emergencia. Aunque el regreso de los fieles a los templos se hizo con algunas previsiones: ocupar el templo al 50 % de su capacidad, airearlos antes, durante y después de cada oficio, omitir el saludo de la paz y dar la comunión en la mano. “Dado lo extraordinario de la situación se mantiene hasta nuevo aviso la dispensa del precepto dominical para aquellas personas que consideren estar en una situación de riesgo tanto personal como para aquellos que los rodean”, dispuso la Curia. En su homilía en la Catedral, Maulión no obvió el tema, aunque hizo algunas consideraciones al respecto. “Hay muchas cosas que dañan y perjudican la salud, cosas que estamos viviendo y que no solamente se agotan en esta gripe, o en lo que fue antes el dengue. Hay muchas cosas que afectan nuestra vida, como a los que están con nosotros: el alcoholismo, la droga, la precocidad en ciertas conductas, la violencia, o la desaprensión con respecto al cuidado de la vida”, aseguró. Al tomar en cuenta las recomendaciones oficiales en torno a evitar la transmisión del virus de la gripe A, Maulión le dijo a los católicos: “Debemos comprometernos para servir, para vivir y ayudar a vivir, para cuidar siempre la vida de otro y la nuestra, evitando todo aquello que debilite”. Cómo cuidarse Maulión alentó a los fieles a adoptar las medidas de previsión que recomiendan las autoridades para evitar el contagio de la gripe A, pero además los instó a mantener ese camino de profilaxis en distintos aspectos de la vida diaria, “como parte de una conducta que nos tiene que alcanzar a todos, una conducta de evitar lo que pueda ser malo, no solamente para nosotros, sino también para otros”. “El riesgo del contagio no está solamente en otros: está en mí, que lo puedo transmitir, por eso las precauciones deben ser parte de nuestra vida diaria. Cuidar la vida, propiciarla, propiciar todo lo que sea para la vida, y evitar todo lo que dañe, no solamente el virus de gripe, sino evitar en nosotros y en los demás todo lo que haga daño”, indicó. “Hay muchas cosas que la dañan y la perjudican –planteó el arzobispo en su homilía—: las cosas que estamos viviendo no solamente se agotan en esta gripe, o en lo que fue antes el dengue. Hay muchas cosas que afectan nuestra vida, como a los que están con nosotros: el alcoholismo, la droga, la precocidad en ciertas conductas, la violencia, o la desaprensión con respecto al cuidado de la vida, hay muchas cosas en nuestra vida con las cuales nosotros no atendemos suficientemente ese bien fundamental de la otra persona que es su salud plena, total, corporal y también espiritual y social”. En ese orden de ideas, dijo que la enfermedad no solamente es un estado gripal, un cáncer o un problema en el organismo, sino también lo es “todo aquello que es debilitamiento, debilitamiento de la libertad, cuando uno está como juguete de pasiones, propias, debilitamiento de la convivencia, porque uno se vuelve despreocupado o violento, o divide”. “De tal manera –argumentó— que uno puede pensar que donde hay enfrentamiento, oposición, lucha, donde hay esta desconfianza, esta desunión, hay algo que no viene de Dios, que viene del maligno. Toda ignorancia, todo enfrentamiento es algo que no está bien, que hace mal, Jesús actúa contra esto, y contra uno de los instigadores de este mal, la mentira, el enfrentamiento, la división, que es el diablo”. (Fuente: El Diario)
Lo más visto
01
02
03
04
05
¿Que pensás sobre esto?
600
 caracteres restantes
Publicar comentarios en INFORME DIGITAL implica la aceptación plena de nuestro reglamento.
Comentarios
¡Tu comentario se ha enviado con éxito!
La aprobación del mismo dependerá de su aprobación por parte del moderador. Muchas gracias.
LIBERTAD PRODUCTORA
Santa Fe 322 Piso 8 Dto.A.
Paraná, Entre Ríos.
Tel: +54 343 4233381
info@informedigital.com.ar

Copyright 2002 INFORME DIGITAL | Todos los derechos reservados | Mediakit: Publicite con nosotros
info@informedigital.com.ar
Aplicabbs | Diseño: Kembo Dupla Creativa